20/11/18

La vida és una experiència extraordinària que cal gaudir-la plenament


ACCEDEIX AL VIDEO
EL RESET

(Versión en castellano al final)

En àmbits esotèrics -conspiranoics si voleu- fa temps circula la brama del reset.

Reset, usat en termes informàtics, suposa un reinici de funcions.

Aquest «reset» s'aplicaria al terreny econòmic per canviar-ne les condicions actuals

El significat que ens interessa, però, és el de canvi de paradigma, de posar el "comptador a zero" per recomençar de nou un sistema de vida que ja fa temps s'ha demostrat perniciós en tots els terrenys

El reset també podem anomenar-lo el renaixement i, com a tal, precisa d'una mort per tornar a viure.

Estem disposats a morir per assolir una vida nova?, un món millor ?

Estem disposats a desprendre'ns de tot el que tenim, de tot el què som, per a fer lloc a nous ingredients, noves perspectives que ens projectin vers nous costums, noves maneres de viure i de relacionar-nos (sobretot relacionar-nos)?

El consumisme, la competitivitat, la insolidaritat, la manca d'empatia, el supremacisme, la inconsciència, l'acaparament, el malbaratament, la ignorància, la crueltat, la mentida…

Quantes coses hem de deixar, hem d'esborrar, hem de canviar !

19/11/18

La RB se halla dentro del estrecho márgen de un sistema cada vez más en crisis

RENTA BÁSICA, ¿SEMILLERO DE SUBVERSIÓN?

La vía neoreformista que ofrecen los defensores del RBI, no es “semilla de subversión” como prometen, sino que se mantiene dentro de los estrechos márgenes de un sistema cada vez más en crisis, que aprieta las clavijas como nadie.

Es un hecho indiscutible que el desarrollo del capitalismo ha generado un nivel tecnológico y capacidad productiva que pone en peligro, no solo la naturaleza, sino la base de sustentación del ser humano, el puesto de trabajo; afectando a todo tipo de nivel de cualificación profesional. Las dos fuerzas productivas fundamentales que Marx señalaba, la tierra y el ser humano, están en peligro por la supervivencia de las relaciones sociales de producción capitalistas.

Ante esta amenaza más que real, con las consecuencias de aumento de las desigualdades sociales, disturbios y crisis sociales, se ha puesto en la agenda política el debate sobre la necesidad de establecer una Renta Básica, presentada, por cierto, por sus sectores más progresivos, como semillero de subversión” y que genera ilusiones en sectores sociales de qué es posible una salida pacifica” a la crisis del sistema.

Dos visiones de la Renta Básica

En este cuadro han surgido voces planteando que la sociedad genera riqueza suficiente como para que exista una renta básica, igualitaria e incondicional para todos los ciudadanos, independientemente de sus ingresos o de si tienen trabajo o no. En este camino, países como Finlandia con un gobierno de centro derecha, ya han comenzado a experimentar con una renta básica, universal, de 560 euros, para pasar en un segundo momento, a los 800; independientemente de la situación laboral del ciudadano.

16/11/18

L’única cosa real és la riquesa que el treballador crea cada dia amb la seva suor

LA LOTERIA COM A SÍMBOL DEL CAPITALISME

L’autor ofereix una anàlisi molt crítica del significat del sorteig de la Loteria i dels missatges publicitaris amb els quals es trasllada a les consumidores. Segons el seu punt de vista, “la loteria apropa il·lusòriament la riquesa a la plebs; legitima la seva existència fent-la més dolça, justa i humana; neteja  mans tacades de culpa; mostra la seva cara més amable; es presenta desitjable i accessible” i “ens fa creure que el diner és real quan l’única cosa real és la riquesa que els treballadors creen cada dia amb la suor del seu front”

Alguns recordaran la sospitosa sort de José Antonio Roca, assessor de l’àrea d’Urbanisme de l’Ajuntament de Marbella, exgerent d’urbanisme de l’Ajuntament durant el mandat de Jesús Gil, i principal imputat del cas Malaia. Aquest polític va guanyar en quinze anys un total de 50 grans premis de loteria. Eldiario.com explicava l’any 2012 que “els investigadors a les ordres del jutge Miguel Ángel Torres van xifrar en termes de probabilitat les opcions de Roca. Segons les seves anàlisis, el principal imputat en l’operació Malaia tenia una possibilitat entre 43 quadrilions d’haver tingut la sort en el joc que va declarar haver tingut. Una possibilitat entre 43 quadrilions d’estar dient la veritat”. És a dir 43.000.000.000.000.000.000.000.000.
S’assenyalava així, potser per primera vegada, la primera funció –més basta i evident– de la loteria: era, per a les elits extractives de l’Estat espanyol, una autopista per al blanqueig de diners. La llista és llarga. Carlos Fabra va cobrar entre el 2000 i el 2011, 2,2 milions en premis. A més dels líders del PP, aquesta manera de fer també va ser emprada pels narcotraficants gallecs: la família Charlín  també ha tingut una sort singular altament improbable.

15/11/18

Para conseguir una sociedad mejor que viva mejor y en armonía con su entorno.

CAMBIEMOS EL RURAL CON EL RURAL

No es posible acometer un cambio hacia un sistema justo, equitativo y sostenible sin tener en cuenta a la población rural y al territorio que ocupan; y todo parece indicar que el discurso de las fuerzas progresistas que apuestan por una transición ecológica no está llegando a estos lugares.

La falta de propuestas o de capacidad para transmitir sus ideas en el mundo rural  condena a las fuerzas progresistas y ecologistas a un papel residual en esta franja electoral, hecho que imposibilita o al menos dificulta la superación del Status Quo dentro del poder político. Los partidos tradicionales se sienten muy cómodos con esta situación en la que los problemas rurales y de los municipios de menor tamaño no reciben el foco mediático dentro del debate político más allá de aquellos momentos en los que ocurren hechos que obligan a los medios de comunicación y en consecuencia a los políticos a referirse a ellos.
Y es que la ausencia de un debate abierto a la sociedad en general sobre estas temáticas permite que todo siga igual en el campo electoral, lo que otorga una ventaja de entrada a aquellos que usan el clientelismo como forma de acumular votos y poder.

14/11/18

Un nuevo horizonte económico, político y social hacia el que transitar con ilusión

TERMINATOR Y LA DISTOPÍA 4.0

La robotización o la digitalización pudieran aparecer como la solución a muchos de nuestros problemas, sin embargo, son presentadas, representadas, como auténticas amenazas con las que resulta inútil combatir.


La robotización va hacer desaparecer millones de empleos. Ese es el nuevo mantra que los economistas del sistema repiten machaconamente y que tiene como objetivo presentar como problema lo que bien pudiera ser una solución. Pero no adelantemos acontecimientos y analicemos la película por partes. 

TERMINATOR ENTRA EN ACCIÓN

El año 2013 los profesores de la Universidad de Oxford C.B Frey y M.A. Osborne presentaban un trabajo titulado The future of the employment en el que alertaban que “de acuerdo con nuestras estimaciones el 47% de los empleos están en riesgo” (Frey y Osborne, 2013). En este famoso y emblemático trabajo se anunciaban de forma dramática la desaparición de un buen número de ocupaciones y, por si fuera poco, correlacionaron negativamente salario y computarización. O dicho de otra forma, que los procesos de robotización iban a generar, también, la disminución de los salarios. Terminator entraba fuerte en escena disparando, sin contemplación alguna, contra empleos y salarios.

13/11/18

Para poner las Terapias Naturales al alcance de toda la ciudadanía

DULCE REVOLUCION: NO NOS MOVERÁN!

Celebramos haber superado las 85.000 firmas de apoyo a la Campaña pidiendo que la Medicina Tradicional y Complementaria entre en la Seguridad Social.

Os queremos agradecer todas las muestras de apoyo que está recibiendo la Asociación Dulce Revolución en un momento difícil en el que la Consejería de Salud de la Generalitat de Catalunya, nos ha impuesto una multa de 90.000 € por publicar en nuestra web decenas de testimonios de casos de curación de enfermedades, algunas de ellas graves, con un producto no autorizado en España para fines sanitarios, así como pretender colaborar en la difusión de un acto público donde el químico Gregorio J. Placeres quería dar a conocer su método con este producto para ayudar a niños enfermos de autismo, cuyos resultados positivos han podido experimentar 130.

Las presiones del Departamento de Salud fueron tantas, que la asociación organizadora decidió suspender el acto y finalmente se pudo llevar a cabo por la generosidad de una persona que cedió su casa particular, pero cuya celebración ha supuesto una multa de 600.000 € a Josep Pàmies, miembro de nuestra asociación, como máximo responsable de su celebración y a quien han cancelado la cuenta de Facebook. 

No puede haber libertad sin pensamiento crítico, inconformista, heterodoxo

EL OPTIMISMO ES EL OPIO DEL PUEBLO

Lo primero y casi urgente que debo hacer, dados los tiempos que corren, es explicitar que la frase que sirve de epígrafe a esta reflexión no es mía sino solo un préstamo (ustedes ya me entienden…) Los lectores de Milan Kundera recordarán que en su primera novela, La broma (1967), el escritor checo cuenta cómo su protagonista, el joven Ludvik, escribe a su medio novia Marketa en una postal visible a todo el mundo “El optimismo es el opio del pueblo. El espíritu sano hiede a idiotez”. Es la broma que da título a la novela y la causa de todas las desgracias del pobre Ludvik, empezando por su condena a seis años de trabajos forzados.

¿Tú crees que se puede edificar el socialismo sin optimismo?”, le pregunta a Ludvik un camarada que hace las veces de moralista, censor y juez. Es inútil, casi patético, que el acusado trate de defenderse alegando que era tan solo una broma. ¿Una broma? “¿A vosotros os hace reír?” le pregunta uno de los camaradas-jueces a los otros. Formulada así, la pregunta lleva implícita su respuesta. A partir de este momento al protagonista ya no le cabe ninguna duda de lo que le espera. En determinados ambientes el optimismo está lejos de ser un simple estado de ánimo. Es una obligación. Y cualquier broma sobre ello se paga muy caro.

12/11/18

Tendremos que vivir más sencillamente para que otros puedan sencillamente vivir

CRECER O DE-CRECER ¿ESA ES LA CUESTIÓN?
En el entorno de los movimientos ecologistas se afirma, con toda convicción, que es necesario pasar del crecimiento al decrecimiento. No por casualidad los promotores de esta idea suelen ser ambientalistas o sociólogos, pero raramente economistas. De hecho, el mayor responsable de la difusión del término decrecimiento ha sido el sociólogo francés Serge Latouche.
Como economista que comparte el sentido último de la propuesta, tengo sin embargo reticencias a defenderla del modo simple habitual.

Y no solo porque me parezca que resulta psicológicamente difícil convencer a la mayor parte de la población de que asuma un estilo de vida austero después de haber sido incitada compulsivamente al consumo, sino porque choca también con el objetivo central que persiguen los economistas y políticos de todo el mundo. Por ello, me gustaría hacer algunas reflexiones que permitan resituar el debate en este campo.

Que los economistas tienen que modificar radicalmente su paradigma y dejar de pensar que el planeta y sus recursos son infinitos resulta obvio. De hecho, hay una minoría que ya lo ha asumido. Así, el rumano Nicholas Georgescu-Roegen fue quizás el primero en hacerlo con toda radicalidad impugnando el crecimiento infinito, mientras el británico Kenneth Boulding -que escribió ya en 1966 el ensayo 
The economics of the coming spaceship earth (“La economía de la futura nave espacial Tierra”)- señalaba que había que pasar de la economía del cow-boy a la del astronauta. Mientras que el primero se enfrenta a las “grandes praderas” como lugar de recursos naturales ilimitados a explotar, la tarea del segundo consiste en administrar bien -técnica y éticamente- unos recursos escasos y no ampliables.

9/11/18

Acción necesaria para lograr la justicia y el reconocimiento que se merece.

PROPUESTA DE ACCIONES SOLIDARIAS CON JOSEP PÀMIES
¡¡NI UN PASO ATRÁS!!

Después de los diferentes ataques que está sufriendo Josep Pàmies por parte de los medios de comunicación y de las autoridades sanitarias, que pretenden obligarlo a abandonar su lucha a base de desprestigio y multas; y ante un Pàmies que no tiene ninguna intención de pagar ni bajar la guardia en la exigencia de una sanidad digna para todos y de la libertad de expresión como base fundamental de un estado de derecho, es justo que, por parte de todos los que valoramos su trayectoria, le apoyemos.

Como respuesta a la voluntad de colaboración que habéis mostrado muchas personas y entidades, os ofrecemos algunas opciones para materializar esta ayuda, que servirán para visualizar el apoyo a la persona y las reivindicaciones de Josep, con una aportación económica voluntaria, imprescindible para asumir los costes jurídicos que el rechazo a pagar la multa de 600.000 € le supone.

Hemos pensado en concentrar todos los actos relacionados con esta finalidad en unas mismas fechas, el fin de semana que va del 30 de noviembre al 2 de diciembre. Siempre que esto sea posible.

DIFERENTES ACCIONES PARA LLEVAR A CABO:

Gestionar estos proyectos es una necesidad para avanzar en la buena dirección

COMERCIOS COOPERATIVOS: Una realidad 
¿En qué se diferencian una tienda ecológica del barrio y un comercio cooperativo? ¿Cómo se pone en práctica el espíritu cooperativo en una iniciativa de una cierta escala? ¿Todos los comercios cooperativos funcionan igual? Echemos un vistazo.

La fiebre de los supermercados cooperativos los ha convertido en uno de los temas del año en el mundo de la economía social y solidaria. El éxito del documental sobre la iniciativa de Brooklyn, Park Slope Food Coop, ha ayudado a dar a conocer este modelo y ha generado una ola de nuevos proyectos. Pero en el Estado español ya tenemos experiencias de proyectos de distribución de alimentos de forma cooperativa y no todos tienen las mismas características. ¿Qué puntos tienen en común? ¿En qué se diferencian?

Vamos a explorar cómo se organizan iniciativas de comercialización que cumplen (salvo excepciones) tres criterios:
  1. distribuyen principalmente alimentos ecológicos;
  2. tienen modelos de gobernanza democráticos;
  3. funcionan con una infraestructura profesional suficiente como para ofrecer una oferta amplia de productos y horarios que los hacen accesibles a un público amplio.
Al final del artículo encontraréis un listado: como siempre, nos encantará que nos ayudéis a completarlo (vía comentarios).

8/11/18

Mostrar que tenemos propuestas para superar los grandes desafíos mundiales

UNA ECONOMÍA SOCIAL Y SOLIDARIA TRANSFORMADORA

Declaración de Bilbao: Por una Economía Social Solidaria transformadora

El pasado 15 de septiembre se han cumplido diez años de la quiebra de Lehman Brothers, la mecha que prendió el polvorín de la mayor crisis financiera habida hasta el momento y que colocó al capitalismo en la diana de todas las críticas ciudadanas. Sin embargo, no se ha producido en este tiempo el cambio de rumbo esperado y necesario, sino que se han profundizado los procesos de financiarización de la economía, se ha reforzado su carácter especulativo y, sobre todo, se han incrementado los índices de pobreza y desigualdad en el planeta. Un planeta amenazado por los efectos ambientales y sociales de un sistema económico basado en el ánimo de lucro, el productivismo, el consumismo sin límites y la negación de la distribución de la riqueza. Las desigualdades y la pobreza siguen aumentando, mientras disminuye la protección social. La tragedia de las migraciones forzosas son un exponente más de este sistema insostenible.
La economía social solidaria aspira a construir un sistema socioeconómico que coloque a las personas, sus comunidades y su entorno ambiental en el centro de todos sus procesos. Un sistema cuyo objetivo sea garantizar la sostenibilidad de la vida en todos sus aspectos y promover un bienestar equitativo, inclusivo, democrático y sostenible para todas las personas -mujeres y hombres- y pueblos en cualquier lugar del mundo.

7/11/18

Establecer relaciones diferentes entre los agentes presentes en el mercado.

OBSOLESCENCIA DE PRODUCTOS 
Información para influir en el mercado


La obsolescencia de los productos, además de tener un enorme impacto ecológico, supone un gran perjuicio para el consumidor. Es por ello por lo que es necesario mejorar la información sobre la durabilidad de los bienes para que los consumidores puedan presionar a las empresas insostenibles y evitar los productos con obsolescencia. 


El Consejo Económico y Social Europeo (CESE) aprobó en el 2013 el Dictamen CCMI 112 sobre Duración de la vida de los productos e información al consumidor, en él se establecen Conclusiones y Recomendaciones. Sin ánimo de exhaustividad, solo a efectos informativos, transcribo algunas de ellas. El CESE:
  • Aboga por la prohibición total de los productos cuyos defectos se calculan para provocar el fin de la vida útil del aparato.
  • Recomienda a las empresas que faciliten la reparación de sus productos. Ello deberá efectuarse en torno a tres ejes, siendo el primero la posibilidad técnica, a continuación deberá mantenerse la posibilidad de que los consumidores puedan aprovisionarse de piezas de recambio durante un periodo de cinco años, a partir de la adquisición. Por último, al comprar un producto, se debería proporcionar un manual en el que se detallen las posibilidades de reparación y las instrucciones para realizarla.

6/11/18

Promover la deceleración, la frugalidad alegre y la simplicidad próspera


LA CRISIS ECOSOCIAL 

Ni catastrofismo apocalíptico ni techno-optimismo


¿Priorizamos los carriles bici o los puentes de Calatrava?
¿El biodiseño o el falo-ego-diseño?

Ambas posturas desmovilizan políticamente y empeoran la situación. Existen otras maneras mucho más maduras, prometedoras y eficaces de canalizar nuestra energía emocional, mental, espiritual y física para contribuir a una transición socialmente deseable y ecológicamente viable: aprender a perder el miedo (a nosotras mismas, a los otros, a la muerte) y aumentar la empatía, cohesionar la comunidad, desacelerar en todos los sentidos y reducir la desigualdad son estrategias mucho más prometedoras. 

Ni los problemas sociales y ecológicos son debidos a que el ser humano es inevitablemente malo, egoísta, competitivo o idiota por naturaleza, ni se pueden resolver solamente con mejoras tecnológicas. Pensar lo primero tiende a fomentar la pasividad, el cinismo, el miedo, el hedonismo triste y un nihilismo político que –obsesionado con la seguridad personal, el riesgo y la protección individual– acaba polarizando a la sociedad y exacerbando las condiciones para su colapso. Afirmar lo segundo es creer que un instrumento puede resolver problemas estructurales sin necesidad de cambiar la estructura.

5/11/18

Una reflexión sobre cómo organizar igualitariamente la vida en el planeta


¿VUELVE EL FIN DEL TRABAJO?

I

La vida de la población trabajadora está periódicamente amenazada por una pesadilla recurrente: la del fin del trabajo provocado por el cambio tecnológico. No es que la gente esté ansiosa por deslomarse trabajando, o por vivir a las órdenes de un superior. Es que temen que la contrapartida sea el paro, la falta de ingresos, la marginación social.

El debate sobre tecnología y empleo es antiguo. La economía capitalista se caracteriza entre otras cosas por un cambio técnico constante, por desempleo recurrente y desigualdades obscenas. Por lo que sabemos de la historia del paro, los peores momentos, las crisis, tienen menos que ver con la tecnología y más con la organización de la economía y la sociedad. Pero nos dicen que ahora es distinto, porque la digitalización va a permitir no solo sustituir millones de empleos rutinarios, sino que reducirán también empleos “cualificados” porque la inteligencia artificial y la capacidad de cálculo de las máquinas resultará mucho más eficaz. O sea, que el paro no sólo es un peligro para la clase obrera tradicional, sino también para las clases medias educadas.

Los que defienden esta posición suelen ser altos empresarios o técnicos cualificados (ingenieros, científicos) en la materia. Sus opiniones reflejan tanto su percepción de los hechos como sus deseos ocultos (lo que yo llamo sus “sueños húmedos”). Para un empresario, un mundo sin obreros sería ideal. La gestión de personal es siempre una de las tareas más pesadas de cualquier actividad en general. En la empresa, donde los intereses de empresarios y trabajadores están en conflicto ―abierto o latente― esta gestión es aún más ardua. Una empresa sin trabajadores, funcionando automáticamente y dejando al propietario una renta recurrente, es el ideal que todo rentista desearía. También para los altos tecnócratas las personas son un estorbo.

2/11/18

Nos centramos tanto en lo que creemos perder) que no vemos aquello que ganamos

LAS BUENAS NOTICIAS


A lo largo y ancho del blog The Oil Crash se han discutido en numerosas ocasiones los problemas que a la sociedad industrial le va a causar la disminución de la energía disponible. Con harta frecuencia, nos hemos entretenido a analizar hasta qué punto el descenso energético puede comprometer la misma continuidad de nuestra sociedad, y si al final vamos a colapsar o no. Todo el discurso que hemos hecho hasta ahora es que la paulatina pérdida de la energía disponible es un problema gravísimo y que solo nos va a deparar pesar y sinsabores, permitiéndonos solo matizar si éstos serán más o menos profundos, más duros o más sobrellevables. El caso es que, después de los más de ocho años desde que abrí esta bitácora, aún no hemos analizado la parte positiva del descenso energético.

Y sin embargo existe, realmente, un lado positivo asociado al declive energético. El hecho de que en las próximas décadas tengamos que vivir con menos energía implica que necesariamente en ciertos aspectos se van a suceder una serie de mejoras bastante sustanciales con respecto a la situación actual. Estas mejoras, por supuesto, no cancelan o eliminan los deterioros que vamos a sufrir en otros ámbitos; pero tener constancia de estos efectos benéficos puede ayudarnos tener una perspectiva más correcta de cuál es el escenario con el que vamos a tener que lidiar. Y es que muchas veces creemos que en el futuro todo será mucho más difícil porque asumimos que tendremos que continuar destinando los mismos recursos a hacer las mismas cosas que hacemos ahora, cuando en realidad es probable que algunas cosas mejoren por sí solas y así nos aligeren en parte la pesada carga que se nos viene encima.