2/12/16

Construir "nuevas" formas de organización y convivencia

EL BUEN VIVIR COMO PARADIGMA SOCIETAL ALTERNATIVO



DESCARGA DOSSIER
Hace más de una década que el concepto de Buen Vivir (suma qamaña en vocabulario aymara bolivariano y sumak kawsay en quechua ecuatoriano) irrumpió con fuerza en la arena política y académica internacional. Su incorporación en los debates constituyentes de Bolivia y Ecuador y posteriormente en las constituciones de ambos países (Bolivia, 2009; Ecuador, 2008) supuso el punto de partida de una intensa literatura que ha girado en torno a sus significados, sus prácticas y sus influencias. Si bien son numerosas las publicaciones científicas sobre la temática, las discusiones no han trascendido aún lo suficiente al gran público, al menos más allá de la órbita latinoamericana.

Por lo general, cuando se menciona Buen Vivir (BV) en el contexto europeo-español, y hablamos con conocimiento de causa, pareciese que se habla de ocio y tiempo libre, de cerveza y playa o de un eslogan publicitario. Son pocas las personas que, más allá de verse atraídas por lo llamativo del término, conocen su carga teórica-política y saben que ésta puede alumbrar formas renovadas de convivencia armónica para todos los seres vivos del planeta.

Con esta publicación no sólo intentamos hacer más accesible el conocimiento sobre la temática, también pretendemos exponer algunos de los últimos debates en torno a la misma y conectarlos con otras propuestas de crítica social amenazadoras para el pensamiento único y su mantra repetido hasta la saciedad “there is no alternatives (no hay alternativas)".

Para ello contamos con seis aportaciones de personas vinculadas a la academia y a los movimientos sociales. Ellas y ellos analizan algunas de las discusiones contemporáneas relacionadas con el BV, sus antecedentes, contenidos, fines, propuestas y problemáticas.

1/12/16

Usar la libertad alcanzada frente a las preocupaciones económicas

VIVIR BIEN CON MENOS Y EN COMÚN


Hace tiempo que lo estamos escuchando y viviendo, 
la necesidad que tenemos los humanos de mantener un status social y económico se está debilitando, y creo que es una buena noticia. Poco a poco nos vamos dando cuenta que no necesitamos poseer muchas cosas para tener un status social, por el simple hecho de mostrarle a nuestros vecinos lo importantes que somos al poseer bienes materiales.

Los recursos son limitados y hemos vivido una época, larga época, en la que necesitábamos cada vez más y más para mantener nuestra posición, esa posición que tiempo atrás considerábamos tan importante.

En «Economic Possibilities for our Grandchildren»; en 1930 John Maynard Keynes, ya reflexionaba sobre estos temas, os dejo aquí algunas perlas encontradas en Las Indias

Es verdad que las necesidades de los seres humanos pueden resultar insaciables. Pero en realidad podríamos dividirlas en dos clases: necesidades que son absolutas en tanto que independientes de la situación del resto de nuestros congéneres y aquellas que son relativas en el sentido de que solo nos sentimos satisfechos si nos elevan por encima, nos hacen sentir superiores, a ellos. Las necesidades de la segunda clase, aquellas que satisfacen el deseo de superioridad, pueden ser ciertamente insaciables; cuanto mayor sea el nivel general mayores serán. Pero eso no es verdad para las necesidades absolutas. 

30/11/16

Una austeridad que parta de la suficiencia económica de todos

DECRECIMIENTO INCLUSIVO: El reto del futuro


Cuando hablamos de decrecimiento no estamos ante una simple opción. Algunas personas somos partidarias que se reduzca el volumen actual de producción global para que disminuya su impacto sobre el medio ambiente y sobre nuestra propia naturaleza. Esto nos permitiría aspirar a una Economía del Estado Estacionario. Pero en realidad el decrecimiento será, más que una opción, algo inevitable en un plazo incierto aunque no muy alejado. Por tanto cualquier medida de futuro tendrá que pensarse en ese escenario, o más bien tenemos que pensar qué propuestas podrán hacerle frente y prever su encuentro en la medida de lo posible.

Pero anticipar el decrecimiento no tiene por qué entenderse como la resignación a un futuro peor. Ya he sugerido que reducir este exceso productivo en realidad favorecería nuestra propia naturaleza, actualmente alienada por el fetichismo económico. La cuestión es cómo organizar la reconversión necesaria para que de ella resulte una liberación más que una pérdida. Aunque toda elección implica renuncias, en nuestro tiempo la mayor renuncia sería la de elegir la continuidad. En tal caso estaremos descartando un futuro razonable.

Un concepto irrenunciable a la hora de pensar en un futuro mejor es el de la inclusión. No se trata sólo de compasión o de solidaridad. Creo que es bastante obvio que la estabilidad social beneficia a todo el mundo, pues rara vez alguien puede vivir al margen de las condiciones generales de su sociedad, especialmente en tiempos turbulentos. Incluso quien cuente con ser un afortunado triunfador no podrá disfrutar su éxito del mismo modo si este implica un mundo en descomposición. Sus propias oportunidades como las de todos los demás se verán reducidas. El futuro de todos será muy diferente en función de si mantenemos o no la convivencia y una inclusión social y cultural que permita el desarrollo sano de todas las inteligencias. Hasta el punto de que la propia biosfera que dio a luz a la humanidad ha cambiado su estado, y podría hacerlo más si nos empeñamos en mantener un modelo económico que acepta la exclusión.

29/11/16

Concebir que cada río, cada bosque y cada ecosistema son sagrados


LA NECESIDAD DE SENTIRSE EN VÍNCULO CON LA NATURALEZA


Bosques amenazados, animales no respetados, ríos contaminados...el ser humano va destruyendo el planeta sin que parezca importarle demasiado. En cambio, lo que sí le parece relevante es que el sistema productivo-consumista siga yendo bien, aunque esto implique que al planeta en general le vaya muy mal. Tremenda contradicción parece encerrarse en el hecho de que al humano le vaya bien (aunque solo a unos cuantos de ellos, ni mucho menos a todos) y al planeta donde habita en cambio le pueda ir mal. ¿Dónde radica la enorme confusión? ¿En qué se basa esta inconsciencia? 

El ser humano es un ser generalmente religioso sea cual sea la religión que profese. Postula o proyecta un Dios extramundano y trascendente al que se le debe rendir culto, rezar, alabar e incluso temer. Es un Dios por y para los humanos (quedando los animales y plantas prácticamente al margen de su “cobertura”), pero más, en un Dios solo para los que profesan mi misma religión: mi Dios es el único Dios. Pero además, este tipo de Dios es un ente separado de cada uno de nosotros y yo, en mi individualidad, a la vez estoy separado del resto de humanos y más aún del resto de seres.

Esta es la religiosidad a la que se “somete” gran parte de la población mundial, una religiosidad basada en la separación ontológica, como decimos, primero entre las personas pero más aún entre las personas y el resto de especies. Y ahí radica justamente el problema: en no concebir vínculos espirituales entre nosotros y el resto; en definitiva: en habernos convertido en seres religiosos pero no espirituales. 

28/11/16

Relaciones de apoyo mutuo, confianza, respeto y fraternidad

ESTRATEGIAS DE TRANSICIÓN

 
Estrategia = Un plan de ruta para lograr un objetivo.

Hablamos de 2 estrategias en 2 ámbitos: de quienes gobiernan (o pueden gobernar) y de los movimientos sociales y las personas concienciadas. El objetivo probablemente no sea el mismo, eso no lo podemos dejar de lado.

Estrategias top-down / bottom-up

  • Las primeras (desde arriba), más adecuadas para los ámbitos de mayor escala (nacionales e internacionales). Son las que buscan los ecosocialistas y en buena medida los decrecentistas (organizar desde arriba el colapso, cambiar el sistema…).
  • Las segundas (desde abajo), más adecuadas para el ámbito más cercano, local (ayuntamientos, comunidades autónomas, países pequeños).
  • Es factible combinar ambos tipos de estrategias, cada uno en su escala → coincide con lo que defendemos personas como Riechmann, Emilio o yo mismo. Emilio además la practica de una manera ejemplar en Móstoles, donde un largo proceso de formación y creación de diagnóstico común en un fértil tejido activista local está dando resultados muy interesantes; un referente a nivel mundial, me atrevería a decir.
  • En el tiempo cabe variar el esfuerzo que ponemos en cada una: hemos comenzado con más en la estrategia top-down (intentando convencer a las administraciones y partidos), después equilibramos ambas y posiblemente comencemos ahora a volcar más fuerzas en la bottom-up. Alguna gente ha optado desde el principio por 100% bottom-up como las Cooperativas Integrales o las propuestas de Carlos Taibo. Otros estamos aún trabajando en ambos niveles.
  • A medida que el colapso progresa pierden capacidad las top-down y se hacen más efectivas las bottom-up. De todos modos hay cosas que sólo se pueden hacer desde arriba y por tanto no hay que abandonar del todo esa estrategia (desmantelamiento nuclear, geopolítica/guerras, tratados internacionales, problemas planetarios que desbordan fronteras: clima, contaminación, agua, etc.).

24/11/16

La Renta Básica es una medida que debe ser promovida aquí y ahora

LA HORA DE LA RENTA BÁSICA

El moderado es fuerte con los débiles y débil con los fuertes”, escribió el recientemente fallecido Dario Fo. Y su compatriota Marco d’Eramo, refiriéndose también a la moderación, añadió: “Es curioso que, en política, el término ‘moderado’ haya adquirido una connotación positiva, mientras que resulte negativo en otros ámbitos de la vida, sobre todo en forma adverbial: si una persona es moderadamente inteligente, no queremos decir que es un genio”. Aun así, muchos prefieren llamarse “moderados”. Debe darles cierta sensación de equilibrio: ni demasiado a un lado, ni demasiado al otro. Estar ostensiblemente inclinado a un extremo puede ser motivo de caer bajo la calificación de radical, extremista, raro, excéntrico, freak.Y ya se sabe: una persona radical, para muchos bienpensantes, es algo no especialmente aconsejable. En cambio, ser una persona “moderada” es sinónimo de algo así como ser una persona equilibrada, ecuánime, centrada.

Viene todo esto a cuento de cómo se despachan debates sobre las más variadas cuestiones, tal como podemos leer en los más variopintos lugares. Sin ir más lejos, con la Renta Básica ha ocurrido lo mismo a lo largo de los últimos años, cuando, por distintas razones, ha conocido una explosión mediática que ha hecho que opinen sobre ella las más diversas personas en todos los ámbitos sociales e intelectuales, con conocimiento sobre la propuesta o sin el menor atisbo de él. Y, claro está, una forma no infrecuente de saldar una discusión sobre la Renta Básica ha sido y es alertar sobre su calidad de “radical” o extrema, por utilizar uno de los muchos términos que se han movilizado con parecida intención.

23/11/16

El asunto consiste ahora en la organización de la vida del hombre

ALTERNATIVAS ECONÓMICAS: Decrecimiento y Renta Básica


Decía William Morris en Cómo vivimos y cómo podríamos vivir...

Pero ¡ay!, he aquí que su progreso ha sido interrumpido y deshecho y, aunque el hombre haya conquistado la naturaleza y disponga del control de sus fuerzas para hacer con ellas lo que guste, aún le falta conquistarse a sí mismo, aún debe pensar cuál será el mejor uso de estas fuerzas de las que se ha adueñado. Porque actualmente sigue empleándolas a ciegas, neciamente, como si aún estuviera regido por el destino.

Y es que podemos preguntarnos qué es el progreso. ¿Qué significa ese término? El pensamiento predominante sigue sin cuestionarse esta noción a pesar del tiempo transcurrido desde que Morris pronunciara estas palabras allá por 1884. ¿Qué es avanzar cuando no hay elección de una meta sino mera inercia? En realidad sí hemos asimilado en nuestra educación una meta social en forma de tecno-utopía. Pero ¿es el mero avance tecnológico un síntoma de bien y una promesa de mejora social? En tal caso se daría la paradoja de que ese tipo de mejora no implicaría nada esencial para nuestra forma de vida, pues ese propósito puede continuar sin final, comprometiéndonos eternamente con la misma dedicación sólo que en nuevos entornos. No cabe esperar una forma de vida mejor si, sea cual sea nuestro nivel tecnológico, siempre tenemos que bregar por mejorarlo.

La multiplicación del trabajo se ha convertido para nosotros en necesidad, y mientras eso continúe ninguna ingeniosidad aplicada a la invención de máquinas nos será de auténtica utilidad.
Trabajo útil o esfuerzo inútil. William Morris, 1884

22/11/16

El mundo ha de ser considerado una única comunidad de ciudadanos

UN CAMBIO DE NARRATIVA PARA UN FUTURO BIENVIVIR

Autonomía y Bienvivir

Y parte de esto es venir con una nueva historia, una nueva imagen, una nueva forma de acercarse a esto, y cambiar nuestro comportamiento de una manera que nos lleve a un enfoque sostenible para nuestra civilización, en oposición con un enfoque destructivo.” (Edgar Mitchell, astronauta del Apolo XIV)
Como relataba en el anterior artículo sobre el día Internacional de la Madre Tierratomar conciencia sobre dos elementos estructurales, que metafóricamente se asemejan al binomio espacio-tiempo, podrían encaminarnos hacia un bienvivir. En aquel artículo hablaba sobre el efecto perspectiva, la experimentación transformadora que muchos astronautas sienten cuando observan la Tierra desde el espacio y su simbología para el bienvivir en la Tierra.  En este artículo analizaré el segundo elemento, la narrativa que hilvana nuestro tiempo sobre la Tierra y como esta nos condiciona en nuestro malvivir o, al contrario, en nuestro bienvivir si somos conscientes de ella. 

 
"Ve a la escuela. Estudia. Consigue un empleo. Trabaja. Paga impuestos. Cásate. Ten hijos. Hipotécate. Mira la tele. Sigue la moda. Pide préstamos. Actúa con normalidad. Compra muchas cosas. Camina por la acera. Escoge entre este producto o este otro… y sobre todo, no cuestiones jamás lo que te han dicho que tienes que hacer. Y ahora, repite después de mí: ¡Soy libre!" (George Carlin)

21/11/16

No hace falta mucho, solo hay que tomar una pala y empezar a cavar

QUITAR EL CÉSPED Y HACER UN HUERTO

Mantener un césped verde, es un enorme gasto de energía, agua, semillas y tiempo, casi con el mismo gasto y tiempo podríamos tener un exuberante huerto para poder comer sano y barato.

Imaginemos como sería vivir en una comunidad donde los tomates crecen en los jardines, granadas, espinacas, col rizada, higos, zucchinis, fresas, almendras, ajo, cebollas, manzanas y todo aquello que nos apetezca. Comunidades como esta están apareciendo en todo el mundo, gracias a que mucha gente comienza a aprender acerca de los beneficios de ser más sostenibles y autosuficientes.

Este acto simple pero revolucionario podría dar forma a nuestra salud, economía, política y ambiente natural. En el centro de la vida está la comida. Las personas que controlan lo que comemos, controlan nuestra salud y cómo vivimos.

18/11/16

Amplia oferta de productos y servicios para un consumo responsable

EL MERCADO SOCIAL: Una herramienta de la economía solidaria

Hace ya varios años que en REAS comenzamos a soñar con ir construyendo pasito a pasito una de las principales propuestas de transformación económica que emanan de las prácticas de la economía solidaria a la que denominamos Mercado Social, una herramienta para interconectar las diferentes iniciativas económicas que impulsamos.

La idea del Mercado Social surge al detectar como en los últimos años estaban proliferando numerosas iniciativas económicas basadas en los principios de la economía solidaria en todas las dimensiones que componen el mercado (producción, distribución, consumo y financiación). Pero existía la conciencia clara de que todas esas experiencias, dispersas las unas de las otras, difícilmente podían presentarse como una propuesta alternativa real.

Era necesario que esas organizaciones tomaran conciencia de sus diferencias con la economía capitalista. Necesitábamos conocernos y reconocernos entre nosotras como afines en nuestros valores, principios y en nuestra crítica al modelo económico actual, aunque diversas y diferentes en nuestras prácticas. Y para todo eso, resultaba imprescindible ponernos en relación, intercooperar entre nosotras y con una población cada vez más sensibilizada hacia el consumo responsable.

17/11/16

Sólo alcanzaremos la felicidad si logramos librarnos de estos engaños

JUGAR CON LOS DESEOS


El Poder Supranacional, Los Mercados, El Neoliberalismo Global, Las Corporaciones, El poder Mediático, el Poder Militar, Los Grandes Grupos de Presión Global, El G-20, El Club Bilderbeg, La Reserva Federal Americana, La Troica Global (Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial y Organización Mundial del Comercio), La Troica Europea (FMI, Banco Central Europeo y La Comisión Europea), Los BRICS, etc., etc.

Es decir, El Capitalismo, no se limita a jugar creando el consumismo en las mentes que previamente ha lavado a base del mantenimiento de la ignorancia, del Pensamiento Único, de los tertulianos, del futbol, etc. No, también juega con los deseos de las gentes, y lo hace creando seudo-deseos seudo-satisfactores que luego les vende.

Artefactos como un Play Station, una entrada de futbol, un decimo de lotería, una Coca-cola, un vibrador sexual, una joya mejor que la de otros, un arma de autodefensa etc. Artefactos, que te venden como objetos de libertad, de liberación. Pero no veo yo que esto tenga mucho que ver con la libertad. Más bien, desearlos, necesitarlos, comprarlos, es el resultado de una falta de comunicación humana, de seguridad y protección, de imaginación, etc. que existe en este sistema. No es libertad, no es liberación, es una desgracia.

16/11/16

¿Realmente nos interesa conservar esto con lo que hoy contamos?

SOBRE EL COLAPSO


Acabo de publicar un libro titulado Colapso. Capitalismo terminal, transición ecosocial, ecofascismo (Los Libros de la Catarata). Me permito resumir aquí, con vocación fundamentalmente pedagógica, algunas de las tesis que defiendo en esa obra. Lo hago, por lo demás, desde la certeza de que el debate relativo a un eventual colapso general del sistema que padecemos falta llamativamente tanto en los medios de incomunicación como entre los responsables políticos. Dicho esto, agrego que no estoy en condiciones de afirmar taxativamente que se va a producir ese colapso general, y menos lo estoy de adelantar una fecha al respecto. Me limito a señalar que ese colapso es probable. No sólo eso: que los datos que van llegando invitan a concluir que es cada vez más probable, algo que, por sí solo, invitaría a asumir una estrategia de reflexión, de prudencia y, claro, de acción.

1. ¿Qué es el colapso?

El colapso es un proceso, o un momento, del que se derivan varias consecuencias delicadas: cambios sustanciales, e irreversibles, en muchas relaciones, profundas alteraciones en lo que se refiere a la satisfacción de las necesidades básicas, reducciones significativas en el tamaño de la población humana, una general pérdida de complejidad en todos los ámbitos —acompañada de una creciente fragmentación y de un retroceso de los flujos centralizadores—, la desaparición de las instituciones previamente existentes y, en fin, la quiebra de las ideologías legitimadoras, y de muchos de los mecanismos de comunicación, del orden antecesor.

15/11/16

Intercambiar con otros a través del reconocimiento y el aprecio mutuos

ESTATUS, PRIVILEGIOS Y EMPODERAMIENTO

Nuestras relaciones sociales están gobernadas, o al menos fuertemente influidas, por dos principios básicos de regulación que, según los últimos estudios neurocientíficos, ponen en juego las mismas áreas del cerebro que las dedicadas a necesidades básicas de supervivencia. 

Estos dos principios son minimizar las amenazas y maximizar las recompensas. Esto es evitar las situaciones sociales en las que nuestro yo puede verse criticado, cuestionado, atacado, ridiculizado, etc., y aumentar las posibilidades de tener encuentros satisfactorios con otras personas, en los que nos sintamos cuidados y apreciados.

Un estudio reciente (modelo SCARF,1) incluye cinco factores susceptibles de activar una respuesta de recompensa o amenaza en situaciones sociales: estatus, certeza, autonomía, relación y justicia. El valor que otros nos dan define nuestro estatus en relaciones y grupos. La capacidad para predecir el futuro es nuestra certeza. La autonomía nos proporciona una sensación de control sobre las cosas. En relación (íntima) nos sentimos seguros y no expuestos. Y con la justicia percibimos si los intercambios entre las personas son justos o no. En este artículo nos centraremos en el tema del estatus.

14/11/16

Le dicen que es inútil pero él responde: ¡Yo estoy haciendo mi parte!

TRANSICIONANDO Y DECRECIENDO

Crónicas del V Encuentro de Transición y Decrecimiento (II)

Hola, apreciados kompis. Vengo a compartir con vosotros mi experiencia en el V Encuentro de Transición y Decrecimiento  celebrado en los últimos días de octubre de este año de 2016 en la ciudad gallega de Betanzos.

Para mí tuvo doble sentido asistir al encuentro: por una parte estoy comenzando una nueva etapa vital y, sin pretenderlo a priori, mi nuevo hogar no disponía al llegar de electricidad, ni agua ni baño, por lo que me he visto estimulado para poner en marcha mis recursos de autosuficiencia aprendidos en el pasado cuando estuve experimentando la vida simple bajo una noguera, tienda de campaña, baños en la acequia, recogiendo palos por el bosque… lo cual me hizo sentir libre y dichoso aunque en ocasiones tuviera que acudir a al pueblo cercano (Coín, Málaga) en busca de otras humanidades.

Y el segundo motivo de mi viaje a la bella Betanzos fue que acabábamos de poner en marcha el colectivo Soria En Transición, lo cual —para mi sorpresa— me ha ilusionado y motivado bastante, para descubrir que cuando es menester y estamos preparadxs aparece lo inesperado y las sincronías se dan como por arte de magia.

Llegué a Valladolid desde Soria en bus y a Betanzos en coche compartido. Ya por el camino pude disfrutar de la grata aventura de conocer nuevos seres, con su singularidad en todos los aspectos (como dicen los mayas, otros yoes).

11/11/16

Más preocupados por la FarMafia que por la salud del ciudadano

STEVIA: La administración sanitaria catalana ataca de nuevo

Quieren que  nuestra empresa PAMIES VITAE retire de la venta la STEVIA en hoja seca.

En primer lugar no vamos a ceder a sus presiones y seguiremos con la venta  de la STEVIA para atender necesidades de miles de personas que se encuentran sin tener acceso a ella, dado que muchos herbolarios temen la represión de Sanidad.

En segundo lugar presentaremos recurso contra esta actuación irregular por parte de la Agencia de Salud Pública de Catalunya, donde aportamos pruebas que demuestran que su actuación podrá ser constitutiva de delito, dado que en Alemania ya hace 5 años otra empresa demostró  que vender Stevia en hoja seca no era ilegal, con sentencias favorables de los tribunales alemanes.

El hecho de pertenecer a la Unión Europea, da derecho a todos los demás países miembros a permitir la venta de esta maravillosa planta con la que curarse de  Diabetes, Hipertensión, exceso de Colesterol, Triglicéridos, etc.
Incumplir la libre circulación de producto dentro de la Unión Europea, en este caso de una planta medicinal extraordinaria, que sí puede comercializarse libremente en Alemania, es actuar bajo la presión de intereses especulativos farmacéuticos y en contra de la salud de nuestros ciudadanos.

10/11/16

Evolucionar como la Humanidad que no tiene miedo de humanizarse

OTRO MUNDO ES POSIBLE

El precio de la mediocridad social es tan alto, como los billetes de la tragedia ambiental que enfrentamos en el siglo XXI. Las cucarachas capitalistas que se vienen comiendo los recursos naturales del planeta Tierra, son capaces de ensuciar las promesas ecológicas de todos los soñadores en peligro de extinción.

Vemos que el año de la misericordia en el continente de la esperanza, hizo prosperar el astuto llanto de la sangrienta irracionalidad, que siempre fomenta la venganza en contra de la grandiosa Pachamama, porque es muchísimo más fácil ganar la violencia de los enemigos imaginarios, que sembrar la paz de una amistad consagrada en el cielo terrenal.

Dicen que el tiempo es una enfermedad en estado terminal, que se roba la luz espiritual de la materia humana. Cuando te topas cara a cara con los ojos de la muerte, puedes caminar o correr para ahuyentar la voluntad del destino, pero después de cansarte y caerte por las piedras de tus propias mentiras, sabrás que la verdad es un sacrificio imposible de quebrar con los dientes. 

Somos capaces de morir por dinero, pero somos incapaces de vivir con la sonrisa de los ángeles. Permitimos que los demonios fecundados por la globalización, viertan todas sus montañas de basura en el crepúsculo de nuestra alma. Estamos causándole mucho daño a gente inocente, y cuando los ojos decidan llorar con la amargura de las bombas lacrimógenas, ya no habrá colirio que humedezca las cicatrices de tanto fuego fosilizado, y los cadáveres ambulantes se convertirán en tus fantasmas de conciencia. 

9/11/16

Romper la espiral de desastre social y ecológico podría ser fácil

LA OBSESIÓN CON EL CRECIMIENTO

La mayoría de los líderes globales parecen estar convencidos de que el crecimiento económico es la panacea para todos los problemas sociales.

Sin embargo, abundan las conexiones entre la adicción al crecimiento económico, la gravísima crisis ecológica, el aumento global de la desigualdad y la degradación de las prácticas democráticas.

Desafortunadamente, estos temas se suelen explorar de manera fragmentada y, a menudo, son manipulados o malinterpretados con el fin de apoyar argumentos preconcebidos o ideologías de diversa índole. En realidad se trata de procesos profundamente interconectados que no pueden entenderse sin atender a sus relaciones sistémicas. Numerosas investigaciones recientes en ciencias sociales y ecológicas han procesado cantidades ingentes de datos cuyos resultados iluminan dichas conexiones.

Límites de la biosfera

Estudios en ciencias sociales sugieren que, en los países ricos, el crecimiento económico no contribuye necesariamente a mejorar el bienestar social. Sin embargo, la reducción de la desigualdad es la manera más eficaz para resolver problemas sociales tales como violencia, criminalidad, número de prisioneros per cápita, obesidad y enfermedad mental. Además, la reducción de la desigualdad también mejora el rendimiento escolar, aumenta la esperanza de vida de la población e incrementa los niveles de confianza y movilidad social.

8/11/16

La gente va a tener que buscar otras formas de vivir.

LA CRUDA REALIDAD: No podemos solucionar un problema que no queremos reconocer



El documental La cruda realidad es uno de los pocos trabajos audiovisuales que hay sobre la crisis de civilización en la que nos estamos adentrando, esa escasez creciente de recursos y energía, que si sueles leer esta publicación sabes que vamos a tener que enfrentar. Además, este fantástico documental se puede ver gratuitamente en la Red , pues el autor no busca ningún beneficio personal, sino el colectivo.

Durante algo más de una hora y media, expertos como Antonio Turiel, Gail Tverberg, Pedro Prieto, Marga Mediavilla, Antonio Aretxabala o Mikael Höök nos van mostrando las cada vez más innegables pruebas de que “la cruda realidad” está ya ahí, y que probablemente ya no quede apenas tiempo para reaccionar. Cuando entrevisté al director, Aitor Iruzkieta, hubo una frase que se me quedó muy grabada: “A la gente no le gusta oír malas noticias”. Ese es el principal escollo. No podemos solucionar un problema que no queremos reconocer.

4/11/16

Es hora que nos replanteemos ciertos aspectos de nuestra vida

LA SUPERVIVENCIA DEL MÁS VIEJO


Con una expectativa de vida que alcanza a los 110 años, se alarga la vida útil de los seres humanos, al tiempo que quiebran los fondos de retiro; lo que nos obliga a hacernos un replanteo serio de nuestra estructura social y económica.

Hot mature women and men aparecen en el escenario social, con un gran impulso energético, mucha experiencia profesional y pocas oportunidades de supervivencia.

Los parámetros de belleza están cambiando, adaptándose a patrones más naturales, al tiempo que aquellos que han cuidado su alimentación y estilo de vida en el pasado, lucen como extraterrestres en medio de la población que se alimenta de fast-foods y escapa a la actividad física.
Años atrás, con una expectativa de vida de 75 años, la esperada jubilación apenas era aprovechada, antes de que los achaques de la edad nos limitaran o exterminaran,
Los “ancianos” de más de 65 de nuestra era actual pueden, en cambio, aspirar a estar en la mitad de sus vidas, habitando cuerpos saludables y fuertes.

3/11/16

Se puede vivir perfectamente sin salir de la economía solidaria

¿DE VERDAD NO HAY ALTERNATIVA?

Puede que la política invite al desánimo a quienes desean un mundo más justo, pero la Feria de Economía Solidaria celebrada el pasado fin de semana en Barcelona muestra que nunca han existido tantas alternativas para orillar en la vida cotidiana las dinámicas más agresivas del capitalismo.

El ciclo político que prometió cambios sustanciales para corregir la austeridad y las políticas que llevaron a la crisis parece, ahora sí, a punto de cerrarse con la inminente investidura del presidente del Gobierno, pero ha dejado al descubierto un paisaje muy distinto al que muchos soñaban: el PSOE ha arrancado de nuevo el vehículo después de su penoso espectáculo interno, pero ahora circula por la ruta que parece llevarle directo al precipicio; Podemos está enfrascado en una nueva temporada de su particular Juego de Tronos, especialmente sangrienta; las izquierdas "procesistas" –en Cataluña o en Euskadi– lo fían todo a gobiernos dirigidos por la derecha; los ayuntamientos del cambio han chocado con una realidad durísima en un terreno de juego definido por sus rivales y sin apenas instrumentos, y hasta uno de los principales motivos de esperanza internacional –las expectativas que abría Syriza en Grecia– parece hoy un triste espectro de lo que pudo haber sido y no fue, justo en el momento en que se derrumba el imaginario progresista que parecía construirse en América Latina.

Entonces, ¿no se puede?

28/10/16

Hay esperanza fuera de las herramientas al servicio del poder.

VIVIR FUERA DEL MATRIX


Cuando uno ve la exitosa película “Matrix” no puede sino encontrar paralelismos con nuestra realidad actual. Como sabemos, allí se describe un mundo en el que los humanos están conectados a máquinas las cuales les hacen vivir una vida ficticia, una vida que no es suya. Los humanos crecen y viven en una realidad construida desde el exterior aunque habrá un grupo de personas que conseguirán averiguar qué está pasando y salir fuera del Matrix. Esta trama es una historia de ciencia ficción pero no dista tanto de lo que es la realidad porque la realidad no es otra que una gran parte de la población vive conectada a un programa diseñado desde el exterior, diseñado desde los poderes fácticos. 


Ya desde la tierna infancia se nos adoctrina desde el poder político y económico -el poder fáctico-, ya desde bien pronto se nos intenta transmitir una ideología concreta que la persona va a asimilando e incorporando y que finalmente hace suya. Esta ideología inculcada pero más aún, esta manera de ver la vida y las relaciones humanas determinará la manera de pensar y de actuar de las personas creyendo sin embargo estas que su pensamiento es autónomo, que nace en ellos mismos, pero la realidad es que no es un pensamiento propio en tanto que ha sido “introducido” por varios mecanismos al igual que a los habitantes del Matrix se les hace creer que están viviendo unas vidas que son suyas.

27/10/16

Acompañar las nuevas necesidades de la economía P2P

PORTAL DE APOYO AL CIUDADANO COLABORATIVO

En un proyecto muy pionero a nivel mundial la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha presentado un portal para ayudar a los ciudadanos colaborativos, ya sea en su rol de productor o en su rol de consumidor. Seguro que hay algo que te interesa!

La economía colaborativa sigue siendo cada día más popular y sigue acompañada de grandes dudas e incertidumbres para sus usuarios. Para acompañar a los ciudadanos colaborativos en el mejor uso de las herramientas de economía colaborativa la OCU ha creado este portal.

Por un lado se ofrece información en forma de artículos¿qué es el crowdfunding? exponiendo los conceptos básicos así como los riesgos asociados a tales prácticas o un resumen del estudio Consumo Colaborativo ¿colaboración o negocio?

26/10/16

La buena muerte forma parte indistinguible de la buena vida

QUIERO MORIR PORQUE ME GUSTA LA VIDA


Carlos Martínez afirma rotundamente que quiere morir con dignidad porque le gusta la vida. Parece una paradoja, sin embargo no lo es. Padece ELA, una enfermedad degenerativa irreversible que deja la mente lúcida para asistir en primera persona al deterioro físico hasta el último aliento.

Sus declaraciones son coherentes, sosegadas, de un coraje superior, una depurada inteligencia y una conciencia mesurada y empática con su situación vital y su entorno próximo.

Ha asumido la muerte con una serenidad encomiable. Pretende ser dueño absoluto de su propia vida hasta el instante final, pero choca frontalmente con prejuicios acérrimos contra la eutanasia o el suicidio libre y conscientemente elegido.

En definitiva, aspira a ser él mismo desde el alumbramiento a la tumba. Ser uno mismo, el eterno deseo del hombre y la mujer de la caverna prehistórica que nos acompaña hasta nuestros días y uno de los conceptos señeros de la posmodernidad nacida al calor entusiasta y desbordante de la globalización neoliberal.

25/10/16

Una economía basada en las interacciones entre las personas

LA HORA DE LA ECONOMÍA COLABORATIVA

La economía colaborativa es un modelo económico basado en el intercambio y la puesta en común de bienes y servicios mediante el uso de plataformas digitales. Se inspira en las utopías del compartir y de valores no mercantiles como la ayuda mutua o la convivialidad, y también del espíritu de gratuidad, mito fundador de Internet. 

Su idea principal es: “lo mío es tuyo” (1), o sea compartir en vez de poseer. Y el concepto básico es el trueque. Se trata de conectar, por vía digital, a gente que busca “algo” con gente que lo ofrece. Las empresas más conocidas de ese sector son: Netflix, Uber, Airbnb, Blabacar, etc. Treinta años después de la expansión masiva de la Web, los hábitos de consumo han cambiado.

Se impone la idea de que la opción más inteligente hoy es usar algo en común, y no forzosamente comprarlo. Eso significa ir abandonando poco a poco una economía basada en la sumisión de los consumidores y en el antagonismo o la competición entre los productores, y pasar a una economía que estimula la colaboración y el intercambio entre los usuarios de un bien o de un servicio. Todo esto plantea una verdadera revolución en el seno del capitalismo que está operando, ante nuestros ojos, una nueva mutación.

24/10/16

Los beneficios volverán a la comunidad, de diferentes formas

ACCIONES COMUNITARIAS PARA SALVAR NEGOCIOS 


A través de las 'community shares', ciudadanos británicos preservan y mejoran empresas que creen esenciales. Desde 2009, unas 100.000 personas han invertido más de 100 millones de euros en dar apoyo a más de 350 proyectos. Aunque no hay fines de lucro, el dinero de los inversores se devuelve. No se trata de donaciones

El pub Star Inn, en Salford, cerca de Manchester, cuna del cooperativismo mundial, es carne fácil para un argumento de película. Es así: imagínense 2008, viene la gran crisis, los negocios cierran, la gente se queda sin trabajo. Reina la desazón, y, entre otros, cierra el pub del barrio, el único en 800 metros a la redonda que hay en una zona residencial de la ciudad. Un pub en Reino Unido no es sólo un pub, es centro de reunión vecinal que más que un lugar donde tomar cervezas es donde se apaga el fantasma de la soledad. Donde siempre se encuentra a un vecino. Donde siempre hay un amigo, y donde el individualismo reinante no pasa por la puerta.

El pub, que tenía también una fábrica de cervezas, cierra. Sí. Cierra, después de no poder pagar las cuentas, después del envejecimiento y el deterioro de las instalaciones. Pero los clientes-vecinos no pueden permitirse perder ese rincón de encuentro. No pueden. Seis habituales deciden no quedarse de brazos cruzados y acuerdan que van a comprar el bar. Pero… ¡ay!, en las películas siempre hay obstáculos: no consiguen reunir suficiente dinero, los bancos no prestan ni un alfiler y el ayuntamiento no tiene un centavo…