31/10/13

Los años van pasando, y aún sin respuestas, la vida sigue.

SELBA Boletín Noviembre 2013
Hola amigos,

Van pasando los años, ya van unos cuantos. Y de momento, todo sigue igual. Ninguna verdad se me reveló con absoluta claridad. No sé quién soy, no sé qué hago en este mundo, no sé por qué estoy vivo ni para qué me sirve ser consciente de ello. 
Tener consciencia de mi propia existencia es algo que, de hecho, me fascina. Todo el mundo es consciente de sí mismo, todo el mundo es consciente de algo, pero nadie que yo conozca es absolutamente consciente de todo. ¿Para qué tener conciencia si no sirve para comprender, si ni siquiera asegura una acción recta y amorosa? Salvo que la conciencia no sea ningún final, no sea algo acabado, sino algo por hacer, algo que se halla en proceso de llegar a ser. Una conciencia imperfecta que evoluciona, sin embargo, hacia horizontes más amplios, de mayor conocimiento y compasión. 
Tal vez como individuo no sea gran cosa, pero ¿y si fuera un elemento más, tan único como prescindible, de esa gran conciencia universal que va emergiendo lentamente desde la materia y la vida a través de una humanidad que apenas ahora está despertando a su destino? ¿Y si el siguiente paso a esta conciencia individual, todavía pobre, todavía lejos de su máximo esplendor, fuera una conciencia colectiva, alimentada y soportada por millones de seres humanos en permanente conexión, una conciencia común para una nueva esfera del ser, esa noosfera de la que ya otros nos hablaron antes? Sin duda, esta es mi esperanza. Y de alguna manera, a ella me aferro.
Mientras llegan las respuestas, vivo los días con calma, feliz de poder amar y ser amado, de ver salir el sol cada mañana y ponerse al atardecer, de tener un cobijo donde refugiarme y sentir que a mi alrededor reina la paz. Seguro, dentro de mis dudas, de que no cabe otro futuro para la humanidad que el de la paz. De que esta conciencia, de la que ignoro casi todo, seguirá evolucionando hasta preñarse completamente de amor y hacer que la paz lo sea todo en la Tierra. Los años van pasando, y aún sin respuestas, la vida sigue.

Un cordial saludo, Ulises

30/10/13

La eterna lucha ciudadana contra los límites de lo posible

LAS DIEZ MAREAS DEL CAMBIO
El libro de Juan Luis Sánchez, es una mezcla de ensayo y reportaje para dar claves sobre los nuevos discursos sociales y las nuevas formas de vivir la política.
El libro completo ya está a la venta.                                       
La playa (y el periodismo del infinito) es la introducción, que reproducimos íntegra a continuación.
¿Tienes la sensación de que estás descolocado, de que al tratar de recomponer el puzzle de tu mente política hay piezas que no encajan? ¿De que hay cosas que nunca creerías que iba a decir que ahora está diciendo? ¿Que hay palabras que recuerdas haber pronunciado una y otra vez, hace tiempo, y que ahora te suenan ridículas? ¿Que la crisis te ha hecho clac por dentro, que se te han roto fibras, que has soltado ataduras, que todo es más crudo, más duro, más rudo, pero más puro? No te preocupes. Es la marea.
¿Has creído siempre que nadabas a contracorriente, lento pero a tu aire, y ahora notas que todo va muy rápido, que avanzas con muchos más por una gran corriente furiosa? ¿Has intentado agarrarte a la arena con las uñas de los pies, al filo de las rocas con las manos, has movido los brazos hacia atrás para frenar porque el escepticismo te hace sentir vértigo, lo racional no comprende tanta entrega emocional? No te preocupes. Es la marea.
¿Te has fijado en la compañía que llevas y has visto peces de otros colores al tuyo? ¿Has escuchado agudos cantos desde las profundidades que te han sonado bien? ¿Ves peces payasos donde antes veías tiburones, ves globos donde antes veías ballenas, ves plancton donde antes no veías nada? No te preocupes. Es la marea.
¿Ya no te ahogas cuando abres la boca? ¿Ya no picas los mismos anzuelos? ¿Ya no te crees el cebo de siempre? ¿Has descubierto qué resistencia, cuánto tiempo más de lo que creías, eres capaz de aguantar la respiración? ¿No sabes en qué criatura te estás convirtiendo? No te preocupes.

29/10/13

La vida és un canvi constant i tots els problemes tenen solució...

DE LA POR, AL NERVIOSISME  


Ni que sigui de forma soterrada, ja ens estem fent a la idea que la cosa va de debò.
Ens estem adonant que els pitjors presagis es van concretant de forma accelerada i que el temps se’ns va tirant al damunt.
                             
Sobrevolant aquesta certesa, va agafant cos la intuïció que ens pertoca fer quelcom, si més no, sortir de la inacció en la que estem atrapats per diversos motius, principalment per la manca de costum d’haver de tenir cura de nosaltres mateixos, cosa que teníem delegada en els qui tenen el poder.

Com que fins fa poc ens anava moderadament bé, ens varem acomodar al Sistema i ara, de sobte, aquest se’ns ha girat en contra i ens enganxa amb el peu canviat i totalment desentrenats en el quefer de responsabilitzar-nos de la nostra pròpia vida.

D’aquí venen els nervis: Veiem que, com en la peli del Indiana Jones, baixa la bola rodolant cada cop més ràpid i no sabem com escapolir-nos-en. No sabem com fer front a una situació per a la que no estem preparats i que ningú se la veia venir.

Però, de la mateixa manera que ara donem per fet que la cosa va de veres, també és cert que ja no ens enganyem pensant que algú ens la solucionarà. Per molt que ens dolgui reconèixer-ho, veiem que s’està implantant el “campi qui pugui” sense un creïble full de ruta que proposi un replantejament seriós i “humanitzat” de la situació. 

28/10/13

La RSP busca el empoderamiento de las personas afectadas por la crisis, implicándolas activamente en la gestión y organización.

CÓMO NO DEPENDER DE QUIENES NOS ESTÁN HACIENDO DAÑO
      La solidaridad organizada es un eficaz escudo contra las agresiones del sistema

La historia demuestra que cuando llegan las crisis resurgen los fascismos

Como dijo Lorca, "queremos que se cumpla la voluntad de la Tierra, que da sus frutos para todos"

“Nos manifestamos, hacemos campañas, entregamos ayuda social a familias necesitadas. Ahora también paramos desahucios”: Esta frase no es de un integrante de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, sino del Movimiento Social Revolucionario (MSR), un partido político español de ideología neonazi, afiliado a la Alianza Europea de Movimientos Nacionales. El MSR se define a sí mismo como "nacionalrevolucionario" y emplea una retórica anticapitalista. No detiene desahucios, solo acudió recientemente a uno, pero pretende presentarse como organización de carácter asistencial para ganar adeptos. 
El pasado 12 de octubre, Día de las Fuerzas Armadas, algunos de sus integrantes se manifestaron en Madrid con carteles que reivindicaban “Una sanidad pública y de calidad”, “Una alternativa social y nacional”, “Ni izquierdas ni derechas", “Por una alternativa Social y Nacional”, o “Contra la banca y la corrupción política”.
El fascismo siempre se ha nutrido de discursos populistas para ganar apoyos. Amanecer Dorado, en Grecia, es buen ejemplo de ello: Arremete contra los inmigrantes mientras distribuye comida -e incluso pisos- a familias griegas necesitadas, en un proceso basado en la xenofobia y la exclusión. 
La historia demuestra que cuando llegan las crisis resurgen los fascismos. Grecia, Francia, España, son algunos escenarios en los que se detectan discursos preocupantes. En nuestro país, con una democracia construida sobre la impunidad del franquismo, aparecen fotografías de jóvenes con el brazo en alto, algunos discursos se radicalizan, se registran actitudes de desprecio y agresiones a inmigrantes y homosexuales, surgen amenazas contra quienes defienden los derechos humanos.
Los derechos no caen del cielo, se conquistan. La barbarie no se detiene por sí misma, hay que frenarla. El aumento de la pobreza y la desigualdad está despertando fantasmas en Europa. Algunos políticos agitan la xenofobia para arañar votos y apoyo popular. Otros simplemente optan por no condenarla más que con la boca chica y en susurros, olvidando que los principios y la ética, bien publicitados y explicados, podrían tener más rédito electoral que la cobardía.

En un comportamiento de manual, algunos dirigentes colocan a los inmigrantes en el punto de mira, para atribuirles buena parte de las causas de nuestros males, para reforzar el discurso falaz que sostiene que no es posible repartir equitativamente la riqueza. Pero, como dijo Lorca, queremos y merecemos “el pan nuestro de cada día”; queremos y merecemos “que se cumpla la voluntad de la Tierra, que da sus frutos para todos”.

Frente al intento de desmantelamiento de los servicios públicos, y antes de que la ultraderecha trate de instrumentalizar las necesidades de la gente al servicio del fascismo, es precisa una reacción eficaz a través de redes sociales alternativas e inclusivas, capaces de canalizar la solidaridad que tanta gente está dispuesta a ofrecer. La Plataforma de Afectados por la Hipoteca, las asambleas de barrio del 15M, las asociaciones vecinales, los centros culturales autogestionados, o la Red de Solidaridad Popular, creada hace seis meses, son algunos ejemplos esperanzadores en este sentido.

25/10/13

Lo que empezó como un simple huerto orgánico, ha cuajado con el tiempo en un modelo de comunidad sostenible único en el planeta

FINDHORN, EL ESPÍRITU DEL FUTURO

Carlos Fresneda visita la Fundación Findhorn, un proyecto que empezó en los sesenta como un simple huerto ecológico y que ha evolucionado con el tiempo hasta convertirse en un modelo de comunidad sostenible único en el planeta.

Escocia es diferente. Edimburgo despunta en el horizonte y algo empieza a agitarse. El terreno se vuelve más agreste, el viento sopla fuerte, el clima se hace aún más cambiante. Todo se intensifica en los sentidos y en la mente. Y la extraña vibración se hace aún más fuerte subiendo hacia las Tierras Altas, rumbo al lejano norte, donde se produce esa mágica fusión de paisaje y paisanaje.

Aquí, en la bahía de Findhorn, a tiro de piedra de la remota Inverness, echaron raíces en 1962 Peter y Eileen Caddy y su amiga Dorothy Maclean. Se conocieron cuando trabajaban en el hotel Cluny Hill de Forrest y sintieron algo así como “la llamada espiritual de la naturaleza”. Acabaron viviendo en una modesta caravana, y cultivando todo lo que podían en un terreno -hasta entonces baldío- que no tardó en convertirse en uno de los mayores reclamos del norte del Escocia, por los repollos de 20 kilos y demás prodigios vegetales.

Medio siglo después, el legendario huerto de Peter, Eileen y Dorothy (que aún vive por aquí cerca a sus 92 años) sigue dando sus frutos en el mismo lugar, junto a la mítica caravana verde, en un mágico jardín comestible protegido ahora por los duendes y por un cartel en la puerta donde puede leerse: “Amor en acción”. Así le llaman aquí al “trabajo”.

La Fundación Findhorn tiene algo del otro mundo posible. Lo que empezó como un simple huerto orgánico y como un santuario donde se venera a la naturaleza, ha cuajado con el tiempo en un modelo de comunidad sostenible único en el planeta, alimentado por el espíritu de sus más de 300 habitantes y por una población flotante de 3.000 visitantes al año, venidos de todas las partes del mundo para participar en cursos de permacultura, desarrollo sostenible, meditación activa, cambio de conciencia, activismo sutil, transición y “resiliencia”…

El principio de co-creación con la naturaleza, que tanto impregnó a sus tres fundadores, sigue vivo al cabo de las décadas. Pero todo lo demás ha evolucionado con los tiempos y ha sabido trascender el estigma de lo “alternativo”. Aquí se demuestra de una manera palpitante y práctica eso que llaman “el espíritu del futuro”.

En Findhorn se inauguró en 1989 la primera turbina eólica que aportaba el 20% de la energía, reemplazada ahora por tres aerogeneradores con una potencia total de 750 kilovatios (la mitad de la energía se vende a la red). Los habitantes de la ecoaldea fueron también pioneros en la instalación de placas fotovoltaicas, muy útiles en las largas horas de sol del verano septentrional.

En 1995 se construyó en un invernadero la primera “Máquina Viva”, ideada por el biólogo canadiense John Todd, para depurar de un modo natural hasta 65 metros cúbicos de agua al día (el equivalente a las aguas residuales de 330 personas). En el 2002 entró en funcionamiento el Eko, la moneda social usada en las más de 30 empresas y organizaciones vinculadas a la fundación. Y en el 2010 se inauguró la caldera de biomasa, para calentar todos los edificios comunes durante los largos inviernos.

“El secreto de Findhorn está quizás en su capacidad para cambiar constantemente, que es precisamente la primera ley de la naturaleza”, sostiene Mari Hollander, que lleva vinculada a la fundación desde los años setenta. “Los tres fundadores supieron soltar las riendas y pasar el testigo a las siguientes generaciones. No hemos tenido 'gurús'. No practicamos un credo en particular, aunque nos guíamos por unos valores, lo que aquí llamamos el 'terreno común', que van desde una práctica espiritual (la que sea) a la no violencia, pasando por el espíritu de servicio, el crecimiento personal, la cooperación y la no violencia”.

24/10/13

Tenemos una triple dimensión que se retroalimenta en forma de círculo virtuoso: tejido social, conocimiento mutuo y confianza.

RECUPERAR EL VALOR DE DARSE LA MANO


Darse la mano, sobretodo en entornos rurales y en épocas pasadas era un gesto y un compromiso a respetar. A nadie se le ocurría pensar que no tener un trozo de papel escrito y garabateado o que otra persona con traje oscuro diera fe del asunto, otorgara menos valor a aquél acuerdo sellado con un apretón de manos.

Debemos recuperar el valor de la confianza. Debemos poner en práctica modelos que centren sus esfuerzos en tejer redes ciudadanas que nos recuerden el valor que tiene estar entrelazados como individuos y como sociedad, y desarrollar, a partir de ahí, la confianza mutua.

Sirva de ejemplo el sistema de avales que Coop57 pide a los socios que reciben préstamos. Reciben el nombre de avales personales mancomunados. En el ADN del funcionamiento de Coop57 hay insertados una serie de valores, uno de los cuales —y de los más importantes— es el principio de la confianza. Las garantías que se piden a la entidad que solicita financiación son que busque personas cercanas y que confían en el proyecto para que alcancen un compromiso personal para responder como avalistas por una parte del préstamo concedido. En el caso de que la entidad no pudiera devolver el préstamo, las personas avaladoras responderían en su nombre y sólo por la parte avalada.

La confianza reside en que el aval personal mancomunado es un documento privado que no va a notario y donde no se pide información económica de la persona que avala (nóminas, situación económica patrimonial, etc.) ni se inmoviliza, previamente, ninguna cantidad de capital. Simplemente es un papel donde la persona expresa su compromiso. Y con esto, ya es suficiente.

¿Y por qué se confía tanto en los avalistas? Porque se confía en la entidad por la que responden. ¿Y por qué se confía tanto en la entidad? Porque ya nos conocemos, nos tenemos confianza. Nos conocemos porque la entidad, antes de solicitar un préstamo y en consonancia tener que buscar a sus avalistas, se ha hecho socia de Coop57 y es durante este proceso cuando la entidad y Coop57 empiezan a construir su relación. Antes de que una entidad sea admitida como socia debe pasar una evaluación social que sirve para ver si la actividad que lleva a cabo esta entidad es transformadora y se adecua a los principios y valores de Coop57, pero no sólo sirve para esto. Sabemos que en el futuro deberemos desarrollar una confianza mutua y para tener confianza con alguien, la clave es conocerse.

En este sentido, Coop57, a lo largo de su historia ha concedido más de mil préstamos y la firma de estos préstamos nunca se ha hecho ante notario. ¿Por qué se debe encarecer el coste de un préstamo para que una tercera persona dé validez a un acuerdo entre dos partes que ya confían la una con la otra? Sería absurdo.

Por  lo tanto tenemos una triple dimensión que se interrelaciona y retroalimenta en forma de círculo virtuoso: tejido social, conocimiento mutuo y confianza.
La una no sirve sin la otra y la otra mejora la anterior. Es decir, como más esfuerzos volquemos en desarrollar el tejido social, más nos conoceremos; como más nos conozcamos, más confiaremos la una con la otra y como más confiemos, más ganas y más fácil será tejer redes de colaboración mutua y así iremos desarrollando este círculo virtuoso hasta ir consiguiendo nuevas formas de interrelación que ayuden a una transformación social en positivo de nuestra sociedad.

La economía social y solidaria, con sus todavía larguísimos caminos por recorrer, va desarrollando pasos en este sentido, sobretodo en la construcción de experiencias de mercado social que alimentan esta triple dimensión. El mercado social es un espacio de coordinación y organización para intentar agrupar todas las prácticas de economía solidaria y fomentar los intercambios de bienes y servicios para satisfacer nuestras necesidades sin salir de la economía solidaria.

Existen actualmente en Catalunya y en el estado español iniciativas de este tipo como lo son el “Mercat Ecosol” (http://www.mercatecosol.cat/) en Catalunya o el portal “Konsumo Responsable” (http://www.konsumoresponsable.coop/) a nivel estatal.

23/10/13

Un "lobby del pueblo" que permita que el propio pueblo se autogobierne

UN PARLAMENTO CIUDADANO QUE ASPIRA A SER LA "CÁMARA PERMANENTE" DE LOS MOVIMIENTOS SOCIALES 

El proyecto impulsado por la arquitecta y exconcejal Itziar González arranca su actividad con unas jornadas para pensar cómo construir un espacio de coordinación entre plataformas que les ayude a ejercer de "contrapoder"
ACCESO WEB
"A menudo pensamos que nos gustaría participar en las concentraciones contra la privatización del Hospital Clínic o en defensa de la educación infantil, pero a todo no llegamos. Si esta iniciativa ha de servir para que este deseo se plasme de alguna manera, nos reconoceremos en él". Así se expresaba Ada Colau, la cara visible de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), en las primeras jornadas del Parlament Ciudadà, un proyecto impulsado por Itziar González, arquitecta y exconcejal del barrio de Ciutat Vella de Barcelona, que tiene la clara voluntad de enlazar los diferentes movimientos sociales y dotarlos de una "cámara permanente" -en palabras de González- para que puedan organizarse en forma de "contrapoder".
Ante una audiencia de unas 300 personas, reunidas en la Facultad de Biblioteconomía de la Universidad de Barcelona, una selección de plataformas y colectivos ciudadanos ha hecho una primera aportación -que se desarrollará en las jornadas de este sábado- de cómo se debería construir un Parlamento que, de manera efectiva, les permita coordinarse.
"Un lobby del pueblo", aventuraba González, que permita a la larga "que el propio pueblo se autogobierne", remachaba Colau. En la mesa también estaban Enric Pons, de la Auditoría Ciudadana de la Deuda; María Morón, de Ca la Dona; Jordi Garcia, de la Red de Economía Solidaria, y Manolo Tomás, de la Plataforma en Defensa del Delta del Ebre.
La repetición de palabras como "enlazar", "coordinar", "vincular" o, incluso, "ayudar", ha servido para hacer evidente que las diversas plataformas y colectivos presentes en la sala, a pesar de tener objetivos separados y "urgentes" -como el caso de la PAH: detener desahucios-, tienen intereses en común. El más claro, expresaba Colau, es el de conseguir cambiar "un modelo capitalista" que pone en cuestión todos los avances sociales logrados hasta el momento, y en defensa de los cuales se han organizado las diferentes "luchas" que, según repetía González, el Parlament Ciutadà pretende ayudar.
El peligro del enésimo intento
"Ya sabemos que nos han estafado, ya sabemos que el sistema es corrupto... Sabemos que el rey está desnudo. Pero necesitamos propuestas de acción", requería Colau. El principal temor entre los ponentes, respecto al Parlament Ciudadà, era que se acabe convirtiendo en el enésimo punto de encuentro de activistas, o intento de puesta en común de propuestas, que termina en nada por la falta de tiempo y de fuerzas.

22/10/13

Sería un nuevo sistema monetario y económico muy alejado de las guerras y los conflictos motivados por la codicia.

Las 10 etapas que viviría el mundo con la introducción de una divisa BRICS
El 'bricso', la moneda de los BRICS, revolucionaría mucho más que el sistema económico mundial, sostiene el ex economista del Banco Mundial Peter Koenig en un artículo donde detalla quién tomaría las riendas del mundo en ese hipotético escenario.
En la primera parte de una serie de artículos, Koenig sugería que la introducción de una nueva moneda, el 'bricso', lanzada por el bloque BRICS, podría frustrar los planes de EE.UU. de crear un nuevo orden mundial.

En su más reciente artículo  describe cómo se desarrollarían los acontecimientos en ese hipotético caso. ¿Cómo sería el devenir económico mundial con el 'bricso'? ¿Cómo afectaría su lanzamiento al dólar? ¿Y a la población en general? En su artículo, publicado en el portal de noticias
'The Voice of Russia', Koenig responde a estas y a otras cuestiones y dibuja un panorama mundial radicalmente distinto al actual. 
1. Primeras horas de pánico
Las siguientes 24 horas serían de auténtico desconcierto. Los medios se volverían locos y la gente sentiría miedo y especularía sobre el futuro económico, señala el ex economista.

Algunos se plantearían ir a los bancos, pero ni siquiera podrían cambiar sus dólares y euros en efectivo en 'bricsos', porque,  al menos en un principio, esta moneda sería virtual. Otros optarían por convertir sus cuentas bancarias en divisas BRICS., lo que les mantendría a salvo.  También habría personas que continuarían confiando en el dólar. 
2. Colapso de los mercados de valores
Pasadas 48 horas, los mercados de valores occidentales se derrumbarían literalmente, asegura el autor del artículo. Las autoridades optarían por cerrar los bancos ante el caos ocasionado por la noticia. Diez días después, la gente, sin dinero para comprar comida y otros artículos de primera necesidad, tomaría las calles.

Las entidades bancarias abrirían de nuevo pasado un tiempo, pero solo durante unas horas al día y con estrictos límites para la retirada de dinero.

Según Koenig, visualizar un escenario ficticio como este no resulta tan difícil en la actualidad. De hecho, uno podría especular que los sistemas bancarios de la UE y EE.UU. se han estado preparando para una crisis de tal magnitud, destaca el autor, mencionando el reciente colapso del sistema bancario chipriota. 
3. Abandono del euro
Algunos Gobiernos europeos, especialmente los de los países más débiles de la eurozona, estudiarían salir del euro, volver a las monedas que tenían antes y nacionalizar sus bancos un mes después de la introducción del 'bricso'. La medida les permitiría  imprimir su propio dinero y estimular la economía local con un sistema bancario nacional que promovería la producción y el consumo interno, creando así puestos de trabajo y en definitiva, restableciendo  la confianza en la sociedad.

21/10/13

En un país con un problema grave de vivienda como España, la enorme cartera inmobiliaria de la SAREB podría ser la base de una política de vivienda social.

EL BANCO MALO ES MALO DE VERDAD

Hicimos muchas bromas en su día cuando supimos que iban a crear un ‘banco malo’. Nos parecía una redundancia, un pleonasmo (como decir “capitalismo salvaje”), y nos preguntábamos: si los bancos “buenos” son lo que ya sabemos, ¿cómo será un banco que presume de malo?

Nos reíamos, sí, pero el banco malo cada vez tiene menos gracia. Ahora ya sabemos que no es malo: es peor. En poco tiempo, la Sociedad de Gestión de Activos Inmobiliarios Procedentes de la Reestructuración Bancaria, (conocida por sus siglas de SAREB, y en los bajos fondos por su apodo de banco malo) se ha convertido en el mayor granuja financiero de España. ¿Queríais banco malo? Pues ahí tenéis, un villano de película.

En pocas palabras, el papel que cumple la SAREB es salvar el culo de la banca sin que ésta se despeine. Y para variar, lo hace cumpliendo las dos condiciones propias del mundo financiero, especialmente en España: que la banca siempre gana; y que cuando pierde lo pagamos nosotros.

Se suponía que el banco malo iba a cumplir la función que instrumentos similares han tenido en otros países: comprar activos tóxicos a precio de mercado, y a cambio los bancos se ven obligados a dar crédito por el mismo importe de aquellos activos de que se desprenden.

Pero esto es España, y si llamamos malo a un banco es porque es malo malísimo. Hasta ahora, la SAREB ha permitido a los bancos “buenos” sacar de sus bodegas toda la mierda que no tenían donde colocar y que contaminaba sus cuentas. Miles de viviendas, acabadas y a medio construir, enormes cantidades de suelo, y también préstamos irrecuperables, han salido de las carteras maltrechas de la banca para acabar en el banco malo. Más del 40% de los activos tóxicos de la banca ya son suyos.

18/10/13

Per què no posar el comptador a zero i provar de fer-ho millor?

DE MICA EN MICA ENS VAN ATEMORINT  

Ahir es va desfer,ni que sigui temporalment, l’enjòlit econòmic nord-americà amb el desbloqueig del pressupost que ha estat durant les darreres setmanes el “papus” que han fet voleiar tan com han pogut per espantar una mica més la tropa.
 

Ens han dit per activa i per passiva que si s’ensorrava l’economia nord-americana se n’anava tot el món en orris. El mateix discurs de quan els bancs es van enganxar els dits amb les especulacions sense límit: Que si els bancs s’enfonsen, l’economia seria un caos... Que si són necessaris...

Apart de ser mentida tot el que ens diuen, per què no deixar caure un sistema que no serveix? Per què no posar el comptador a zero i provar de fer-ho millor?
Als qui remenen les cireres, ja els va bé tot aquesta moguda. Es més: Ha estat una moguda provocada per ells per tenir-nos a tots més ben agafats donat que en els darrers temps ens hem començat a espolsar la son de les orelles i hi hem anat veient més clar en tots els camps i per això ja no ens poden vendre la moto tan fàcilment.   

És evident que el poder segueix al seu lloc i que no donaran el braç a torçar. Però el que si ha canviat és que “hem perdut la innocència” i, tot i estar atrapats fins al coll en el sistema, ara ja no ens creiem el que ens diuen i a més els veiem com el nostre botxí i no com el nostre salvador i l’esperança de la nostra vida.

Es un canvi radical de la gent corrent –no de tots encara- però prou significatiu i greu per a la èlit com per que s’hagin d’empescar mil i una històries per distreure’ns o per entabanar-nos i que no ens n’anem fora del camí recte. Però ho fan de manera tan grollera que no guarden ni les formes ni actuen amb la subtilesa que ho havien fet sempre i així se’ls hi veu el plumero des d’una hora lluny. Mal dades van les coses!

Sembla que ha arribat l’hora de la veritat i el que cal és que tots i cadascun de nosaltres assumim, d’una vegada per totes, la responsabilitat de les nostres vides i ens plantegem un altre estil de viure més senzill però més autèntic i connectat amb l’entorn (persones i coses) deixant enrere la munió de “necessitats artificials” que el poder ens ha anat inculcant com imprescindibles per a ser feliços, quan el que volen és tenir-nos ben agafats i entretinguts mentre ells van a la seva.

17/10/13

Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo pequeñas cosas, puede cambiar el mundo.

¿VOLVER A TUS RAÍCES?


Desde Cambiando el Paradigma expreso mi agradecimiento y mi apoyo a todas las causas medioambientales y sociales que tienen que ver con el decrecimiento pese a ser una persona que depende del sistema capitalista igual que cualquiera de los que pueda estar leyendo esto, y por lo tanto haciendo hincapié en el término que muchos de nosotros nos convertimos en pequeños FÁSMIDOS, caballos de Troya que minamos poco a poco el sistema con los pequeños cambios que podemos inducir en nuestras vidas y comportamientos, en nuestra ética y nuestras decisiones y las de los que están en nuestro entorno social.

Volver a tus raíces es un post que quiero dedicar a la similitud que existe y que siempre existirá entre los problemas sociales colectivos y los individuales.

Una de las pocas cosas que la vida me ha enseñado es a ser fiel a mis creencias, a alimentar mi ego cuando estaba herido y consolar mi alma cuando me sentía poca cosa y esto siempre lo he conseguido volviendo a mis raíces, haciendo aquellas cosas que mas me gustaba hacer antes de sentirme mal, realizando aquello que me hacia sentir bien cuando era un niño.

Todos somos capaces de cometer errores y todos somos capaces de rectificarlos, otra cosa muy distinta es que lo hagamos en el momento y con las personas adecuadas.

Hablando ahora del conjunto de la sociedad cuando un problema sin solución llega a su fin, o sea a su solución final, que casi siempre es la confrontación y la derrota o muerte de uno de los bandos implicados. Tras los sucesos en los que las sociedades en su conjunto comenten errores que luego tienen consecuencias catastróficas. Las sociedades siempre se levantan de nuevo volviendo a generar toda la riqueza desde cero, salvo en los casos en los que pesa sobre ellos el yugo de otros pueblos o poderes.

Espero que alguien entienda a donde quiero llegar con este paralelismo, las sociedades de hoy en día requieren que en ciertos aspectos o al menos en su mayoría se opte por decrecer y no seguir ampliando el alcance de ciertos negocios, sin abastecer previamente las necesidades sociales más inmediatas.

Porque resulta irónico y surrealista comprar alimentos venidos de todas partes del mundo a precios altos mientras se echan a perder nuestros campos, porque es injusto que se exporten alimentos que hacen falta en las localidades desde donde se exportan, porque este sistema solo hace que consumir más combustibles fósiles y electricidad de lo necesario y por miles de cosas que ahora mismo no me vienen a la cabeza.

No quiero decir que le demos la espalda al progreso y la tecnología ya que existen miles de avances que hacen la vida más sencilla, pero si que es de lógica que este sistema tal y como va no puede aguantar toda la eternidad.

16/10/13

El tribunal insta al gobierno español a explicar cómo garantizarán el derecho a la vivienda para todos los realojados


El Tribunal de Estrasburgo paraliza el desalojo del bloque Salt propiedad del SAREB
Se trata de una medida cautelar tomada por tribunal al considerar que no se cumplían todas las garantías del proceso; el día 29 habrá una sentencia en firme
Más de 700 personas acudieron ayer al edificio de la localidad gerundense tras el llamamiento de la PAH para hacer presión contra el desalojo de las cuarenta personas que viven en él

No habrá desalojo por ahora en el bloque de Salt. La alegría se ha desatado en el edificio de la localidad gerundense poco después de las 8 h, cuando el abogado de los ocupantes les ha comunicado que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo ha ordenado la paralización temporal del desalojo. La noticia ha llegado mientras cientos de activistas desayunaban en el edificio, después de haber pasado la noche precisamente para defender de la expulsión a las más de 40 personas -21 de ellas menores- que viven en el inmueble, propiedad del SAREB, el llamado banco malo. Según el abogado, se trata de una medida cautelar: el Tribunal emitirá una sentencia en firme sobre el caso el próximo 29 de octubre.
A raíz de un recurso presentado por la defensa de los habitantes del bloque, Estrasburgo consideró que no se cumplían todas las garantías en el proceso de desalojo, como por ejemplo el derecho a audiencia de las familias, que no han tenido voz en todo el proceso. Además, antes de tomar una decisión el tribunal insta al gobierno español a explicar cómo garantizarán el derecho a la vivienda para todos los realojados. "Pide que se cumpla el derecho a la vivienda que España reconoce a través del Convenio Europeo de protección Derechos Humanos", interpretaba el abogado del caso, Benet Salellas.
En concreto, el tribunal dictaba la suspensión cautelar en base a los artículos tercer y octavo del convenio, según Romina Tuliano, del Observatori DESC. Estos puntos sostienen que el Estado no puede ofrecer un trato inhumano y degradante a las personas, por un lado, y que todo el mundo tiene derecho al respeto de su vida privada y familiar. Tuliano añade que hay que destacar que la medida senta precedentes, aunque recuerda que el Tribunal ya se había pronunciado en contra de dos desahucios de familias en Madrid. 
"Es importante para los cientos de miles de familias que, en silencio, se han quedado en la calle", expresaba Guillem Domingo, de la PAH de Terrassa. "Europa considera que no se está garantizando el derecho a la vivienda en España", añadía, en medio de la euforia que se ha apoderado del bloque de Salt.
Este edificio, vacío desde hacía tres años, fue ocupado por la PAH de Girona en marzo, en el marco de la Obra Social de la PAH, y en él se realojó a 16 familias que habían sido víctimas de desahucios. Sin embargo, la Audiencia de Girona ordenó su desalojo este verano después de que lo pidiera la propiedad, el SAREB.
Mientras el abogado, algunos portavoces y las familias atendían a la gran cantidad de medios de comunicación presentes, algunos activistas de la PAH y vecinos del bloque han salido a un balcón para informar con más detalles a la gente de la calle. Durante la celebración se han coreado los clásicos "sí se puede" y "el pueblo, unido, jamás será vencido". Luego las PAH se han dispersado por las calles contiguas al bloque y han llenado los bares de la zona para culminar la celebración con un desayuno. A las 10.30 h algunos activistas que seguían en Salt han empezado una manifestación por las calles de la ciudad.

La necesidad de que la vivienda sea un derecho social y no un privilegio en manos de bancos malos y fondos buitres

EL BLOC SALT y la SAREB: Una oportunidad para el derecho a la vivienda.

Después de realojar a más de 700 personas, la Obra Social de la PAH vive su primer gran pulso con la SAREB. La jueza de la Audiencia Provincial de Girona ha accedido a la petición de la SAREB de desalojar el Bloc Salt de Girona. En el bloc viven 43 personas (21 de ellas menores) desde marzo de 2013, después de que llevara más de tres años vacío.
Esta fecha de desalojo visualizará un gran choque de dos modelos contrapuestos. Como dos icebergs que colisionan: el modelo del Gobierno “El Banco del Terror” (SAREB), y el modelo de la gente “La autotutela de derechos” (La Obra Social de la PAH).

 

Modelo 1. El Banco del Terror

La SAREB cuenta con un 45% de capital público, aglutina a las entidades nacionalizadas , y tiene como función de “sanear el sistema bancario” y el objetivo legal y legalizado de “enajenar activos procedentes de las entidades nacionalizadas
Hablando en plata, su objetivo es malvender el patrimonio público, de las entidades rescatadas con dinero público, de todos. Y venderlo, en muchos casos a fondos buitres.
Nada más alejado de la garantía de derechos fundamentales. Más teniendo en cuenta que este patrimonio no es un bien cualquiera: sino uno de primera necesidad, sobre todo, cuando estamos en situación de clara emergencia habitacional.
Una “imposición” del MOU la Troika y el FROB, avalada, respaldada y fomentada por el RD 1559/2012, del Gobierno central, y la pasividad y connivencia de las administraciones locales.
Legislar a base de reales decretos, contra la voluntad ciudadana, para perpetuar los privilegios de las entidades financieras y vulnerando derechos. Modelo 1.

Modelo 2. Autotutela de derechos frente al vacío gubernamental

La PAH, la ciudadanía organizada, ha paralizado más de 750 desahucios, realojado a más de 700 personas, y obligado a las entidades financieras a firmar miles de daciones en pago. Frente a la emergencia habitacional, la práctica de movilizazión y la desobediencia civil ha conseguido hacer mucho más que cualquier administración pública. Desde la autoorganización, el apoyo mutuo y la solidaridad.

Es el caso del Bloc Salt: tres años vacío, 15 viviendas, propiedad de Banco Mare Nostrum, y posteriormente del SAREB.
La situación de emergencia habitacional es insostenible e innegable, la acumulación de vivienda vacía también. Y la lógica (de la mayoría) aplastante: si la gente se queda sin casa, si los bancos rescatados con dinero público acumulan viviendas vacías, es una obligación retornarle a esas viviendas la función social. Desde hace seis meses 43 personas habitan en el Bloc Salt, autotutelando su derecho a la vivienda, fomentando la soberanía alimentaria, organizando la vida cotidiana. Una lucha de David contra Goliat. Arrebatándole a la SAREB lo que nos pertenece, a todos.

Esta autotutela de derechos desde la desobediencia civil muestra de nuevo que Sí Se Puede.
El desalojo del Bloc Salt es un desafío de una banca rescatada (más de 40.000 millones de €uros públicos y unos activos -viviendas- que suman 50.499 millones) y de las administraciones públicas que le hacen el juego.
En este pulso, las personas que nos autorescatamos, desde abajo, vamos a dejar claro que si la SAREB es nuestra, sus casas también. El bloc Salt es nuestro.
La amenaza de desalojo al bloc Salt es una oportunidad para obligar a la SAREB y a sus cómplices políticos a convertir las viviendas en manos de la banca en un parque público de vivienda. El siguiente paso.
El día 16 de octubre es la fecha de desalojo dictada por la Audiencia Provincial. El día 15 te esperamos en Salt (Girona), a partir de hoy el bloc Salt será en bloc del Terror para la SAREB. Los derechos se conquistan a través de las luchas, y evitar el desalojo del bloc Salt es una victoria necesaria en la conquista cotidiana derecho a la vivienda.
A Salt a defender el derecho a la vivienda.
Manifiesto

[SAREB vs Bloc Salt: Dos modelos contrapuestos y una oportunidad para el derecho a la vivienda]

15/10/13

Quizás sea la hora de empezar a reclamar la potencia de lo común, del don, de la redistribución de los recursos

ECONOMÍA DEL DON: Fundamento del tejido social


Desde épocas remotas hasta el presente la humanidad ha practicado formas de intercambio no mercantilizado cuyo propósito ha sido primordialmente el sostenimiento de la vida. Las recompensas, en estos casos, adquieren un carácter básicamente social e intangible que solo se transformará en bienes o servicios materiales concretos de forma secundaria, indirecta y diferida en el tiempo. Hasta finales del S. XVIII economías no mercantilistas eran preponderantes en casi todos los rincones del mundo, es decir, han constituido el estado natural de relación en las sociedades humanas durante la inmensa mayoría de su historia, como explicó perfectamente Karl Polanyi en su conocida obra “La Gran Transformación”.

Múltiples interacciones, no sujetas a la lógica capitalista, en forma de economía del don siguen jugando un papel decisivo en el día a día de nuestra especie como base primaria de reproducción de la urdimbre social, hecho que puede observarse de manera incuestionable en el tipo de relaciones que se dan dentro de cualquiera de los variados modelos posibles de familia. La economía del don consiste sencillamente en la entrega de bienes o servicios a la comunidad o grupo de pertenencia sin contrapartidas mecánicas de devolución, sobre la base de la confianza, la reciprocidad y la justa redistribución de los recursos. En un contexto de crisis sistémica como el actual cabe preguntarse… ¿Por qué lo que es bueno para la familia, contribuyendo de forma radical a su sostenimiento, no es bueno para la sociedad en su conjunto? Si la familia es la célula de la sociedad… ¿Por qué no aplicar su dinámica de funcionamiento a los distintos órganos, músculos y aparatos que forman al cuerpo social completo, considerado como un todo?

Muchos podrían pensar que este tipo de lógica relacional solo puede darse en el estrecho microcontexto de la unidad familiar. Sin embargo también podemos encontrar claros ejemplos de éxito del modelo aplicado a comunidades mucho más extensas que llegan a desbordar, incluso, los ámbitos geográficos de las patrias y las nacionalidades. Una buena muestra de ello es ese gigantesco edificio del patrimonio común del conocimiento llamado Wikipedia o la sorprendente y enormemente fructífera comunidad del software libre. Sin embargo no es nuestra intención dibujar un panorama idílico que pueda ocultar que la economía del don se enfrenta también a importantes tensiones, retos y peligros que tienden a empujarla hacia su dislocación conforme los lazos familiares o afectivos entre los miembros de las comunidades que la practican tienden a hacerse más frágiles o lejanos. Ello no significa, en absoluto, que la economía del don no pueda y deba seguir fructificando en grupos humanos formados por miles e incluso millones de personas, sino más bien que habrá que cuidar de una forma más metódica y pormenorizada las condiciones de posibilidad necesarias para que pueda seguir funcionando y expandiéndose de manera provechosa, estable y mantenida en el tiempo.

14/10/13

¿Conocemos todas las posibilidades que nos ofrece la economía solidaria que tenemos alrededor?

CONSUME COMO PIENSAS:2ªFERIA DE ECONOMÍA SOLIDARIA EN CATALUNYA


La solidaridad es un valor en expansión y todo el mundo ayuda en lo que puede y más, pero, ¿somos coherentes en nuestro consumo? ¿Conocemos todas las posibilidades que nos ofrece la economía solidaria que tenemos alrededor?

173 empresas sociales inscritas en la Feria garantizan un amplio abanico de posibilidades para cubrir todas las necesidades básicas vitales. Además, la feria ofrecerá múltiples actividades como charlas, conferencias, talleres, exposiciones y audiovisuales, experiencias alternativas de trabajo, consumo y ahorro, mesas redondas, conciertos, actividades lúdicas y educativas para niños. La entrada es gratuita y es una gran oportunidad para todos para transformar el mundo a través de nuestro consumo diario.

ACCEDE AL VIDEO
La II Feria se celebrará los días 26 y 27 de octubre de 2013 en el recinto Fabra i Coats de Barcelona. En la primera edición, la Feria fue un éxito de asistencia – alrededor de 7 mil personas – y demostró que se pueden resolver la mayor parte de las necesidades de la vida dentro de la economía solidaria. Este año, este es el objetivo: que la cotidianidad del consumo sea dentro economía solidaria. La suma de nuevos consumidores e impulsores de iniciativas sociales fomenta nuevas salidas para la crisis y el capitalismo. Además, se fomenta la intercooperación entre personas y entidades para fortalecer el mercado social catalán.

Los ejes temáticos de la Feria demuestran que todas las necesidades pueden ser cubiertas en ESS y por ello se dividen en: 

  • Habitar, nuevas formas de gestión de la vivienda y mejora del espacio habitable para hacerlo más confortable, 
  • Vestirnos , ropa artesanal, fabricada en condiciones dignas y socialmente responsables, 
  • Alimentarnos, productos de proximidad, ecológicos, que respetan el medio ambiente en el proceso de producción y distribución, 
  • Reculturizarnos, transmisión de conocimiento a través de libros, proyectos culturales, artísticos y musicales, 
  • Educar, compartir valores a través de formación crítica, escuelas y servicios educativos, 
  • Comunicarnos, fomento de la actitud crítica y libertad de información y expresión, 
  • Cuidarnos, iniciativas de mejora en la crianza, la vejez y la salud, tanto individual, como comunitaria, 
  • Divertirnos, actividades de ocio y esparcimiento como pueden ser el turismo o los espectáculos, 
  • Financiarnos, ahorro e inversión transparentes y creación de monedas alternativas para fortalecer el mercado social, servicios a empresas, organizaciones que ayudan y orientan otras.

11/10/13

Su idea principal es dar a conocer un modo de vida más sostenible y desarrollar la resiliencia

ALDEAS EN TRANSICIÓN: Experimento social y ambiental

Imagina una comunidad autosuficiente, que actúa localmente para satisfacer sus necesidades, pero piensa en la solución a los problemas globales y no duda en acudir a la información que ofrece internet para optimizar sus técnicas de cultivo y nutrirse de nuevas ideas que puedan ser útiles para la colectividad. Despiertas, revisas cómo van creciendo tus frutas y verduras. Tomas tu bicicleta y vas con los vecinos a intercambiar productos  locales. Trabajas poco y te dedicas primordialmente a la creación artística y a la convivencia social. No ganas mucho dinero, pero no importa porque las relaciones sociales no se basan en la competitividad ni en presumir quien tiene más que el otro. Los habitantes de la comunidad han asumido una vida frugal basada en la simplicidad voluntaria. De vez en cuando, los habitantes de la comunidad se reúnen en Asambleas para debatir y decidir con Democracia directa el porvenir de todos. ¿Es una utopía?, se trata de las llamadas aldeas en transición.
Las comunidades en transición son una iniciativa que alcanzó notoriedad cuando la ambientalista Louise Rooney exhortó a la comunidad pesquera de Kinsale, Irlanda, a tomar medidas políticas y económicas orientadas hacia una verdadera sustentabilidad. Ideas que se extendieron a Totnes, Inglaterra, bajo el liderazgo de Rob Hopkins durante 2005 y 2006. Ambos proyectos sustentados en los principios de permacultura promovidos por Bill Mollison desde los años setenta, han estado evolucionando notoriamente y han lanzado al mundo un nuevo modelo de desarrollo comunitario:

"Los dos desafíos más duros a los que se enfrenta la raza humana en el inicio del siglo XXI son el  Calentamiento Global y el Pico del Petróleo. El primero está bien documentado y es muy visible en los medios de comunicación. El Pico del Petróleo, sin embargo, permanece por debajo del radar para la mayoría de la gente. Sin embargo el petróleo, precursor de la era de la disponibilidad siempre decreciente de combustibles fósiles, puede bien desafiar la estabilidad económica y social que es esencial si queremos mitigar las amenazas que muestra el Calentamiento Global.”

Ante tal escenario, es necesario pensar cómo la humanidad va a encaminarse a una nueva fase histórica, con mayores daños ambientales, más escasez, mayor población, etc. Por ello es menester cambiar el paradigma del crecimiento ilimitado y reorientar la economía para llevar a cabo una  transición  hacia una nueva era civilizatoria basada en principios verdaderamente sostenibles.

Las Iniciativas de Transición se basan en cuatro supuestos básicos:

10/10/13

Los poderosos tendrán miedo cuando esta base social esté dispuesta a actos pacíficos de desobediencia civil.

Entrevista a TERESA FORCADES y ESTHER VIVAS

La doctora en Salud Pública por la Universidad de Barcelona, Teresa Forcades, monja benedictina en el monasterio de Sant Benet de Montserrat, y la periodista y activista Esther Vivas conversan en el libro Sense por (Sin miedo) que acaba publicar Icaria Editorial.
Ambas coinciden en la iniciativa del Procés Constituent, un movimiento que fue impulsado hace unos meses por la propia Forcades y el economista Arcadi Oliveres, vinculado a los colectivos cristianos de defensa de los Derechos Humanos, con la voluntad de crear una organización de izquierdas lo más unitaria posible que concurra a las próximas elecciones autonómicas. Este domingo celebran en Barcelona un acto central de presentación que se prevé multitudinario.

¿Por qué ‘Sense por’?

Esther Vivas (E.V.): Porque pensamos que la gente está, parcialmente, comenzando a perder el miedo. Durante mucho tiempo nos han querido hacer creer que no había alternativas, que no se podía hacer nada para cambiar las cosas y, en estos momentos de situación crisis tan profunda, la gente empieza a ver la cara real del sistema capitalista. Hoy se ve que el capitalismo es incompatible con la vida, con la cobertura de las necesidades básicas de la gente y las personas se dan cuenta que esto no es solamente una crisis, sino que es una estafa, que nos han robado.
En los últimos tiempos hemos visto como la gente ha empezado a desobedecer masivamente. El propio 15-M fue un acto de desobediencia civil masiva. Hemos visto cómo la gente ocupa viviendas vacías de bancos y se las da a personas que han sido desahuciadas. La gente ocupa los vestíbulos de los hospitales, escuelas, supermercados… y estas acciones cuentan con el apoyo de amplios sectores de la sociedad, que está más de acuerdo con aquellos que ocupan, se indignan, se rebelan y desobedecen que con los que recortan. Por eso decimos “sin miedo”, porque la gente está empezando a perder el miedo y a desafiar al poder. Ante la legalidad del sistema anteponemos la legitimidad de la calle, de la lucha y de los derechos y las necesidades de la gente.

Hablan de crisis del capitalismo, pero siempre se ha salido de crisis anteriores. ¿También se saldrá de esta?

Teresa Forcades (TF): El capitalismo crea estas crisis de forma continuada. No se pueden considerar una sorpresa. El ciclo capitalista se basa en una explotación humana y de los recursos que genera estas crisis y que se pueden analizar en el curso de la Historia. En este momento, la diferencia es que algunos de los recursos planetarios están a punto de desaparecer y, por tanto, desde el punto de vista ambiental -a no ser que se descubra una nueva fuente de energía o un nuevo planeta, algo que ha pasado antes en la Historia- hay un límite. En esta cuestión ambiental hemos tocado techo.
En la cuestión social, desgraciadamente el capitalismo se puede inventar un nuevo sistema para continuar tratando a las personas como mercancías y, por tanto, no estaríamos ante la última crisis del capitalismo.

¿La democracia actual permite el éxito de propuestas alternativas como la vuestra?

TF: En el marco del capitalismo, no. Nuestra propuesta tendrá éxito si es capaz de impulsar y activar la subjetividad política de la mayoría social descontenta por una ruptura. Lo que debe estar muy claro es que el proyecto que proponemos de democracia real es inviable en el marco capitalista. El motivo no es otro que la premisa del capitalismo que el poder político debe estar sometido al económico. Si permitimos esto, es imposible la democracia real.

8/10/13

Su implementación es viable a cambio de suprimir las ayudas sociales que existen actualmente

RENTA BÁSICA, EL SUEÑO LIBERAL

Imagínese poder cobrar una renta mensual otorgada por el Estado por el simple hecho de ser ciudadano de un determinado país, sin trabajar y sin contraprestaciones, una renta simplemente por vivir. ¡Adiós levantarse por las mañanas, adiós presión y obligaciones, adiós al no tener tiempo para la familia o los amigos! Puede parecer una utopía pero es lo que votarán próximamente los ciudadanos suizos: dar a cada ciudadano adulto una renta básica de 2.500 francos suizos, unos 2.000 euros, simplemente por el hecho de ser un suizo adulto. 

¿Tienen futuro este tipo de iniciativas? Pues quizá tengan mucho más del que a priori pueda parecer. Hagamos unas pequeñas cuentas para situarnos. ¿Sería viable dar a cada español 700 euros al mes? Sé que 700 euros no son los 2.000 que se proponen en Suiza, pero tampoco el coste de la vida es el mismo, por ello imaginemos que se propone en nuestro país una renta similar al salario mínimo. Pues bien, 700 euros x 12 meses x 47 millones de personas, equivale a 395 mil millones de euros, cantidad cercana al gasto total en los Presupuestos Generales del Estado. En otras palabras, o elegimos renta básica o elegimos sanidad, educación, carreteras, justicia, seguridad, y un largo etcétera. Conclusión: inviable.

No pretendo ser exhaustivo en  los cálculos, solo mostrar que una renta básica universal e incondicional es inviable financieramente hablando. Y eso por no hablar de los efectos colaterales, puesto que las empresas se verían obligadas a subir los salarios para encontrar trabajadores provocando inflación o falta de competitividad, muchos negocios que dependen de tener “mano de obra barata” simplemente no serían viables y, además, si la actividad cayese seguramente también lo haría la recaudación de impuestos convirtiendo la financiación de la iniciativa en algo aun más complicado. Conclusión: inviable al cuadrado.

A pesar de lo disparatado que pueda parecer el debate, existen dos poderosas razones para no descartarlo. Por una parte no es ético que nadie se muera de hambre independientemente de lo que opine el capitalismo, y es que, tener lo mínimo para vivir y para labrarse una oportunidad debe ser un objetivo a alcanzar. Llamémosle renta básica, Estado de Bienestar, o Perico de los Palotes. La segunda razón es quizá aun más interesante, no desde el punto de vista humano, pero sí por darle sostenibilidad financiera a la utopía. Se llama Milton Friedman.

El impuesto negativo sobre la renta
Un liberal, y de los tercos, ¿dando sentido a la renta básica? Pues sí señores, es Milton Friedman quien ha popularizado la mejor propuesta, o la menos mala según él mismo, hecha hasta el día de hoy en lo que a objetivos buscados y viabilidad se refiere: hablamos del impuesto negativo sobre la renta. ¿En qué consiste? El impuesto negativo sobre la renta es un mecanismo consistente en establecer un umbral bajo el cual los ciudadanos, en lugar de pagar, reciben dinero del Estado aplicando un tipo impositivo sobre la cantidad que resta para alcanzar dicho umbral.

Pongamos un ejemplo que es como mejor se entiende. Imaginemos que en España deseamos establecer una “renta básica” de 500 euros al mes, pero queremos que sea financieramente viable y que no tenga efectos colaterales como la inflación o la desmotivación laboral. ¿Cómo podemos hacerlo? Muy sencillo, solo hay que establecer un umbral y un tipo impositivo acordes, por ejemplo 20.000 euros de umbral y un tipo impositivo del 30%. Así, quien gane más de dicho umbral simplemente tributará por la cantidad a mayores según el tipo impositivo que se establezca, en este caso el 30%. Por su parte, aquellos que ganen 20.000 euros ni recibirán ni pagarán. Por último, ¿qué ocurre con los que no llegan a la cifra de 20.000 euros?