19/4/18

Un proyecto educativo acabó convirtiéndose en una metáfora social

LOS LÍMITES DEL CRECIMIENTO EN LA EDUCACIÓN SECUNDARIA

Todo sistema educativo trata de explicar el mundo y de perpetuar una ideología acorde a sus intereses, que en este caso es la del capitalismo industrial basado en el crecimiento económico.

Los alumnos y alumnas de educación secundaria (ESO y Bachillerato) han nacido ya en el siglo XXI, entre los años 2000 y el año 2005. Es decir, han vivido la mayor parte de su vida en un contexto de crisis ecológica, social y económica, sin que los currículos oficiales sepan explicar las causas de esta situación, y mucho menos plantear soluciones para un problema en el que ellos y ellas son las principales víctimas.

Por esta razón Jesús Díez Sancho y José Alberto Cuesta Martínez impulsamos un proyecto interdisciplinar, titulado Los límites del crecimiento-Objetivo 2040 en el IES Ribera del Duero en Roa (Burgos), introduciendo la temática sobre los límites biofísicos que impiden la perpetuación indefinida del crecimiento económico que el capitalismo nos ofrece como panacea para superar la actual crisis.

En este proyecto se trató de crear debate, tejido social y alternativas, para que el alumnado tuviese elementos de conocimiento y herramientas para orientar su futuro. Desde diferentes materias y temáticas se planteó a los alumnos actuar como historiadores y científicos en el año 2040 y explicar los sucesos que habían conducido a esos escenarios desde el año 2017 (bastante en concordancia con el objetivo de la revista 15/15/15). Así se plantearon tres posibles escenarios futuros: uno de crecimiento continuo (sabiendo que es imposible, se conservó por respetar la pluralidad ideológica), otro de colapso, y otro de decrecimiento voluntario y organizado.

Pronto la dimensión del proyecto superó ampliamente todas nuestras expectativas y movilizó a 25 profesores sobre un claustro de 35, y la práctica totalidad de los alumnos, participando cerca de 200 personas dentro de una comunidad educativa de 225 profesores y alumnos, añadiendo además la colaboración de padres y madres. El resultado fueron 300 trabajos sobre diferentes temáticas acerca de cómo puede evolucionar el futuro a medio plazo.

18/4/18

Cuanto más crítica la situación, más tranquilo debes permanecer.


CÓMO SER PERFECTO: Lo imprescindible de la vida en un poema

Padgett, poeta de lo mínimo, nos recuerda dónde se encuentra la perfección de la vida.

El ser humano se ha especializado a lo largo de su historia en crear reglas para vivir. Laicas, religiosas, con fundamento científico, basadas en la reflexión filosófica, personales, colectivas… la lista puede ser cuantiosa pero el objetivo persiste: resolver ese misterio que parece ser la vida.

¿Qué pasaría si nos diéramos cuenta de que, después de todo, el problema no existe y vivir es más sencillo de lo que creemos? Al final, para vivir, parece que hace falta poco: valor, honestidad, compasión, hacer el bien tanto como sea posible. ¿Pero qué más?

El poema que compartimos a continuación es una síntesis preciosa de esa sencillez. Es posible que su longitud dé la apariencia de lo opuesto, pero lo cierto es que su elocuencia radica más bien en el contenido y no en la forma. Su autor, Ron Padgett, amante de lo mínimo, eligió para la composición eso que todos los días, a final de cuentas, hace nuestra vida y que, por no considerarlo así, a veces tendemos a creerlo trivial o menor.

Cabe mencionar, por último, que Padgett es el autor de los poemas que, salvo otra indicación, se leen en Paterson, la película que Jim Jarmusch dirigió en 2016. No parece casual que Jarmusch haya elegido a Padgett como una especie de “poeta oficial” de la cinta, pues de algún modo ésta intenta capturar y transmitir esa belleza esencial de la vida que usualmente nos rodea y que a veces dejamos de ver, por estar distraídos u ocupados en otra cosa.

La poesía, sin embargo, siempre vuelve y siempre nos hace volver.

Cómo ser perfecto:

17/4/18

El único criterio con sentido es el de los hombres y mujeres que forman la sociedad

AUTOGESTIÓN Y JERARQUÍA
Vivimos en una sociedad organizada jerárquicamente, ya sea en el trabajo, la producción, la empresa o la administración, o en educación e investigación científica. La jerarquía no es un invento de la sociedad moderna. Sus orígenes han recorrido un largo camino, aunque no siempre ha existido, y es que ha habido sociedades no jerárquicas que funcionaban muy bien. Pero en el sistema jerárquico (o, lo que es aproximadamente equivalente al sistema moderno burocrático) se ha vuelto casi universal. Tan pronto como haya una actividad colectiva, se organiza según el principio jerárquico, y la jerarquía de mando y poder coinciden cada vez más con la jerarquía de salarios e ingresos. De modo que la gente difícilmente puede imaginar que podría ser de otra manera, y que ellos mismos podrían ser algo no definido por su lugar en la pirámide jerárquica.

Los defensores del sistema actual están tratando de justificarlo como el único “lógico”, ”racional”, ”económico”. Ya hemos intentado demostrar que estos “argumentos” son inútiles y no justifican nada, que son falsos, considerados por separado y contradictorios cuando se consideran juntos. Tendremos la oportunidad de volver sobre este tema más adelante. Pero también se nos presenta el sistema actual como el único posible, supuestamente impuesto por las necesidades de la producción moderna, por la complejidad de la vida social, la complejidad de la producción social, la envergadura alcanzada por todas las actividades, etc. Intentaremos demostrar que no es así y que la existencia de una jerarquía es radicalmente incompatible con la autogestión.

Autogestión y jerarquía de mando

13/4/18

La felicidad depende de la capacidad de disfrutar cada vez de menos

EL VALOR DEL SILENCIO EN UNA SOCIEDAD DE RUIDOS
Por
El gran silencio, de Philip Groning, es un documental de 162 minutos, sin palabras, que describe el paso del tiempo y la soledad. En la era de la abundancia de palabras y el exceso de ruidos, el silencio se antoja esencial para discernir lo importante de lo inútil y superficial. No es casualidad que en todas las religiones y  espiritualidades se  cultive el silencio con pasión. Pero hoy es muy escaso.
Estamos inmersos en un universo fragmentado, con un horizonte desnudo de verdades. La religión es sustituida por una espiritualidad práctica, egocéntrica, en un cóctel de tendencias, con cientos de fármacos y muchos libros de autoayuda. El mito de la lámpara de aceite de Diógenes en la plaza de Atenas, describe esa búsqueda del sentido, la construcción de la identidad que caracteriza esta época de ansiedad.
Con acierto, Lyotard observó que el rasgo dominante de la posmodernidad es la caída de las grandes narrativas que habían caracterizado la cultura moderna. La cultura posmoderna, todavía muy viva, rechaza los valores universales y las grandes narrativas históricas, fundamentos de la existencia humana.
Todo ocurre muy deprisa. Proliferan los “no-lugares” que describe Marc Augé, producto del exceso y la dislocación del hiperpresente. Esos no-lugares, espacios para el tránsito y el flujo, que sustituyen al lugar antropológico, como las aldeas, las plazas y los patios, en los que se conversaba, se conocía a la gente, donde existía una identidad comunitaria. 

12/4/18

Compartint una consciència sobre l’estat actual del nostre sistema planetari


VEGANOVA: Festival de la cultura vegana i la moneda social


L'Associació Ecoconscient organitza  VEGANOVA. Una nova proposta dedicada a la cultura vegana i les monedes socials que compta amb la col·laboració de l'Associació ECOL3VNG i el suport de l'Ajuntament de Vilanova i la Geltrú.

La programació de la jornada oferirà una variada i àmplia oferta d'activitats de tota mena, que pretenen que tot allò relacionat amb la cultura vegana i les monedes socials arribi als visitants de l'esdeveniment en format firal. Durant el festival, que tindrà format firal, s'utilitzarà exclusivament moneda social, creada per a l'ocasió Turutes Veganova que es podran bescanviar per euros en un espai anomenat OCL - Oficina de canvi local-. També, a criteri dels expositors, s'acceptaren monedes socials, com la Turuta de Vilanova i la Geltrú o els ecos de diversos indrets de Catalunya.

Amb aquesta acció és pretén, d'una forma didàctica i pràctica, què són les monedes socials i com es poden utilitzar en el dia a dia de la nostra economia. 
La motivació d'organitzar per primera vegada, aquesta activitat l'argumenta l'associacio Ecoconscient de la següent forma: 

11/4/18

Los discursos simplistas son muy efectivos, mucho más sencillos de entender

LA CIENCIA SIRVE PARA EXPLORAR LA REALIDAD

No podemos convertirla en una religión

Hace unos días publiqué un post basado en otro de la doctora en Físicas 
Margarita Mediavilla titulado Pseudociencias y teocientíficos ¿por qué lo llaman ciencia cuando quieren decir política? Hoy entrevisto a esta científica de las de verdad, de las que “no tiene algo que vender”. Con lucidez y honestidad analiza el fenómeno del “pseudoescepticismo” (derivado del cientifismo) que convierte a la Ciencia en religión y ejerce de tonto útil de las industrias antisociales.

- Margarita, has escrito uno de los textos que mejor describen el auge del cientifismo o fanatismo cientifista y la “competencia” que se ha establecido entre la religión y esta nueva fe que supone la elevación de la Ciencia a la categoría de precepto religioso. En tu transgénicos, las vacunas, la contaminación electromagnética o los daños de las sustancias opinión, ¿por qué se mezclan los ataques a la homeopatía con el debate sobre los químicas tóxicas?

Sinceramente, no lo sé, pero me choca enormemente que se mezclen todos esos temas de la manera como se mezclan. No sé cuáles son las intenciones de estas personas pero me parece tremendo que hablen de tantas cosas y lo metan todo en el mismo saco con tanta falta de rigor, no ya científico, sino intelectual.

En mi artículo daba algunos ejemplos de razonamientos simplistas y demagogos que aparecen publicados en las 
secciones de ciencia de diarios supuestamente serios.

No entiendo cómo tienen cabida en ellos, pero lo cierto es que la gente, a base de oír estos discursos una y otra vez, les va dando cada vez más
credibilidad.

10/4/18

Siempre hay muchas más cosas aconteciendo si despiertas todos tus sentidos

PASOS HACIA UNA NUEVA ECONOMÍA
El sistema económico que domina en el mundo actual no hace más que forzar a la gran mayoría de la humanidad a vivir con indignidad y pobreza. Además, amenaza todas las formas de vida, incluso la vida misma. España es hoy, por desgracia, un buen ejemplo.

El hecho de que se haya llegado a un punto en que son más las personas que mueren por suicidio que por accidentes de tránsito, nos lleva a plantearnos una pregunta fundamental: estos suicidios ¿son realmente suicidios, o son asesinatos de un sistema económico perverso?

¿Y por qué es perverso el sistema económico imperante? La economía, contrariamente a lo que nos cuentan, no es una ciencia. Es una disciplina cuya función es construir modelos matemáticos que pretenden interpretar y representar los procesos del mundo en que vivimos. Y es tal la adhesión a dichos modelos, que cuando las políticas económicas que se implementan basadas en ellos no funcionan, no es porque el modelo esté mal, sino porque la realidad hace trampas. Así, pues, no importa lo que ocurra, siempre se vuelve a insistir en lo mismo. Es siempre más de lo mismo lo que resuelve los problemas.

Si la economía fuese una ciencia, los economistas actuarían como científicos. Vale decir que, si se constata que una teoría o modelo no funcionan, de inmediato se los descarta para buscar otras alternativas. Pues eso es exactamente lo que el economista no hace. Y como resultado tenemos un mundo manejado por políticos, asesorados por economistas que no conocen ni entienden la realidad.

9/4/18

Un camino a seguir que busca la paz y nos enseña a no responder con violencia


JUDO O EL CAMINO DE LA GENTILEZA

Un sabio consejo para conducirse por el mundo

Este arte marcial japonés y su filosofía podrían darnos claves, llenas de prudencia y templanza, para la vida diaria y nuestras relaciones con los demás.

La palabra “gentileza” no es la primera que viene a la mente cuando pensamos en artes marciales como el judo o el aún más antiguo jujitsu, que se caracterizan por su vigor y su dinamismo, por su aparente violencia. Sin embargo, la voz japonesa jūdō (raíz del nombre de ambas artes marciales) significa “el camino gentil” y define toda una filosofía que las respalda y las convierte en una fuente de sabiduría que puede llevarse fácilmente a la vida cotidiana, incluso para quienes no las practican formalmente.

El judo, específicamente, fue desarrollado en 1882 por el doctor japonés Jigoro Kano —un hombre que, de joven, estudió a profundidad los escritos de Confucio y el arte de la caligrafía japonesa. Para su creación, combinó técnicas de karate y jujitsu, además de algunos métodos de defensa que él mismo desarrolló y perfeccionó a lo largo de los años. Las bases de la filosofía del judo (que teóricamente debieran llevarse a todos los ámbitos de la vida para ser un verdadero practicante) incluyen la no resistencia, la gentileza al momento que alguien quiere imponer su voluntad sobre ti. Esta suavidad no es estática pero sí pacífica: el practicante de judo debe esperar a ser atacado y defenderse utilizando la fuerza e impulso de su atacante; si tu atacante te empuja, usa su fuerza para tirarlo al suelo, si te estira, empújalo usando su propia fuerza.

6/4/18

Agua de los océanos como garantía de agua dulce para todos.

DESALINIZACIÓN: ALTERNATIVA A LAS CRISIS HÍDRICAS


Para 2030, la demanda superará el suministro en 40 por ciento, pronostican especialistas. Urge implementar técnicas de desalinización como alternativa a las crisis hídricas.
Los mares y océanos constituyen más de 97 por ciento de los recursos hídricos del planeta, y la mitad de la población mundial vive a no más de 63 kilómetros de una fuente de agua y, sin embargo, sufrimos una crisis hídrica tras otra.

La frustración es mayor por el hecho de que en la actualidad existen soluciones capaces de mejorar nuestros problemas relacionados a ese recurso.

De la grave escasez de agua en la sudafricana Ciudad del Cabo, donde las reservas existentes solo alcanzan para 90 días, a los bien documentados problemas en la ciudad de Flint, en el estado estadounidense de Michigan, donde el sistema de distribución obsoleto distribuyó agua con plomo a la población, está claro que deben tomarse medidas para garantizar el actual suministro de agua potable, no solo para beber, sino para preservar el tejido social.

5/4/18

Cuando los Estados colapsen la resiliencia será lo único que nos quede.

RESILIENCIA: La verdadera independencia de un territorio
Las naciones sin Estado luchan, legítimamente, por su reconocimiento y, en no pocos casos, por su independencia. Pero... ¿ser independientes de qué? o ¿de quién? La reclamación clásica consiste en crear su propio Estado para ser independientes de aquel bajo cuyas estructuras legales, jurídicas y militares se encuentran encajados a la fuerza, y crear las suyas propias a partir de una delimitación diferente de la soberanía sobre el territorio ocupado por dicha nación. Hasta aquí, algo conocido.

No obstante, si nos paramos a pensar qué es lo que hace mover realmente la sociedad y la economía de un territorio, más allá de la política, veremos que de lo que depende en última instancia es de las fuentes de energía que lo sostienen desde un punto de vista físico, así como de los materiales, productos de uso diario y alimentos, a lo que cabe añadir a nivel ecosistémico la dependencia de todo un conjunto de servicios ambientales prestados por la Naturaleza y de un cierto equilibrio o estabilidad en los parámetros climáticos. Si todo eso fallase, ¿de qué nos serviría disponer de nuestro propio Estado?

Pues bien, es precisamente esta la situación que tienen ante sí todos nuestros países y el factor de la cuestión de la soberanía/independencia del que menos se habla (aunque haya notables excepciones).

La otra manera de enfrentarse a esta cuestión —tanto desde las naciones a la búsqueda de su propio Estado, como desde los Estados actualmente reconocidos— implicaría seguir una hoja de ruta política y social bien diferente a la actual. En primer lugar, sería necesario visibilizar el problema, ser conscientes de él, como conditio sine-qua-non para poder afrontarlo. Y nuestro Problema —con mayúscula— se llama choque de la civilización industrial contra los límites biofísicos del planeta; algunas personas y colectivos lo denominamos a partir de la consecuencia inevitable de dicho choque, el colapso de nuestra civilización, dado que una vez que deje de aumentar la energía disponible, resultará imposible mantener una complejidad siempre creciente y eso dará lugar a una necesaria descomplejización y decrecimiento acelerado de nuestros sistemas socioeconómicos: eso, y no otra cosa, es un colapso.

4/4/18

Parece que sólo hay un camino posible: Vivir mejor con menos

DECRECIMIENTO Y DESARROLLO RURAL
Decrecimiento vs Crecimiento ilimitado

Existe un movimiento a nivel global que, aun siendo minoritario, no deja de sumar voces que se alzan en pro de su difusión: el decrecimiento. La idea del decrecimiento nace a finales del siglo pasado de pensadores  y economistas críticos con la sociedad de consumo y con el modelo de crecimiento. Aunque toma fuerza como movimiento en Francia, en los años 90, de manos del economista y filósofo francés Serge Latouche, que continúa siendo la cara visible del movimiento en su país.

En la base del movimiento decrecentista está el cuestionamiento de uno de los pilares del celebrado estado de bienestar, el crecimiento económico, uno de los baluartes de la economía capitalista hacia el que se orienta el discurso político dominante. Este crecimiento no sólo NO se cuestiona desde las instancias políticas sino que se presupone infinito, ilimitado, y está formulado presuntamente en favor de nuestra felicidad, en favor de nuestro bienestar.

El gran indicador que mide el crecimiento de la riqueza de un país es el PIB, si éste aumenta, el nivel de vida de sus habitantes también, a la par que su bienestar.

Además de no tener en cuenta las desigualdades sociales, el PIB esconde una fórmula tan sencilla como engañosa: hay que trabajar más para producir más, para ganar más dinero y poder comprar todo aquello que producimos (para seguir trabajando y produciendo) y ser, supuestamente, más felices. Así hasta el infinito, en un bucle continuado.

29/3/18

Promueve el compromiso y la implicación de las personas en tareas sociales


PROYECTO MINUTS.CAT


El distrito de nou barris de barcelona recompensará con "minutos" las habilidades y conocimientos de jóvenes de 16 a 24 años sin trabajo


El proyecto Minuts.cat, que recibió el 1er premio en el concurso Smartcat Challenge 2016 de la Generalitat de Cataluña, aterriza en el distrito de Nou Barris de Barcelona para poner en valor las capacidades y las habilidades de los jóvenes de entre 16 y 24 años sin trabajo. En colaboración con el Ayuntamiento de Barcelona y conjuntamente con entidades sin ánimo de lucro, diseñarán y participarán en actividades para el fomento de la igualdad de género, el acompañamiento de las personas mayores y el respeto medioambiental.

El tiempo que los jóvenes dediquen participando y aportando sus conocimientos será recompensado con "minutos", la moneda digital del proyecto, que se podrá canjear por un abanico de servicios publicados en el catálogo de la plataforma minuts.cat por formación, ocio inclusivo, servicios y cultura. Las actividades se realizarán durante el mes de mayo y junio.

La iniciativa pone en valor las capacidades y habilidades de los jóvenes. Se replicará en otros barrios y ciudades que desarrollen programas ocupacionales juveniles.

28/3/18

Que cada ciudadano pueda escoger con qué medicina quiere ser tratado

SÍ A LAS MEDICINAS TRADICIONALES Y COMPLEMENTARIAS EN LA SANIDAD PÚBLICA

TU PAGAS, TU DECIDES.


Mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su publicación de la “Estrategia de la OMS sobre Medicina Tradicional 2014-2023”  anima a los gobiernos a incorporar las medicinas tradicionales y complementarias dentro del sistema sanitario de salud, nos encontramos con que el actual gobierno del PP pone dificultades a esta incorporación y algunos de los partidos en la oposición como Ciudadanos y PSOE incentivan la persecución de las terapias tradicionales y complementarias recomendadas por la OMS, mediante iniciativas parlamentarias, como la que presentó el Grupo Ciudadanos en febrero de 2017  (162/00337) destinada a la “protección de los pacientes afectados por la pseudociencia”, desestimada entonces por la mayoría de la oposición; y por otro lado, la recientemente presentada por el PSOE (161/002904) donde incita al Gobierno a censurar actos, cursos, difusión en redes, etc., relacionados con la promoción de las terapias que la OMS recomienda (Fitoterapia, Naturopatia, Homeopatía, Acupuntura, etc.)
¿A dónde nos llevará esta dinámica de nuevas normativas en caso de ser aprobadas?

Pues a una involución total en cuanto a derechos y libertades en la que los ciudadanos tendremos poca o ninguna posibilidad de ser tratados con algún tipo de terapia que no provenga de la omnipotente industria química-farmacéutica, es decir, ciudadanos enjaulados en una píldora.

27/3/18

Reencontrémonos con algo de nuestra felicidad secuestrada por la tarjeta de crédito

DECRECIMIENTO FELIZ Y SOSTENIBLE

Ir contra corriente es muy duro, pero a este blog venimos a pensar, a compartir ideas incómodas y a llevarle la contraria al sistema. Para masajes, peloteos e inconsistencias, vayan ustedes al Parlamento o a las ruedas de prensa de los consejeros que predican la buena nueva, a sabiendas de que ellos no pagan la fiesta.

Su buena nueva es crecer, crecer y multiplicaos, desarrollo, nuevos puestos de trabajo, más chimeneas humeantes, millones de subvenciones en vísperas electorales, un chorro de felicidad para nuestros queridos prejubilados.

No, señores Presidentes de Castilla y León, de España, de Europa y de Corea del Norte: no necesitamos crecer; lo que este mundo necesita es Decrecer, y lo escribo con mayúscula porque los neoliberales sois especialistas en torcer las palabras, “crecimiento negativo”, “anticipo en diferido”; o cambiar las cosas de nombre: “emprendedor” (joven en paro emigrado a Alemania sin expectativas de retorno), “biomasa” (basura y residuos urbanos indiscriminados, incinerables), “crecimiento” (contaminación, destrucción del entorno, consumismo, infelicidad). El diccionario del neolenguaje liberal es completito, pero les falta un verbo: Decrecer.

Sí, anoten esta palabra-proyectil con mayúscula: Decrecer. Verá usted, don Presidente de la 
cosa nostra: el planeta en el que vivimos es finito, limitado; por consiguiente, no podemos crecer y crecer sin límites, como en las últimas décadas, porque antes o después los límites reventarán y estallará la bomba energética, el caos climático, la desertización, la destrucción de la biodiversidad.

26/3/18

La fiesta del capitalismo se acabó, si queremos tener una mínima posibilidad

A VUELTAS CON EL «ÚNICO SENTIDO» DE GREENPEACE


Un estudio de Greenpeace, apoyado en un análisis del Instituto de Investigación Tecnológica de la ETS de Ingeniería de la Universidad de Comillas de Madrid, titulado Único sentido. 2025 sin carbón ni energíanuclear, me provoca sentimientos muy encontrados.

Por un lado, el razonable esfuerzo de intentar quitarse las centrales nucleares de encima, que no puedo dejar de apoyar entusiásticamente y también las de carbón, como las centrales de producción de energía eléctrica más contaminantes de energía fósil.

Por el otro, su formato de marketing tradicional de multinacional, utilizando las mismas técnicas y los mismos titulares tendenciosos que usa cualquier multinacional capitalista para colocar sus productos o servicios (es decir, en general efectivos o, por lo menos, efectistas), tratando de hacer calar sus ideas en el público, de forma poco legítima o razonable, a mi entender.

Por ejemplo, lo que se traslada y me llega desde varios puntos (la popularización del corta y pega) como titular es que “una transición a la energía renovable saldría más barata que la indemnización por Castor”. Esto es directamente mentir, o decir una media verdad de forma muy interesada y subliminal, para convencer al auditorio, porque confunde  intencionadamente (y no es la primera vez) la energía eléctrica de un país muy particular como España —no extrapolable en desarrollo, ni en posibilidades con la mayoría de los países del mundo— con la energía primaria, que es algo ya mucho más difícil de sustituir o reemplazar.