31/3/15

El buen comportamiento no es la única manera de ganar créditos en un grupo.

SELBA Boletín Abril 2015

Los seres humanos nos adaptamos con relativa facilidad a las normas existentes en los grupos de los que formamos parte. La conformidad con las normas nos reporta más beneficios que desventajas.  y lo hacen tanto en positivo, entregando beneficios y recursos grupales a quien se adhiere claramente a las normas (más oportunidades para intervenir, buena comunicación con miembros de alto estatus, facilidad para acceder a posiciones de poder, etc.), como en negativo, castigando o sancionando a quien las incumple (señalamiento, exclusión, etc.).

Cuando entramos en un grupo nuevo, lo habitual es seguir las normas del grupo, al menos por un tiempo, antes de pensar en cambiarlas. Las personas que no siguen las normas de un grupo corren el riesgo de ser etiquetadas de ‘inconformistas’, ‘desviadas’ o ‘inadaptadas’. La tolerancia del grupo a este tipo de comportamientos depende no obstante de quién se trata. No todos los miembros de un grupo reciben el mismo tratamiento cuando violan las normas. En algunos casos, las personas pueden hacerse con una ‘reserva’ de buen comportamiento al actuar consistentemente de acuerdo con las normas. Esta reserva se convierte en ‘créditos', que pueden utilizar después para incumplir normas sin penalización.

Una persona que continuamente se expresa a gritos y con insultos en un grupo que tiene por norma hablar suave y con respeto no tiene ningún crédito dentro del grupo y será duramente criticada y marginada, mientras que una persona que siempre se expresa según la norma habrá acumulado suficientes créditos para un día poder romper su habitual calma sin perder por ello el apoyo del grupo. El buen comportamiento no es la única manera de ganar créditos en un grupo.

Algunas personas, como los líderes y los miembros de mayor estatus dentro de un grupo, parten con más créditos que el resto de miembros y obtienen también más créditos por su comportamiento conforme a las normas (sin que esto les resulte especialmente difícil, pues su influencia en la construcción de las normas es mayor). Esto les permite saltarse las normas tan a menudo que puede llegar a parecer que están al margen de ellas. Sin embargo, no es así. Por muy tolerante que sea un grupo con el comportamiento ‘desviado’ de sus líderes, tarde o temprano se agota el crédito, pudiéndose encontrar con el rechazo y la pérdida de estatus si su comportamiento no cambia. 

BOLETIN SELBA ABRIL

30/3/15

Ciertamente no sabía que existieran tantas cosas que no necesito para nada

DIEZ CITAS ANTICONSUMISTAS PARA SALVAR TU ALMA

A pesar de la que está cayendo, mucha gente se resiste a cambiar sus hábitos consumistas. Como prueba de esto, no tenéis más que visitar un centro comercial un sábado por la tarde… ¡¡están a reventar!! Ciertamente, muchas personas han visto reducirse de forma significativa su poder adquisitivo, pero eso no impide acudir al gran escaparate comercial y ejercer como frustrados consumidores empobrecidos. Bonito panorama…
Así que vamos con diez potentes citas anticonsumistas, con el objetivo declarado de ayudarnos a reconocer el problema y salvar nuestras pobres “almas”
1) El derecho al derroche, privilegio de pocos, dice ser la libertad de todos (Galeano)
2) El instrumento es la plata con la que estás comprando; pero en realidad estás comprando con el tiempo de tu vida que tuviste que gastar para tener esa plata. Quiere decir que cuando gastas, en el fondo lo que estás gastando es tiempo de vida que se te fue (José “Pepe” Mujica)
3) Ciertamente no sabía que existieran tantas cosas que no necesito para nada (Sócrates)
4) Si yo soy lo que tengo, y si lo que tengo se pierde, entonces ¿quién soy? (Erich Fromm)

27/3/15

El Tribunal Supremo considera que las compañías eléctricas han tenido, durante años, suficientes privilegios

EL CUENTO DE HADAS DEL DEFENSOR DEL PUEBLO:Un cosmético de adorno democrático
Las instituciones en España no funcionan. Si no funcionan las instituciones del Estado no funciona la democracia y en ésta cadena de despropósitos vivimos bajo un desgobierno propiciado por los partidos políticos dominados por sus cúpulas y éstas, rendidas a los pies de la oligarquía que es la que recoge los frutos que la plebe les proporciona como si estuviéramos todavía en plena época feudal. El Consejo de Estado, el Tribunal de Cuentas, el Consejo General del Poder Judicial, el Defensor del Pueblo, y el etcétera etcétera son un cosmético que adorna un sistema democrático de cuento de hadas. Todo funciona a pedir de boca y somos felices, pero vivimos en un huevo de Pascua: decorado por fuera y vacío por dentro.

Los seguidores del blog tienen constancia de esta decoración por los artículos publicados, entre ellos están los dedicados al Defensor del Pueblo; una vez que nos hemos empecinado que nos defienda del ataque inmisericorde de las compañías eléctricas que han enloquecido de avaricia. La pobreza energética va más allá de las capas sociales más desfavorecidas y ha transcendido a la inmensa “clase media”. No vale la pena repetir la cabronada que la oligarquía eléctrica nos aplica. Las compañías del monopolio ni tan siquiera son españolas, por lo que les importa un huevo el cabreo generalizado de sus atrapados consumidores.

El 28 de diciembre pasado (día de los Santos Inocentes) le remitimos una carta denunciando la inconstitucionalidad de que se carguen impuestos, más allá del IVA, en la factura de la luz. En enero, febrero y ésta de marzo completan la denuncia que le llega a nuestro Defensor acompañada de más de cinco mil firmas. Ni tan siquiera de la remitida con fecha diciembre hemos recibido la confirmación de que la denuncia ha sido registrada. Tampoco es de extrañar que se pasen tres meses en darse por enterados cuando una de las más de 23.000 quejas que se reciben en la oficina del Defensor del Pueblo golpea en el epicentro de sus atribuciones y compromete a quienes les nombran. Veamos primero quien compone la jefatura de esa santa casa y como son elegidos.

26/3/15

Todo un espacio de transformación social alrededor de la bicicleta

EL CLUB SOCIAL DE LA 'BICI'
Primero nacieron en los movimientos sociales ciclistas, luego formaron una asociación hasta que sus trabajos para fomentar el uso de la bicicleta les permitió constituir la cooperativa que siempre habían pensado y crear un espacio en el centro de Zaragoza que colocara al vehículo de dos ruedas como una herramienta central de transformación social. Así nació  La Ciclería, un proyecto cultural en torno a la bicicleta donde ofrecen desde talleres de aprendizaje para adultos, de autorreparación hasta guardabicis, lavadero, charlas informativas o cursos para circular por la ciudad.
“Por un lado somos ciclistas urbanos, deportivos, de alforja y por otro queremos difundir el uso de la bici y que pedalee cada vez más gente”, afirma Arturo Sancho, uno de los cinco socios trabajadores que forman la cooperativa Cala y Pedal. Hace diez años comenzaron a trabajar juntos para empezar a crear su proyecto de autoempleo elaborando unidades didácticas en colegios para alumnos de 5º y 6º de Primaria alrededor del vehículo de dos ruedas. “Con la excusa de la bicicleta enseñábamos Matemáticas, Conocimiento del Medio, Música o Educación Física”, explica el cooperativista, quien señala que una rueda podía ser la herramienta perfecta para enseñar a los chavales Geometría.  La Bicicleta en la Escuela  es un programa que mantienen ahora en marcha pero enfocado a enseñar a los alumnos cómo moverse en bicicleta por la ciudad.
También comenzaron a ver qué se estaba haciendo en otras ciudades y de Barcelona se trajeron los cursos de aprendizaje para adultos dedicados a las personas que nunca pudieron aprender en su infancia a montar en bicicletaLa Biciescuela para adultos cumple ahora 10 años y en esta década más de 1.000 personas han aprendido a pedalear por primera vez. 

25/3/15

Plataformas digitales que ponen en contacto a unos ciudadanos con otros. "Ponen en valor lo que tienen o lo que saben"

ECONOMIA COLABORATIVA: Poder (económico) para el ciudadano
·    Cerca de 35 empresas de economía colaborativa multinacionales, españolas y andaluzas se alían para fortalecer un sector que mueve 2.580 millones de euros.

·    Empresas como Blablacar o Airbnb se reúnen por primera vez en Sevilla para difundir las oportunidades de un negocio basado en poner en contacto a ciudadanos con otros ciudadanos.

·    Vicente Fernández, secretario general de Innovación andaluz, afirma que "se favorece la redistribución de la renta y genera una economía más participativa".

Te levantas un día cualquiera para ir al trabajo. En la puerta te espera tu contacto de Blablacar para ir en coche a Málaga, donde tienes una reunión importante. Compartís los gastos de combustible. Durante el trayecto, tu hija te llama a través de Skype para decirte que ya está instalada en su nuevo piso de estudiantes en un flamante barrio de Berlín. Lo ha encontrado a través de Eurasmus y podréis ir a visitarla en un mes y alojaros en un "monísimo apartamento" con vistas al canal. Os lo ha encontrado mediante Airbnb. A tu regreso de Málaga, recuerdas que necesitáis ropa de abrigo para el viaje a la capital alemana. Pones a la venta varias prendas que ya no usas a través de Chicfy y allí mismo encuentras la chaqueta perfecta contra el largo invierno berlinés. Te han bastado tus pulgares y tus índices para gestionar un día de tu vida.
No es el futuro, sino el presente. Como le subraya a este diario José Luis Zimmermann, director general de la Asociación Española de Economía Digital, "esta economía ya está aquí y el siguiente paso es que sean empresas españolas en vez de multinacionales".

24/3/15

De lo que se trata es de colaborar, no de competir

LA RED SOCIAL DE LOS 'COWORKING'

Por qué trabajar cada uno por su lado si haciéndolo juntos la experiencia de los otros puede enriquecer un proyecto y hacer que surjan otros muchos nuevos. Lo que es la base de los espacios de trabajo compartido, más conocidos como coworkings, se ha convertido también en el principio motor de  Coworking Malasaña, una suerte de red social que impulsaron cuatro espacios situados en el céntrico barrio madrileño para precisamente “explorar nuevas vías de colaboración y trabajo en red”, como señalan en su manifiesto fundacional. Un año después ya son ocho los espacio que comparten saberes, experiencias y proyectos.
Quisimos trasladar el espíritu de los coworking al trabajo conjunto de todos”, explica Laura Cañete, fundadora del espacio  Espíritu 23, uno de los impulsores junto a  El Patio Dcollab y La Manual. Los gestores de cada uno de los espacios comenzaron a hablar de por qué no se conocían entre todos un poco más, qué era lo qué hacían los otros, quiénes trabajaban y cómo eran los que estaban a la vuelta de la esquina y cómo eran las experiencias de los veteranos, de las que los más nuevos podían aprender.
Así comenzaron sus visitas guiadas para conocer a sus vecinos de barrio y de trabajo. “Cada gestor hacía de anfitrión de su espacio y nos iba contando quiénes eran los coworkers, las actividades que mejor les habían funcionado o cuáles les fallaban”, señala Cañete, quien subraya que es una forma de recorrer un camino nuevo de otra manera. “Si te dicen antes de empezar que ya han probado algo y que no ha resultado, pues ese tiempo y esfuerzo que empleas en otro proyecto”, indica. Los últimos coworking en incorporarse a esta especie de unión de espacios han sido  La Fábrica de Cajas Cool Inquieto,  La Industrial Espacio 44, y entre todos suman más de 100 coworkers.

23/3/15

¡¿Con el dinero de nuestros impuestos se salva a instituciones bancarias y éstas niegan a la misma ciudadanía su derecho a poder reestructurar su deuda de una forma digna?!

EL BODRIO DE LA SEGUNDA OPORTUNIDAD DEL PP

El bodrio de la Segunda Oportunidad del PP es maquillaje electoral y favorece a los bancos (2)

No podemos continuar tal como vamos. Las mentiras del gobierno son de tal magnitud que los hace cómplices de los bancos al adjudicarles el sagrado derecho de extender una deuda de por vida. La oligarquía bancaria tiene toda, lo que se dice toda, la legislación a su favor a base de sobornar a nuestros representantes políticos. En el post anterior se puso en evidencia como nuestros vecinos de Unión Europea (UE) tienen legislada una salida para aquellos que de buena fe han caído en el sobreendeudamiento

Spain is different, un tópico que se hace realidad, sólo Grecia, y Bulgaria junto con España no disponen de una ley de Segunda Oportunidad. Ahora, cuando los del bipartidismo que se han pasado el porrón de mano en mano a las ordenes de sus amos y ven peligrar la poltrona se acuerdan que somos el culo de Europa y el gobierno se dispone a maquillar la situación anunciando una ley de Segunda Oportunidad que como propaganda electoral puede engañar a los tontos del país (si lo hacen es porque hay muchos analfabetos que no se enteran que los están embaucando).

¿Existe una segunda oportunidad para aquellos que la policía, armadas como antidisturbios, los sacan a empujones de sus casas con el beneplácito del gobierno? El sistema, la justicia y la madre que los parió lo permiten. ¿Hay alguien que se pregunte si el maldito banco es dueño del préstamo hipotecario que reclama? ¿Hay alguien? Este último alguien va dirigido a la población en general, ya que no me explico que una información de ésta índole publicada en este humilde blog con miles de visitas diarias, la respuesta sea a cuentagotas. ¿Hay alguien? ¿Dónde están los hipotecados que han recibido “el tocho” del juzgado? ¿Dónde están los hipotecados que les han comunicado la fecha del desahucio? En el último trimestre del año pasado 21.178 familias perdieron su casa por no poder hacer frente a su hipoteca. Son muchos más que el trimestre anterior y más que en el mismo periodo del año pasado. Las cifras no mienten, las facilita el Consejo General del Poder Judicial. Los desahucios van a más.

20/3/15

Tendemos a salir de nuestra zona de comodidad cuando nuestro nivel de insatisfacción es mayor a nuestro miedo al cambio.

HOMENAJE A LOS ESCÉPTICOS

Ni creer ciegamente, ni oponerse a lo nuevo y desconocido por sistema.

Para evolucionar es necesario verificar y contrastar la información con nuestra experiencia

Por más que te explique a qué sabe el fruto de los baobabs, no lo sabrás hasta que lo pruebes por ti mismo. 

El sistema sobre el que se asienta nuestra existencia padece en la actualidad una profunda“crisis institucional”. La oleada de escándalos y corrupción ha provocado un sentimiento de frustración e impotencia generalizado. La gente se siente engañada y estafada. Está muy harta de escuchar tantas mentiras. De ahí que cada vez más ciudadanos estén dejando de creer en las organizaciones establecidas.

En medio de este turbulento escenario social, político y económico están surgiendo nuevos mensajes y consignas para afrontar con una nueva actitud los cambios que se avecinan. En el ámbito del crecimiento personal, por ejemplo, palabras como coaching o emprendedor aparecen por todas partes. Se han puesto de moda. Tanto que empiezan a cansar a muchos. Y no es para menos. Parece como si hoy todo el mundo estuviera llamado a ser coach. O que la panacea sea abordar un proyecto o un negocio por su cuenta.

Tanto el coaching como la fiebre por crear negocios propios son dos burbujas laborales. Y como tales, tarde o temprano reventarán. Estudiar un oficio no implica que seamos válidos para ejercerlo competentemente. El talento no puede comprarse. Tan solo puede desarrollarse. Principalmente porque viene de serie. No importa lo buenas que sean nuestras intenciones o lo mucho que lo deseemos: el paso del tiempo revela la verdad en forma de resultados emocionales y económicos. Y estos ponen de manifiesto el grado de sabiduría o ignorancia desde donde tomamos nuestras decisiones.
Sea como fuere, palabras como las que hemos señalado anteriormente muestran una nueva tendencia social y laboral imparable. Para verla se ha de leer entre líneas. Están indicando, por un lado, que cada vez más personas están llegando a una saturación de sufrimiento. No en vano, los seres humanos tendemos a salir de nuestra zona de comodidad cuando nuestro nivel de insatisfacción es mayor a nuestro miedo al cambio.

19/3/15

La Comisión Europea está asustada ya. Tenemos que conseguir que lo esté más

SUSAN GEORGE: "ANTES PEDÍAMOS QUE EEUU SE FUERA DE VIETNAM; ERA MÁS FÁCIL QUE EXPLICAR EL TTIP"
Entrevista a la filósofa y politóloga Susan George, que presenta el libro: Los usurpadores. Cómo las empresas transnacionales toman el poder

Susan George vuelve a la carga en su denuncia contra una globalización que beneficia a un grupo selecto de empresas y ciudadanos. Es lo que esta filósofa y politóloga llama Los usurpadores, título de su último libro, que acaba de publicar en castellano Icaria Editorial, y que lleva por subtítulo Cómo las empresas transnacionales toman el poder. Ha superado los 80 años pero sigue firme en el activismo que le ha llevado a presidir el Comité de Planificación del Transnational Institute de Amsterdam o a ser vicepresidenta de ATTAC Francia, entidades que reclaman un sistema financiero más justo.
Los usurpadores llega tras el éxito de las dos ediciones de El informe Lugano (2001 y 2012) y Sus crisis, nuestras soluciones (2010). El gran objetivo por el que lucha ahora es que no se apruebe el Tratado Transatlántico de Libre Comercio e Inversión (TTIP) que negocian la Unión Europea y los Estados Unidos. A su entender, sería un nuevo triunfo de los lobbies empresariales que pretenden mover los hilos de la política saltándose los principios democráticos y los intereses de la mayoría.
¿Quiénes son estos usurpadores de los que habla en su libro?
Son corporaciones transnacionales, muy grandes, y quienes las ayudan, que son las compañías y las personas que les hacen de lobistas. Confluyen en entidades como la Mesa Redonda Europea de Industriales, que agrupa a la mitad de los presidentes de las mayores empresas industriales y negocian con los estados siempre que quieren. Hay organizaciones similares en todas partes, trabajando para un sector o para varios sectores al mismo tiempo. Si vas a Bruselas, puedes hacer un tour por todos los lobbies que hay, especializados por sectores o clientes.

18/3/15

Un procedimiento que regule la insolvencia de los particulares

LA SEGUNDA OPORTUNIDAD

La Segunda Oportunidad legislada en Europa es en favor de los ciudadanos (1)

Los españoles estamos apañados barrunta tormenta. Como casi siempre y en casi en todo estamos a la cola de los países de la Unión Europea, (UE) que van bien. La mágica solución para equipararnos son menos salarios y más precariedad en todo: que suban los impuestos y que bajen las prestaciones sociales. La decisión política que nos llega de la UE es aceptada sin rechistar por los del bipartidismo, que les importa un huevo la población, lo que les preocupa es responder con presteza a la voz de su amo: la oligarquía.

La banca desde siempre ha comido aparte en el franquismo y continuó así en el simulacro de transición democrática, hasta ostentar el mando del país. Poco han importado que los gobiernos sean de derecha, izquierda o centro. Ver: El clan de la Dehesilla  
Nos hemos distanciado tanto de nuestros vecinos que se hace necesario ver lo que ocurre cuando la insolvencia de los particulares se pone de manifiesto. 

Atención al dato: solo España, Grecia y Bulgaria no regulan la insolvencia de los ciudadanos en sus legislaciones y ha tenido que ser el demonio del Fondo Monetario Internacional (FMI) quien recomendó, hace un año, al gobierno español para “reestructurar la deuda de consumidores insolventes”. 

Hasta entonces, a pesar de la escabechina de desahucios y embargos que asolan a la población, no se oía hablar de una “segunda oportunidad”, dirigida a aliviar la deuda de familias. Ha tenido que ser en el acto propagandístico del Debate sobre el Estado de la Nación donde el presidente (por poco tiempo) Mariano Rajoy nos anuncia como una buena nueva lo que ya lleva años de retraso de una ley de segunda oportunidad para las familias sobreendeudadas. 

17/3/15

El mejor resultado posible para el grupo es que todos contribuyan

LAS COMUNIDADES MÁS COOPERATIVAS EMERGEN EN REDES SOCIALES TRANSPARENTES

El 'dilema del prisionero' es un problema
de la teoría de juegos que muestra que
dos personas pueden no cooperar
incluso si ello va en contra
del interés de ambas.

Las personas se implican más en el bien común si conocen la buena reputación de otros miembros de su propia red

La transparencia de la reputación y de las conexiones sociales de los miembros de una comunidad hace que aquellos que la forman colaboren más por el bien común, ha revelado un experimento sobre redes sociales realizado por investigadores de la Universidad de Cambridge y la de Oxford.

En la sociedad, la gente permanece unida por un conjunto de conexiones, las llamadas "redes sociales". La cooperación en estas redes resulta fundamental, pues garantiza la prosperidad de las sociedades. Pero, ¿qué nos impulsa a cooperar con otros? 

Un equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) ha tratado de averiguarlo. Para ello, ha llevado a cabo un  experimentos online en los que se exploró cómo dos aspectos de lo que conocemos de otros tienen un efecto de cooperación en nuestra toma de decisiones: lo que sabemos de su reputación y lo que sabemos de sus conexiones sociales. 

El efecto de la transparencia 

En la mayoría de los contextos sociales, el conocimiento acerca de la reputación de los demás - lo que sabemos acerca de sus acciones anteriores - se limita a aquellos que tienen relaciones inmediatas con amigos, vecinos o, en general, con nuestros conocidos. 

Pero el nuevo estudio muestra que si la reputación de todos los miembros de una red es completamente transparente -de conocimiento común y visible para todos- el nivel de cooperación, en lugar de limitarse a las personas directamente interconectadas, prácticamente se duplica. 

Por otro lado, la red también se vuelve más densa y más agrupada (por lo que sus conexiones tienden a estar a su vez conectadas entre sí). 

16/3/15

Los cambios de gran calado para avanzar hacia un decrecimiento justo solo podrán ser impulsados por la autoorganización social

POLÍTICAS MUNICIPALES DECRECENTISTAS

El decrecimiento se podría resumir como el movimiento tendente a acoplar la actividad de las sociedades a los recursos disponibles en un determinado territorio de manera que las necesidades humanas estén cubiertas de forma universal y sostenible en el tiempo.

En el contexto español, el decrecimiento significa, al menos, dos cosas: reducción del consumo de materia y energía, y redistribución de la riqueza. El primero de los factores ya está ocurriendo parcialmente (es especialmente patente el descenso del consumo de petróleo). Y el consumo se reducirá aún más como consecuencia del colapso del capitalismo global que está sucediendo y que será especialmente duro en nuestro contexto [1]. Sin embargo, esta reducción no puede calificarse de decrecimiento justo. Por una parte no se está realizando con una reordenación del modelo de producción y consumo. Menos aún se está cambiando el sistema económico, por lo que la degradación ambiental está aumentando en lugar de disminuir. Se actúa como si estuviésemos todavía en un “mundo vacío”, cuando nuestro entorno está “saturado”. Este descenso del consumo dista mucho de ir por buen camino por un segundo factor: en lugar de avanzar hacia sociedades más igualitarias, está agravando las brechas de desigualdad.
Acoplar el metabolismo humano a los condicionantes biofísicos del entorno pasa por reducir el consumo de materia y energía, lo que requiere medidas que, además de disminuir la extracción de recursos bióticos y abióticos, maximice la reutilización y el reciclaje, centre la economía en lo local, y obtenga la energía de fuentes solares. También implica ensanchar el espacio de fuentes disponibles a largo plazo mediante una economía basada en biocompuestos, más que en la minería. Además, requiere superar el “mundo saturado”, recuperando una biosfera que vuelva a permitir tener margen de error a las sociedades dejando territorios no humanizados, que deshaga el camino andado en el Antropoceno hacia una era en la que el conjunto del planeta no esté fuertemente condicionado por el ser humano.

13/3/15

Tiene que llegar un día que los responsables paguen por tanta atrocidad, al menos en votos.

CERTIFICADO DE POBRE PARA ACCEDER A AYUDAS SOCIALES

En la España de la recuperación del PP -ejemplo para el mundo y constelaciones estelares- la pobreza está llegando a límites que desbordan las previsiones. En ReaccionaDos citamos que el año de gracia de 2011 acabó con una tasa de pobreza infantil del 17% y ahora la gestión del equipo de Rajoy ha logrado otro de sus récords: la tiene en el 33%. No se ven, pero tienen carencias serias. Y muchos adultos también.

¿Qué hacer? El gobierno va a exigir un informe de los servicios sociales que acredite que la familia es realmente pobre para que pueda acceder a las ayudas de la UE, como una bolsa de comida. No estamos hablando de un ático en Marbella. El ministro Alfonso Alonso, nuevo titular de Sanidad, Igualdad y Asuntos Sociales, argumenta que es un criterio impuesto por Europa para que la ayuda llegue a quien realmente la necesita. Con eso de intentar hacerse con un kilo de garbanzos hay muchos abusos, al parecer.

No cabe dudar de las palabras de un componente de un partido tan honesto como el PP, pero es que cuando en Marsella (Francia) hace unos meses el gobierno local ultraderechista se le ocurrió marcar a los sin techo, se armó un lío considerable. Claro que igual la UE no facilitaba un jergón plegable para dormir y no exigía contrapartidas. El Frente Nacional francés cosechó grandes éxitos en las municipales y en las europeas y Marsella viró drásticamente de la izquierda a derecha y ultraderecha. Y empezó a marcar a ciudadanos “sin techo” con un triángulo que mostrara su condición. Como hiciera con los judíos el nazismo. Como hizo la admirada Reina Católica Isabel con los mismos (puede que la piadosa mujer fuera hasta la inventora). Tras señalar a centenar y medio de seres humanos pobres, las protestas de muchos marselleses lo pararon.

12/3/15

El propietario de la tierra y el hortelano pueden compartir la cosecha al 50%

LAS HUERTAS COLABORATIVAS

“Tú cultivas, yo te dejo la tierra” es la premisa sobre la que nació Huertos Compartidos, una web que pone en contacto a personas que quieren cultivar un terreno con propietarios que los ceden a cambio de una parte de la cosecha. Tres años después de su puesta en marcha el portal tiene registrados más de 4.000 usuarios y ofrece otras modalidades como los huertos tutelados, de auto empleo o solidarios con el objetivo común de promover una agricultura ecológica en espacios abandonados e impulsar la cultura colaborativa.

Reforesta, una ONG que lleva más de 20 años trabajando por la conservación y recuperación del medio ambiente, fue la impulsora del proyecto. El modelo era una iniciativa muy parecida surgida en Reino Unido,  Landshare , que acumula en todo el país cerca de 75.000 usuarios. “En España había algunas referencias de bancos públicos de tierras pero nada parecido al proyecto inglés”, señala Santiago Cuerda, coordinador de Huertos Compartidos, quien explica que el objetivo principal era generar una red amplia de intercambio y apoyarse en el trueque y la colaboración.

La cesión de los terrenos es gratuita , por un año año, y puede ir renovándose anualmente en función del acuerdo entre propietario y hortelano. El propietario paga el agua y la persona que cultiva los terrenos se hace cargo de todo lo demás, desde la instalación a las herramientas. La cosecha se comparte al 50% o al acuerdo que lleguen entre los dos. “Hay propietarios que quieren menos, o incluso quienes no quieren nada y simplemente buscan que sus terrenos no estén abandonados”, indica Cuerda. La única condición es que el cultivo sea ecológico.

11/3/15

No se trata de que no compres nada; se trata de que no tengas que comprarlo todo

VIVIR MEJOR CON MENOS

Descubre las ventajas de la nueva economía colaborativa

Una gran mayoría de ciudadanos es cada día más consciente de que el modelo económico actual hace aguas; consecuentemente, buscan y proponen fórmulas alternativas basadas en la economía colaborativa.
Este libro expone por qué consumir más no equivale necesariamente a vivir mejor, y plantea un nuevo modelo en el que el consumo se entiende como un medio para el bienestar, y no como un fin en sí mismo.
Se analizan las ventajas y alternativas de la nueva economía colaborativa en sectores como la movilidad, el turismo y las finanzas, entre otros; y vislumbra los profundos cambios que este nuevo modelo económico puede aportar a nuestra sociedad. 

Hecho posible gracias a LOGO OUISHARE Libro

Descarga el primer capítulo gratis .pdf aquí

VIVIR MEJOR CON MENOS - Albert Cañigueral
Capítulo y medio gratuito de muestra
Más información sobre el libro en http://www.consumocolaborativo.com/libro  

ÍNDICE

1. ¿Cuántas cosas poseemos?
Mi viaje en primera persona
Lo pequeño es hermoso: la economía como si la gente importara
El capitalismo hiperconsumista como fuente de desigualdades
Vivir mejor con menos, ¿de verdad?

10/3/15

Su propósito es debilitar al mundo del trabajo y eliminar la protección que la ciudadanía ha venido adquiriendo históricamente

¿POR QUÉ APARECE AHORA EL ACUERDO DE LIBRE COMERCIO ENTRE EEUU Y LA UE?
Hoy, como consecuencia de las políticas de austeridad promovidas durante todos estos años de la Gran Recesión por parte de las instituciones europeas (influenciadas todas ellas por el gobierno de la canciller Merkel en Alemania, así como por el Fondo Monetario Internacional), la Eurozona está en una situación más que preocupante. Está en medio de una deflación (consecuencia también de las políticas de austeridad), habiendo alcanzado un desempleo del 12%, cifra muy elevada para la mayoría de países de la UE-15 (el grupo de países más ricos de la UE).
Frente a esta situación de recesión hay dos posibles soluciones. Una sería revertir las políticas de austeridad, iniciando unas políticas de estímulo económico y crecimiento de la demanda doméstica (mediante el incremento de los salarios y del gasto público). Esta alternativa, que sería la más lógica y razonable (y que beneficiaría más al bienestar de las clases populares), cuenta con la clara y contundente oposición el gobierno alemán, presidido por la canciller Merkel. 
En realidad, desde que se iniciaron las políticas de austeridad con la aplicación de la famosa Agenda 2010, diseñada y aprobada por el gobierno del canciller alemán Schröder (que para más inri era dirigente de un gobierno socialdemócrata), las políticas encaminadas a estimular la demanda doméstica fueron claramente marginadas en la UE. 
En su lugar se promovió estimular la economía a través de las exportaciones. Este ha sido el pensamiento dominante en el establishment financiero a los dos lados del Atlántico Norte, y debido a su desmesurada influencia, en las instituciones políticas. Según este pensamiento, el aumento de las exportaciones será lo que recuperará la economía. Y es así como aparece el Tratado de Libre Comercio entre EEUU y la UE. 

9/3/15

Somos nosotros, los ciudadanos organizados de forma cooperativa, los que controlamos nuestra energía

SIGUE LA ESTAFA ELÉCTRICA

Las empresas eléctricas tienen perfectamente asumido que el futuro será 100% renovable y conocen las grandes posibilidades de negocio que se presentan con el desarrollo del coche eléctrico pero eso no les basta. Lo quieren todo: por un lado, exprimir al máximo las nucleares además de rentabilizar sus descabelladas inversiones en centrales de gas, y por otro, evitar a toda costa que el pequeño consumidor, de donde extraen la mayor parte de los beneficios, pueda escapar de su control.

Por eso, aprovechando el estado de shock ciudadano que desde el inicio de la crisis  ha permitido plantear todo tipo de reformas  impopulares, mantienen un frente lobbista que utiliza como punta de lanza al Ministerio de Industria, con cuatro objetivos simultáneos:

1. Eliminar el hasta ahora pujante sector fotovoltaico de propiedad distribuida
2. Acelerar el desarrollo de infraestructuras para la interconexión europea
3. Prolongar la vida de las nucleares y asegurar el cobro por centrales de gas
4. Asegurar un mercado de pequeños consumidores esclavizado a las eléctricas.

No hay duda de que el futuro será renovable. El problema para las eléctricas es que determinadas tecnologías se adaptan muy bien a la producción para autoconsumo lo que, de extenderse, les privaría de su mejor presa: el pequeño consumidor. Por eso es esencial para ellas mantener tanto como les sea posible el modelo de grandes instalaciones de las que sean gestoras y propietarias para suministrar energía a escala europea, impidiendo al mismo tiempo que nadie pueda producir su propia energía.

Por diversas circunstancias que no se han dado en el caso de otras renovables, la fotovoltaica en España se ha desarrollado en gran parte en forma de huertos solares cuya característica esencial es que la propiedad está muy distribuida.  La propiedad, y no el coste de las primas, es la razón por la que se ha intentado frenar su crecimiento a toda costa. Por eso se han adoptado una serie de medidas para limitar la producción y empeorar la amortización hasta hacerla imposible. De esta manera se obliga a los pequeños propietarios a vender a un banco malo que tendría por fin volver a concentrar la propiedad en las eléctricas.

6/3/15

No puede ser que los bancos sean lo primero, antes que el hambre de los niños, la pensión de los viejos o la salud de la gente

NO SE TRATA DE GRECIA, SE TRATA DE TODOS NOSOTROS

Antes de nada: Si la Unión Europea ha de ser salvada de las garras de esa jauría de neoliberales que sientan sus culos en Bruselas, los tratados europeos han de ser reformulados para que jamás sea posible lo que estamos viendo ante nuestros ojos: que se tire por la borda el Estado Social sin que nadie sea responsable por ello.

Es necesario constitucionalizar el Estado de Bienestar, impedir que la globalización y la innovación tecnológica cuestionen su núcleo, introducir límites bien definidos a la destrucción de derechos y a los procesos de privatización. Tiene que haber recursos legales para que implementar ciertas políticas sea castigado no sólo por las urnas. Tal y como los comunistas estaban prohibidos en la antigua República Federal Alemana sin que nadie se rasgara las vestiduras, también el extremismo neoliberal, hoy con asiento en el BCE y otras instituciones europeas debe ser perseguido sin paños calientes.
No es un punto de vista descabellado. Al fin y al cabo la ortodoxia neoliberal ha hecho un uso torticero de los Tratados europeos para darle forma legal, obligatoria, a su muy peculiar punto de vista. Una y otra vez esa ortodoxia ha puesto en práctica la Ley del Embudo. No se han parado en barras. Han puesto en obra todos los recursos disponibles y han estado a punto de eliminar de la escena las visiones alternativas del mundo.
La asunción por España de la absoluta prioridad de pagar la deuda pública es un pequeño ejemplo, si se quiere menor. Peor fue el artículo 104 del Tratado de Maastricht, el que consagró, nos recuerda Juan Torres, la absurda prohibición de que los Bancos centrales financiaran a los gobiernos. El artículo 135 de la Constitución española se ha inscrito por ovejunos legisladores en el corazón moral de España por chantaje de Merkel. Pero el caso es que ese artículo prohíbe buena parte de la historia europea del siglo XX, prohíbe a Keynes y prohíbe la moderada política propia de la socialdemocracia. Lanza el mensaje de que sólo es buen europeo el que comulga copiosamente las obleas del mercado.

5/3/15

Los impuestos cargados en la factura de la electricidad son inconstitucionales.

EL DEFENSOR DEL PUEBLO: Una institución al servicio del monopolio  eléctrico

La reacción de la sociedad española frente a lo que acontece merece un detenido examen. No sirven los tratados sociológicos, ni las explicaciones interesadas de medios de comunicación arruinados por no hacer bien su trabajo e interesados en contar cuentos chinos a la voz de su amo, ni la de afamados tertulianos que están ahí para representar un papel como representa un actor en una obra teatral. Unos y otros, procuran por su interés en apaciguar a las masas por el método de meterles el miedo en el cuerpo de lo que puede venir. Más vale pájaro en mano que ciento volando, este viejo refrán los guardianes del reino lo reconvierten el atractivos eslóganes y aderezan con suculentas promesas embellecidas de las más grandes mentiras. Sirva de ejemplo la promesa difundida urbe et orbe por González Pons en la campaña de las elecciones generales de 2011: “vamos a crear 3.500.000 de puestos de trabajo” Ahora, casi acabada la legislatura, en lugar de crear se han "descreado" puestos de trabajo. 

No obstante, Pinocho Rajoy, en el debate del estado de la nación, se atreve a adornar su discurso con la promesa de 3.000.000 de puestos de trabajo para que los infelices vuelvan a picar el anzuelo. ¿Y la promesa de la campaña de 2011? El descrédito de la política está más que justificado. A los actuales partidos políticos ya nadie se los cree, tan solo hay que ver lo que ocurre con la formación que brota de forma súbita y que las encuestas apuntan en convertirse en alternativa de poder. El ataque a Podemos es espectacular, no voy a entrar en detalles pero la acusación, que supera el insulto, es que son populistas. Vamos a ver, la raíz de populista vendrá de popular y el PP es el Partido Popular. La letra O del PSOE proviene de obrero ¿Es digno de un partido obrero modificar la Constitución en el sentido que antes de las necesidades básicas de la población se debe de atender el pago de la deuda pública y los intereses? Sin el apoyo del partido de los obreros los populistas del PP no tenían la hegemonía de modificar la Constitución. Creo que es el único país del mundo que ha introducido ese privilegio a favor de los bancos acreedores. ¡Viva España!

4/3/15

El peligro no reside en las estrellas, sino en nosotros mismos.

¿QUÉ ES EL COLAPSO?

El “colapso” se define como la rápida transformación a un grado de menor complejidad, que implica generalmente una significativa menor cantidad de energía. Las sociedades se “colapsan” cuando se hacen demasiado complejas para la energía base (de la que disponen). Por ello, el colapso del capitalismo es inevitable, debido a que el capitalismo tiene que crecer para sobrevivir; tiene que hacerse más y más complejo y consumir más y más energía.

Pero un “colapso planificado” –una simplificación planificada- no sólo mitigaría en gran parte el sufrimiento humano, sino que podría conducir a una nueva era dorada de ocio, música, artes y oficios; una sociedad más simple, más humana, más espiritual. Es más que obvio que el Sr. Cabeza de Patata no tiene respuestas, por lo que tenemos que ver el “colapso planificado”, como un problema de “ingeniería de sistemas”, no como un problema económico (es decir que simplemente “ajuste los precios”).

Durante un siglo, los teóricos han estado buscando formas de integrar la contabilidad económica y ambiental, utilizando frecuentemente la energía como una medida común. Pero estos esfuerzos han tenido un éxito limitado porque los diferentes tipos de energía disponible no son equivalentes. La medida de “eMergía” nos permite comparar los bienes de consumo, los servicios y el trabajo ambiental de diferentes tipos. La “transformidad” – la eMergía por unidad de energía -, nos permite comparar los diferentes tipos de energía disponible.

3/3/15

Esta transformación requiere de un proyecto de decrecimiento. Una economía como medio para la vida humana y no como fin.

LA CRISIS DEL CRECIMIENTO ECONÓMICO
El consumo como motor del crecimiento económico

Vivimos en una sociedad de crecimiento cuya lógica no es crecer para satisfacer las necesidades de las personas, sino crecer en una producción sin límites para la acumulación de un grupo reducido de personas (crecer al servicio de las clases dominantes); y para ello el proceso de producción y consumo debe crecer sin límites.

El crecimiento es el mantra (el solucionador mágico de problemas) que se invoca desde todo tipo de instituciones y organizaciones en nuestra sociedad. Se nos dice que allí donde hay crecimiento económico hay cohesión social, los servicios públicos se hallan razonablemente asentados, el desempleo no se extiende, y tampoco lo hace la desigualdad. Y este es el mito del crecimiento económico. Y decimos mito, porque hemos evolucionado en un entorno, en una sociedad, que no cuestiona nunca el crecimiento económico ilimitado, elevándolo así a la categoría casi de dogma o religión.

Se asocia el crecimiento a la felicidad y el bienestar y se oculta que los beneficios acaban en manos unos pocos. El PIB se convierte en la mentira estadística utilizada para encubrir sus efectos negativos. Arrasar un bosque para transformarlo en papel y madera incrementa el PIB, dejarlo intacto no, sin embargo el bosque evita la erosión del suelo y retiene el agua que nos es necesaria, por lo que su supervivencia contribuye al bienestar social.

Tres instrumentos fundamentales que sirven al crecimiento y que incitan al consumo:

2/3/15

Vivir la vida desde un lugar que reconoce el valor de ser humano, el valor de la vida, el valor de todo lo que existe.

VIDEO TIERRA DEL CIELO

SELBA Boletín Marzo 2015

Con el tiempo, igualdad y diferencia se han ido relevando dos conceptos clave en mi vida, mostrándose claramente en su equivocidad a la par que he ido comprendiendo poco a poco su significado. Hoy sé que las cosas pueden ser iguales y diferentes sin entrar por ello en contradicción. Y que muchos de los conflictos que tenemos las personas tienen que ver con la presencia de una diferencia vivida como amenaza junto con una incapacidad para reconocer la igualdad esencial que la sostiene. Comprendí que la diferencia no se nos presenta inmediatamente, sino que es algo que los seres humanos captamos poco a poco. Necesitamos hacernos sensibles a la diferencia para poder sentirla y eso sólo se consigue exponiéndonos a ella una y otra vez, amplificando los gestos y señales hasta alcanzar un umbral en el que la diferencia se hace visible.
Por eso, la diferencia que duele es aquella que tenemos cerca, aquella de la que no podemos escapar fácilmente, aquella que cuando aparece la llamamos ’tonterías’, o peor aún ’traición’. La otra la llamamos exotismo, algo por lo que tenemos curiosidad. Más tarde, a veces mucho más tarde, la diferencia se hace concepto, se nombra, entra a formar parte de los relatos que sostienen un grupo, una cultura. A veces para acogerla, pero en general para marginarla. Y todo porque la diferencia nos interpela en lo más profundo de nuestro ser, cuestiona nuestra identidad y nos obliga a abandonar nuestra zona de confort, a reconsiderar nuestras creencias, a revisar nuestras acciones. Resulta sin duda más fácil negarla, marginarla o incluso eliminarla.

Afortunadamente los seres humanos también podemos seguir un proceso contrario. Podemos penetrar en la diferencia y llegar a la esencia de la que emerge. Podemos desprendernos intencionadamente de aquellos patrones culturales que nos llevan a vivir la diferencia como amenaza y empezar a sentir como uno y el mismo el flujo de energía y materia que nos atraviesa y que da forma a todo lo que existe. Podemos suspender por un momento una verdad que nos aleja de la gente y dejar espacio en nuestro ser para acoger lo diferente como manifestación de una verdad mayor por llegar. Si la sensibilidad es la puerta a la diferencia, la intención consciente es el principio de la unidad que sostiene y posibilita toda diversidad. Con voluntad los seres humanos podemos abrir nuestra mente y nuestro corazón hasta acoger con respeto y cuidado toda diferencia, y vivir la vida desde un lugar que nos permita reconocernos en todo lo que es, un lugar que no excluye a nada ni nadie, un lugar que reconoce el valor de ser humano, el valor de la vida, el valor de todo lo que existe. Creo que éste podría ser un buen próximo paso como humanidad, un paso que me gustó llamar el camino del élder.

Un abrazo,Ulises

BOLETIN SELBA MARZO