30/12/13

Viure de forma més ajustada a la veritable essència de l’ésser humà que ens permeti gaudir millor del nostre pas per aquest món


QUÈ VOLS PEL 2014? 
QUÈ N’ESPERES? 





Són tantes les expectatives creades de cara a l’any nou que tenim a tocar, que si no s’esdevenen fets importants, pot molt ben ser decebedor. Què hauria de passar per a sentir-se ben curulls...?

-          Que s’ensorri el capitalisme ?
-          Que Catalunya s’independitzi ?
-          Que apareguin extraterrestres ?
-          Que el món doni voltes del revés ?

A mi particularment se m’acudeixen unes quantes qüestions per l’any nou

En l’aspecte personal:

-          Que gaudeixi d’unes condicions físiques pletòriques
-          Que creixi el meu pragmatisme i s’instal·li fermament
-          Que aflori la meva creativitat i li doni l’adequada sortida
-          Que executi primorosament la meva tasca vital, sigui la que sigui

En l’aspecte general, que el 2014 sigui l’any :

-          Del despertar de la consciència
-          De la transparència interpersonal
-          De la solidaritat espontània
-          De la comprensió, la tolerància i el compromís

I si algunes coses hem d’aprendre al 2014 aquestes podrien ser:

-          A responsabilitzar-nos de les nostres vides
-          A practicar el viure i el deixar viure
-          A donar sense esperar rebre
-          A escoltar més que no pas parlar

27/12/13

Una política activa de empleo para personas con discapacidad es altamente rentable para la sociedad.

EMPLEO SOLIDARIO...Y RENTABLE


Para llegar al lugar donde se fabrica un yogur de gran calidad hay que atravesar un hayedo fabuloso, preludio perfecto a una utopía realizada. En la Garrotxa (Girona), en plena Fageda d’en Jordà, se ubican las instalaciones de una cooperativa que emplea a la mayoría de los discapacitados psíquicos y personas con trastornos mentales severos de la comarca. Un dato que es el aval de un proyecto social muy importante, pero que muchos de los consumidores de los productos de la marca La Fageda ignoran o ignoraban la primera vez que probaron uno de los deliciosos yogures que produce.

Este desconocimiento no molesta a Cristóbal Colón, el fundador de La Fageda. Al contrario: siempre ha huido de que la discapacidad de los trabajadores sirviera como elemento de sensibilización del consumidor. Dice que la clave es que el producto se compre porque es bueno “y punto”. Vende calidad, no caridad –aunque esta práctica, en estos últimos años, ha vuelto con inquietante naturalidad en la sociedad española–. Esta política supone además un baño de autoestima para los empleados, porque la gente consume lo que hacen porque les gusta, no por pena.

La Fageda, un modelo de negocio que se estudia en la Universidad de Harvard, fue fundada en 1982 por Cristóbal Colón, un ex sastre de Zaragoza, quien estudió Psicología y, tras trabajar en los psiquiátricos españoles de los años setenta, se dio cuenta de que aquel modelo que condenaba a los enfermos mentales a un encierro de por vida no funcionaba. Colón defendía que el mundo del trabajo es una de las vías más rehabilitadoras, socializadoras y normalizadoras que existen, así que se puso manos a la obra para buscar soluciones fuera de los parámetros imperantes. No le arredró la estadística que dice que las personas con mayores problemas de empleabilidad son las que tienen discapacidad psíquica o trastorno mental grave.

24/12/13

Lo más importante ha sido reactivar el poder de la comunidad, y demostrar que juntos podemos


EL PUEBLO MÁS 'COMESTIBLE' DEL MUNDO
En Todmorden (Gran Bretaña), los vecinos plantan verduras, hierbas y árboles frutales en 70 espacios públicos. Cuando llega la hora de la cosecha, todo el mundo puede servirse gratis. Esta revolución hortícola y comunitaria tiene un nombre: Incredible Edible (Increíble Comestible).

Verlo para creerlo… Uno llega en tren a Todmorden, y lo primero que encuentra nada más salir de la estación es un suculento mapa de todos los cultivos que tenemos a mano, arropados por una inequívoca consigna en inglés: “Help yourself!” (“¡Sírvase usted mismo!”).
Acabamos de llegar al pueblo más “comestible” del mundo, donde cuajó hace seis años un idea “increíble” pero rigurosamente cierta… Se plantan a discreción verduras, hierbas y árboles frutales en 70 espacios públicos. Se forma una red de 280 voluntarios que se turnan y se dedican dos mañanas al mes a cuidar de los cultivos. Y todo el mundo (incluidos los turistas) pueden servirse gratis y a placer cuando llega la hora de la cosecha.
“Incredible Edible” da nombre ya una auténtica revolución de la agricultura urbana, con una red de 200 grupos repartidos por todo el planeta: de España a Australia, de Mali a Burkina Faso. Pero había que pasar necesariamente por ese pueblo grande de 15.000 almas, a veinte kilómetros de Manchester que estiran muy lentamente, para conocer “in situ” a las impulsoras (casi todas mujeres, casi todas rondando la cincuentena).
Pero antes de conocer a las “increíbles” mujeres de Todmorden, conviene respirar hondo y tomarle la medida al intrincado laberinto de casas de piedra y “puntos verdes” desde lo más alto. Si queremos maíz dulce o cebollas japonesas, no tenemos más que acercarnos a los lechos de cultivo de la policía local. Si queremos hierbas medicinales, habrá que ir a la “apoteca” natural que crece junto al hospital. A la puerta del teatro crecen las tomateras. Junto a la iglesia unitaria, en la colina más alta del pueblo, se prodigan las coles y las acelgas.

23/12/13

Una incompatibilidad con el orden económico establecido y con la limitadísima libertad política y mediática existente


LA NECESARIA SEGUNDA TRANSICIÓN

Artículo Este artículo define la situación existente en España y en Catalunya como el fin del periodo iniciado con la Transición española, mostrando nuevos movimientos que tienen un enorme potencial transformador. (Publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO, 20.12.2013)
España está viendo el final de un periodo que se inició en la Transición de la dictadura a la democracia, que ocurrió después de la muerte del dictador General Franco. Este lideró una de las dictaduras más crueles que han existido en Europa durante el siglo XX. Nunca debería olvidarse que por cada asesinato político que cometió el régimen fascista liderado por Mussolini, el régimen fascista liderado por el General Franco cometió 10.000, tal como ha documentado el Profesor Malefakis, experto en fascismo europeo, de la Columbia University de Nueva York en EEUU. Esta dictadura se inició en 1939, cuando las fuerzas golpistas que se levantaron en el año 1936 contra un gobierno democráticamente elegido triunfaron con la ayuda del nazismo alemán y del fascismo italiano, que proveyeron el material militar utilizado por el Ejército golpista del que la República carecía.
La brutalidad de aquella dictadura era necesaria para mantener un régimen impopular, que representaba los intereses de una minoría frente a una mayoría -las clases populares de los distintos pueblos y naciones que constituían España-. Era una dictadura totalitaria –y no solo autoritaria- que intentó imponer una ideología totalizante (es decir, que invadía todas las áreas más íntimas del ser humano, incluyendo el sexo y el lenguaje) conocida como nacionalcatolicismo, que era una mezcla de un nacionalismo imperialista asfixiante, que no reconocía la plurinacionalidad de España, y un catolicismo sumamente reaccionario, promovido por una jerarquía eclesiástica que formaba parte de aquel Estado dictatorial (los sacerdotes eran pagados por el Estado y el dictador nombraba a los obispos). No es cierto, pues, que la Iglesia se limitara a apoyar al Estado fascista. No, la Iglesia estaba mucho más involucrada en aquel régimen de lo que ahora admite. En realidad, la Iglesia era parte de aquel Estado y contribuyó a la represión, tanto ideológica como física, de aquel régimen. Muchos tribunales de la dictadura, encargados de la represión, tenían sacerdotes en su seno.

20/12/13

Los ladrones reclaman a la justicia que no les dejan robar. Vaya mierda de justicia y vaya mierda de gobierno.

EL SINDICATO DEL CRIMEN DE LAS ELÉCTRICAS DESAFÍA A LOS ESPAÑOLES 


Se confirma que la subasta SUBUR está manipulada, la gota que ha hecho desbordar el vaso es el incremento del 11% de la tarifa eléctrica para los 25 millones de hogares españoles. Habrá un antes y un después, ya que se confirma que esas cuatro empresas que se distribuyen el mercado eléctrico tienen más fuerza que el gobierno de la nación y es un desafío, al exhibir su chulería, a los españoles. 

El gobierno se ha quedado con la cara de tonto al ver que el sindicato del crimen le reta a provocar un pulso empecinándose a una subida del recibo de la luz descomunal dada la situación del país. Este aumento del 11% más el 1% de la parte que corresponde al gobierno, más el dichoso IVA es un 14,52% ¡Agua vaaa! ¿Estarán locos? Ahora todo han sido prisas para que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) encontrara un resquicio legal para anular la subasta de energía que propiciaba dicho incremento. Al menos existe una orden ministerial de 2009, que permite invalidar la subasta mayorista si se detectan“comportamientos no competitivos u otras faltas en el desarrollo de la misma”. La CNMC debía actuar “Antes de que transcurran 24 horas desde el momento de finalización de cada subasta Cesur, los representates nombrados por la Comisión Nacional de la Energía [actual CNMC] deberán validar los resultados, confirmando que no se han detectado comportamientos no competitivos u otras faltas en el desarrollo de la misma”. 

A buenas horas mangas verdes, el gobierno teme que el sector eléctrico haya manejado el proceso de formación de precios del mercado mayorista de electricidad durante los últimos días de una manera tendenciosa. Quizás les hubiera hecho falta los datos que ha proporcionado, desde hace tiempo, este blog respecto al déficit de tarifa demostrando que el sindicato del crimen de las eléctricas nos roba a manos llenas. El déficit de tarifa no existe.

19/12/13

Desvetllar l’energia que tenim ensopida a dins nostre per aconseguir l’empenta necessària que ens desenganxi de la perniciosa inèrcia que ens té a la majoria desactivats

 ON HEM DEIXAT LA IMAGINACIÓ?

En aquests temps convulsos, una bona dosi d’imaginació ens aniria força bé. Un exercici doblement útil doncs ens faria avançar i alhora ens mantindria desperts, alertes, en forma... a punt per a qualsevol contingència.

La imaginació, com tants altres recursos, la tenim adormida, rovellant-se de no fer-la servir. L’esforç d’aturar-nos a pensar, a exprimir-nos el cervell mínimament per donar una resposta creativa, no trillada, als reptes que se’ns presenten, no entra dins les possibilitats que contemplem. Ho volem tot “envasat” a punt per consumir.

Aquesta renúncia a inventar, a descobrir noves maneres de fer les coses -i més quan aquestes no van bé- és una malversació ostentosa. Desaprofitar per mandra una opció reflexiva que ens podria aportar solucions als problemes que ens aclaparen, sembla una temeritat excessiva davant el desgavell general que ens envolta i que no es pot redreçar sinó és amb mesures de caire diferent a les que ens hi han portat.

Primer hauríem de posar el “comptador a zero”, deixar anar totes les premisses que ens bloquegen la ment i, una vegada haguem fet neteja, havent fet lloc a dins nostre al buidar-nos de conceptes obsolets, estaríem en condicions d’accedir a noves idees, nous plantejaments, noves maneres d’enfocar el dia a dia de les nostres vides.

El potencial humà és enorme, inexplorat en quasi la seva totalitat. Som capaços de les més grans proeses i això és posa de manifest en situacions extremes. Quan estem sotmesos a circumstàncies de vida o mort, actuem per instint, sense temps per pensar, sense avaluar riscos, sense preguntar-nos si ho podem fer o no... ens hi llancem i assolim objectius que un cop passada la tensió ens sembla increïble haver-ho fet.

18/12/13

Banco de Alimentos es un mero gestor de excedentes que produce beneficios. La misma élite que hace donaciones se extiende justificantes de deducción del Impuesto de Sociedades.

BANCOS DE ALIMENTOS: Ellos se lo guisan, se lo premian y se lo desgravan. Y los voluntarios… ¡se lo trabajamos gratis!

Pues sí, vamos a decirlo así…
Ellos se lo guisan. Ellos se lo comen. Ellos se dan los premios. Ellos se condecoran por sus buenas acciones. Ellos se desgravan…

Pero antes que eso, ELLOS (los mismos que se lo guisan y se lo comen), dinamitan la soberanía de los países, demuelen sus economías, quitan a las personas sus trabajos, sus viviendas y su dignidad, modifican sus mentes, y les cuentan cuentos, desde pequeñitos, con los que les enseñan que hay que ser buenos, y que la principal característica de los buenos es que siempre son tontos, ya que se creen todos los cuentos… (“la cuna del hombre la mecen con cuentos…” que dijera el poeta León Felipe)

¿Y a qué viene todo esto? Pues tiene que ver con la información sobre el absoluto maquiavelismo de lo que estamos viviendo. Justo después de la jornada de recogida de alimentos en la que tantos voluntarios han colaborado recientemente, tanto donando productos en los comercios, como en su recogida y transporte hacia los Bancos de Alimentos, tuve acceso a esta información…

Después – intuyendo ya automáticamente, a estas alturas del despertar- que era muy verosímil, quise hacer una búsqueda sobre el Banco de Alimentos de mi ciudad…
¿Qué fue lo primero que encontré? Que TODOS los Bancos de Alimentos a nivel nacional estaban federados! La FESBAL es la Federación Española de Bancos de Alimentos (aunque, curiosamente, lo de Federación no aparece en su logo -ELLOS siempre saben muy bien qué palabras deben aparecer y cuáles no…!).

17/12/13

Esperemos que nadie haya de dar su vida por la libertad. De momento los hay que están dando su tiempo y corriendo ciertos riesgos por los derechos y libertades de todos

ESTAMOS ENFADADOS, PERO NO LO BASTANTE
La gente está más atemorizada que enfadada. Las malas noticias nos tienen amedrentados y somos capaces de sacrificar nuestra libertad por la ilusión de la seguridad aunque apenas quede nada que proteger. Además, las formas de participación política más costosas vienen sufriendo el desgaste del miedo. Y los gobiernos, lo saben. 

Iba a titular: ¿Qué tiene que pasar para que “el nivel de discrepancia en España” deje de parecerle a Wert y al gobierno en general “una fiesta de cumpleaños”? pero he preferido versionar a los Ilegales porque solo voy a tratar una modesta hipótesis sobre por qué no arde la pólvora en nuestras calles: porque la gente está más atemorizada que enfadada. 
La teoría de la inteligencia afectiva de MacKuen y Marcus trata sobre el razonamiento emotivo y destaca la importancia de las emociones en nuestra manera de procesar información y producir juicios políticos. Ciertas emociones, principalmente negativas, y sobre todo la ansiedad, activan el sistema de vigilancia. Éste hace que el individuo busque más información sobre un tema y reflexione al respecto. El sistema de disposición, en cambio, activado por emociones como el entusiasmo, nos llevaría a actuar y no a  rumiar sobre lo que desencadena la emoción. Desarrollos posteriores señalan que no todas las emociones negativas pertenecen al sistema de vigilancia. La ira, por ejemplo, desencadena reacciones propias del sistema de disposición, de manera que se ha encontrado relación entre el enfado y la participación política.  También Stéphane Hassel lo vio claro sin tanta teoría: la indignación, prima hermana del cabreo, es un importante motor de cambio político. Parálisis o acción. Miedo o ira. Entre estos dos sentimientos nos debatimos en medio de noticias sobre desahucios, recortes, corrupción, privatizaciones y nuevas leyes demenciales.
¿Cómo andamos de ira los españoles? Regular. La evolución entre 1989 y 2012 de la mención de la irritación y la indiferencia entre los dos principales sentimientos que los españoles asocian a la política. En torno a un 20% de los españoles sentían irritación hace unos 20 años. Desde el 2002, y sobre todo desde 2007, esta proporción crece hasta el 40%. La serie sigue una evolución inversa a la indiferencia, especialmente desde la crisis. Más irritados y menos indiferentes, bien. Pero la creciente irritación no llega a afectar ni al 50% de la población española, frente al 71% que lo que principalmente siente ante la idea de “política” es desconfianza. 

16/12/13

No desees lo que no dependa de ti o garantizarás tu insatisfacción

SÓLO ES FELIZ QUIEN NADA ESPERA
André Compte-Sponville


¿Qué es un filósofo?                             

—Tú..., si intentas pensar tu vida y vivir tu pensamiento.

Suena... egocéntrico, ¿No?

—No, tu vida, aquí y ahora, está incardinada en la sociedad, en la historia, en el mundo. Y vivir tu pensamiento significa ¡Actuar!

¿Con qué fin?

—¡Vivir mejor! Filosofar es eso: Pensar mejor para vivir mejor.

¿Y qué es vivir mejor?
—¡Ésa es la pregunta filosófica por excelencia! Al hacértela, estás ya filosofando.

Mira por dónde...

—Filosofar es intentar responder esencialmente a esa pregunta: ¿Cómo vivir?. Otras ramas del pensamiento pueden responder a muchas otras preguntas, ¡Pero no a ésa!

Pues ayúdeme a filosofar: ¿Cómo vivir?

—Felices.

13/12/13

La independencia per se no garantiza ni un país ni una vida mejor

¿QUÉ CATALUNYA NECESITAMOS?


Tras unas semanas y días de intrigas palaciegas en el Parlament de Catalunya, finalmente “Habemus Pregunta” y “Habemus Fecha”. Al estilo de nuestros tiempos, se trata de un pack dos en uno: “¿Quiere usted que Catalunya sea un Estado? Y si es así, ¿independiente?”. Una fórmula que da cabida a distintas sensibilidades y que pone sobre la mesa el derecho democrático del pueblo catalán a decidir su futuro.

A pesar de que Artur Mas se ha erigido, una vez más, como el artífice de dicho acuerdo, el “mesías”, la Catalunya que quiere “el president” dista mucho de la que necesitamos la mayoría. La Catalunya de CiU és la Catalunya de la miseria, los recortes, los desahucios, el hambre, la pobreza y la represión. Y su derecho a decidir se enmarca en una encotillada visión de un soberanismo políticamente correcto que solo permite decidir si “Estado propio sí o no” o “Estado independiente sí o no”. El cómo queremos que sea dicho Estado, parece ser, como diría el ex-muy honorable Jordi Pujol, “hoy no toca”.

Nosotros, los de abajo, necesitamos una Catalunya republicana y del 99%, esa que no debería saber ni de papeles, ni banderas, ni DNIs. La que construimos en nuestro día a día, a partir de la solidaridad, la ayuda mutua, la cooperación y la desobediencia. La Catalunya de los sin trabajo, sin casa, sin educación, sin sanidad, sin papeles, porque nos lo están robando todo. La Catalunya a quien espían, golpean, detienen, quitan un ojo, a la que quieren silenciar y se resiste, aunque les pese.

Necesitamos una Catalunya amiga de otros pueblos, empezando por los que configuran el Estado español. No aquella que tacha a sus vecinos de ladrones, con un “Madrid nos roba”, pensando que así olvidaremos a la panda de cleptómanos que tenemos en casa. El discurso hegemónico nacionalista, ya sea catalán o español, conduce a la confrontación entre clases populares reduciendo, intencionadamente, el derecho a decidir, el soberanismo o la independencia a una lucha de banderas. El quid de la cuestión no está en cambiar una enseña por otra sino en llevar esta independencia hasta sus últimas consecuencias. O lo que es lo mismo: exigir una Catalunya libre de pobreza, recortes, banqueros-ladrones, paro, desahucios, políticos-corruptos, hambre, y represión.

12/12/13

La actividad de las personas es la que crea esta moneda, que se usa para compensar los servicios que unos se prestan a otros

DINERO Y TRUEQUE SOCIALES PARA BURLAR A LOS 'MERCADOS'

Las iniciativas de moneda social permiten desarrollar redes de bienes y servicios de manera local y solidaria

Para afrontar problemas muy globales y de gran magnitud, las acciones locales pueden ir aportando singulares formas de resolverlos. Sumadas, son una gran solución. 
¿En qué consisten? ¿Cómo funcionan? Se trata de una mezcla de trueque y dinero en un ámbito geográfico reducido que, a día de hoy, está tejiendo redes de servicio muy reales en barrios de ciudades españolas. A estos proyectos híbridos podemos conocerlos por el concepto de moneda social o moneda local. La actividad de las personas es la que crea esta moneda, que se usa para compensar los servicios que unos se prestan a otros. Una mudanza, tantas monedas sociales; unas barras de pan, otras tantas. El que presta el servicio se añade saldo. Cuando él haga uso de algo, se restará de su saldo.
Estos emprendimientos de carácter entre social y monetario se están extendiendo. Tanto es así que en mayo pasado se realizó un encuentro. Vamos por partes y ejemplos.
En el norte del casco histórico de Sevilla funciona Puma. Con esta manera de trabajar, los pumas sevillanos compran patatas o la reparación de un grifo. En la red de usuarios se crea una cartilla donde se van anotando las aportaciones y gastos de cada persona registrada que utiliza el sistema: el debe y el haber "siempre suman cero para impedir la especulación", señalan en el proyecto. La evolución del plan ha creado una “central de abastecimiento” que permite “autoabastecernos, a través de la moneda social Puma, de productos básicos de alimentación, higiene y limpieza”.
Más ideas a partir de este emprendimiento: MercaPuma, un rastrillo donde comprar, vender o intercambiar. "Abierto a todo el mundo", sus aportaciones en euros contribuyen a proveer de productos la mencionada central de abastecimiento.

11/12/13

La Vida es IMPREVISIBLE y ahora más que nunca hay que coger con fuerza el timón pues la mar en calma no da buenos marineros

LA ILUSIÓN DE UNA VIDA

PROGRAMADA


Parecía que si vivías en Occidente (el de los hipermercados, seguros, tele y consumo), todo estaba bajo control y apenas podía haber riesgos en tu existencia. La sociedad ha vivido con poca tolerancia a la incertidumbre y cada causa que le hiciese salir de la zona de confort se metía debajo la alfombra o se medicaba, para que todo volviera a ser como antes: una vida ajena al cambio continuo y la evolución-aprendizaje que escuece.
Hasta que la crisis se ha llevado por la borda la seguridad emocional de que el Estado nos va a cuidar, ahora parece que nos va a torturar en cambio, y la sociedad no ha tenido más remedio que abrir los ojos, salir a empujones de la zona de comodidad conocida, percibir de forma diferente la Vida y su sentido, comenzar a fluir y auto-responsabilizarse de los actos sobre los que si tenemos control y que son muchos (pensamientos, emociones, actitud ante las circunstancias)
El siguiente artículo titulado “La ilusión de una vida programada” fue publicado en el periódico La Vanguardia en febrero del 2005 en un momento de confluencia de varias catástrofes: el tsunami asiático, el incendio del emblemático rascacielos Windsor en Madrid y el hundimiento de varias casas de un barrio -el Carmel- en Barcelona, y nos habla de la mentira del control del progreso, de que a menos tribu-familia estructurada más a la deriva ante las olas de la Vida, el aumento de la medicalización de las emociones y la falsa creencia de que los seguros lo pueden resolver todo, todo y todo
¿Cómo nos sentimos 8 años después tras terremotos económicos y sociales y pérdida progresiva de derechos adquiridos?
La Vida es IMPREVISIBLE y ahora más que nunca hay que coger con fuerza el timón sabiendo que la mar en calma no da buenos marineros
La ilusión de una vida programada

10/12/13

Trabaja sobre ti y ten amigos: Con eso atravesarás las pruebas de la vida. ¡Vivirás bien!

ME QUEDÉ EN PARO... Y LA FILOSOFÍA ME SALVÓ
Jean-Louis Cianni
                        
¿Qué tienen que ver el paro y la filosofía?
- Yo me quedé en paro... y la filosofía me salvó.

¿Cómo le salvó?
- Me consoló, y salí adelante. De hecho, la filosofía antigua enseñaba eso: Cómo vivir. Durante 1.500 años, ésa fue su funciónMostrarte el modo correcto de vivir.

Si me quedo en paro, ¿Leo filosofía?
- Las adversidades te desencadenan estados de ánimo... que los filósofos ya confrontaron antes que tú. ¿Por qué no aprovechar sus hallazgos?

¿Qué estados de ánimo?
- Yo los he experimentado. Primero sientes que eres un «muerto social»: Ya no eres nada para nadie, y acabas por no serlo ni para ti mismo. Y de ahí deriva una serie de males conductuales, psíquicos y hasta físicos.

¿Cómo se quedó usted en paro?
- Por una regulación de empleo en Air Littoral, donde yo era director de comunicación. Antes de eso había sido periodista. ¡Yo nunca había estado en paro! Y a los 49 años me encontré sin trabajo, con tres hijos, esposa con empleo a tiempo parcial... y quince años de hipoteca por pagar.

Desagradable trance.
—Todos los males fueron aflorándome: No saber gestionar el tiempo, soledad, achaques físicos, autodevaluación, frustración, depresión... Sufrimientos todos derivados de no reconocerme, de sentirme socialmente muerto... ¡Necesitamos ser reconocidos!

9/12/13

Si desobedecemos ponemos en evidencia la falta de legitimidad de tantas medidas arbitrarias.

EL DERECHO A LA DESOBEDIENCIA CIVIL
La historia de la humanidad está repleta de leyes injustas que fueron modificadas gracias a la presión social
¿Cuestionaría alguien hoy las estrategias de desobediencia de Rosa Parks o de la resistencia judía contra los nazis?

"Nuestro problema no es la desobediencia civil, sino la obediencia" 
Howard Zinn, historiador y activista estadounidense

Rosa Parks demostró ya hace décadas la importancia de la desobediencia como estrategia. Cuando el 1 de diciembre de 1955 un conductor de autobús amenazó con llamar a la policía si Parks no cedía su asiento a un pasajero blanco, ella contestó: “Llámela”. Las consecuencias de aquella histórica actitud las conocemos todos. Aquello supuso el principio del fin de la segregación racial que se aplicaba de forma sistemática en diversos puntos de Estados Unidos.

¿Cuestionaríamos hoy a Rosa Parks o a las mujeres sufragistas que conquistaron su derecho al voto a través de la desobediencia civil? ¿Defenderíamos que se las multara con 30.000 euros? ¿Pondríamos en tela de juicio a la resistencia judía contra el nazismo o a los insumisos que contribuyeron a la supresión del servicio militar obligatorio?

Las leyes no son siempre justas. La ley amparó la persecución de judíos en la Alemania nazi, la ley permite la discriminación de los palestinos, la ley facilitó el apartheid en Suráfrica o condenó a los negros a la esclavitud en Estados Unidos.

5/12/13

Seguro que habría quien defendiera que “no se puede hacer otra cosa” y “es lo que toca”


¿Y si el PP legislara que hay que colgar por los pies a los pelirrojos de 5 a 7?


Lo comenté hace unos días en Twitter, a raíz de la Ley Mordaza, y la gente aseguró que cuantos no fueran pelirrojos mirarían para otro lado. Muy probablemente. El resto de los partidos harían declaraciones y preguntas parlamentarias. Y en Europa diversos organismos mostrarían su seria preocupación. Pero empiezo a pensar que también los afectados, los pelirrojos, mostrarían una actitud parecida, dado que ya está ocurriendo. Varias leyes y actuaciones que ha llevado a cabo el PP son igual de arbitrarias que el asunto de los pelirrojos, igual o más dañinas, pero se contemplan como ejercicio del poder.

En ese caso pues, también les permitiríamos que dictaran una norma por la que los hombres solo pudieran comer los días pares y las mujeres los impares. Lo que quieran. Seguro que habría quien defendiera que “no se puede hacer otra cosa” y “es lo que toca”. Como si de vez en cuando nos atacara un virus maligno, irremediable. Y aunque vieran comer a cuatro mandíbulas a las élites que se autodesignan a sí mismas como tales.
Pero es malo caminar contracorriente. Una costumbre que a mí me afean desde hace muchos años. Una se topa con masivas reuniones de periodistas, con periodistas de renombre como interlocutores, y comprueba que no está en la corriente que se lleva.

4/12/13

Un Estado que trata como delincuentes a los ciudadanos que se manifiestan para pedir más democracia, para exigir que se cumplan los programas electorales o para protestar contra los recortes sociales ¿se puede considerar democrático?

SENDEROS DE REPRESIÓN
ASALTO A LAS LIBERTADES (I)

Primero vinieron a por los derechos, ahora a por las libertades. Pero no lo han tenido fácil: se han encontrado con la resistencia y movilización popular, mareas y huelgas generales. Y eso es lo que les ha puesto nerviosos. Cuando un gobierno aplica una política antisocial de forma sostenida, cuando intenta robar el futuro a sus ciudadanos, solo le queda la mentira y la represión para mantenerse en el poder. Con el revuelo ocasionado por el proyecto de ley de Seguridad Ciudadana se han encendido todas las alarmas, pero no es la única agresión.

Antes está el proyecto de nuevo Código Penal de Gallardón y se anuncia para después una ley de Servicios Mínimos para recortar el derecho de huelga. Son tres patas sobre las que asentar una legislación para reprimir la protesta ante la injusticia. Son un intento de criminalización generalizada del conflicto social que se lleva por delante derechos y libertades constitucionales y nos puede colocar en la senda hacia el fascismo. Analizaremos las tres agresiones, pero antes intentemos comprender la lógica autoritaria del poder y ver la práctica represiva que viene aplicando.

Es muy esclarecedor el análisis del historiador Peter Burke. Dice: “La estrategia del miedo para evitar la revuelta es una constante en la historia de la humanidad. Pero me interesa más, como constante histórica, la teoría de por qué la gente se rebela. Las primeras teorías afirmaban que la población se rebela cuando las cosas van a peor. Por ejemplo: sube el precio del grano y estalla la Revolución Francesa. Sin embargo, tanto los historiadores como los teóricos sociales han subrayado, más recientemente, que las rebeliones se asocian a la ruptura de las expectativas crecientes. Cuando las cosas dejan de ir a mejor y se habían creado grandes expectativas, es cuando la gente se siente más insatisfecha. Más todavía que si las cosas van a peor de forma lenta y progresiva. Por tanto, las expectativas defraudadas son el contexto más propicio para que estallen las revueltas. Eso significa que el momento más peligroso para un Gobierno es cuando aplica reformas que no contentan a la población, porque la gente quiere otro tipo de reformas o a otro ritmo”.

3/12/13

La bestia no quiere bozal, ni críticas, ni protestas que se le vayan de las manos. Solo consumidores dóciles y atemorizados.

CONTRA EL MIEDO Y POR LA LIBERTAD

Resistir al miedo, golpear juntos.

Llevamos casi cinco años conviviendo con un capitalismo desbocado que no acepta límites. Que avanza sin pudor y aspira a mercantilizarlo todo. La vivienda, la sanidad, la educación, el espacio público, las relaciones afectivas. Para avanzar, este proceso necesita quebrar la autonomía individual y colectiva. Aislar a las personas y reducirlas a la servidumbre, a la impotencia.

El consumismo dirigido, la alienación programada, son eso: figuras de la impotencia. La otra es el miedo. A ser desahuciado, a perder un empleo, a no poder pagar las deudas, a ser multado en el metro, a ser expulsado por no tener papeles, a ser detenido en una manifestación o en una ocupación.

El individualismo, el miedo, la servidumbre voluntaria e involuntaria, son formas de impotencia que se dan la mano. Todas están en la base de la deudocracia.

Esta historia, desde luego, no es nueva. La deudocracia es hija del neoliberalismo. Y este del afán capitalista de soltar amarras. De librarse de las ataduras impuestas por las luchas y resistencias populares. Tras el hundimiento del socialismo irreal, lo sabemos, la bestia no quiere bozal. No tolera los límites jurídicos, los derechos, las leyes. A menos, claro, que sean sus propias leyes. Las que benefician a los bancos, a los grandes evasores fiscales, a la oscura trama de la cleptocracia.

Esas leyes, sí. Las que aseguran la “culpabilidad de las sardinas” y la “impunidad de los tiburones”, como decía la gran Rosa Luxemburgo. Lo otro, los derechos humanos, son un incordio. Una atadura inaceptable. Da igual que se trate de los derechos sociales y ambientales que de los civiles y políticos.

La bestia no quiere bozal, ni críticas, ni protestas que se le vayan de las manos. Solo consumidores dóciles y atemorizados. Puede aprobar sin inmutarse normas indecentes que dejan a miles de personas sin trabajo, sin casa y sin futuro. Pero ladra indignada contra un piquete sindical o contra las pegatinas de un escrache. Así, mientras estrangula el Estado social, mientras liquida los bienes comunes, monta el Estado penal, la excepcionalidad punitiva, la vigilancia continua.

2/12/13

Ojalá pudiéramos escuchar las explicaciones de los demás con atención, respeto y empatía

SELBA - Boletín Diciembre 2013
Hola amig@s,

Hace unos días llegó un juguete a mi pueblo, una pala excavadora capaz de hacer unos agujeros enormes en el suelo en un plis. Hicimos una balsa, limpiamos un antiguo depósito, sacamos escombros de un lugar, rebajamos la calle para quitar futura humedad en una casa... Una maravilla!!! Con un juguete así, levantábamos el pueblo en cuatro días. Bueno, no todo fue de color de rosas, hubo algunos problemillas. Tomar decisiones en tan poco tiempo no es fácil, el alquiler de la pala costaba un riñón y no podía perder ni un minuto, y había que decidir. No hubo tiempo para hablar con todos los vecinos, consensuar una decisión, y algunos se enfadaron con las decisiones tomadas.

Esta es nuestra dinámica habitual en el pueblo, enfadarnos por lo que hacen otros y no reconocer, o no prestar suficiente atención a lo que hacemos nosotros y afecta a los demás. O al menos, ha sido la dinámica habitual durante muchos años. Una pena. Tal vez algún día nos atrevamos siquiera a pensar que nadie hace las cosas para fastidiar, que cada uno hace lo que puede en cada momento, que la respuesta de una persona a una situación nueva es el resultado de un saber acumulado por esa persona durante años y que, por tanto, es la mejor respuesta que es capaz de dar en ese momento.

Ojalá fuéramos capaces de ver que si nuestra respuesta es diferente se debe simplemente al hecho de que nuestra experiencia vital es diferente, pero no por ello somos mejores ni peores que los demás. Que nadie merece ser juzgado porque lo que hace o dice no nos gusta. Ojalá pudiéramos escuchar las explicaciones de los demás con atención, respeto y empatía, y desde ahí hablar asertivamente para decir cómo vemos nosotros las cosas, qué hubiéramos hecho en una situación dada, qué sentimientos nos ha generado lo ocurrido, o que propuesta tenemos para resolverla.

Todos aprenderíamos de una comunicación así, una comunicación sin juicio moral ni castigo, empática en la escucha y asertiva en la expresión de nuestra opinión.
  
Un cordial saludo, Ulises
________________________________________

BOLETIN DICIEMBRE

29/11/13

¿Todo para la banca y nada para la ciudadanía?

El bloque ocupado de Salt es más que una vivienda, es un proyecto de vida en común
El Bloque ocupado de Salt será desalojado según orden judicial, un día a partir del 27 de Noviembre. El #BlocdeSalt lo habitan 15 familias haciendo vida en común -38 personas, 18 de las cuales son menores-. Y no sólo viven juntas, sino que lo comparten todo. Los recursos económicos individuales de que disponen son muy limitados pero todos juntos, compartidos, les permiten vislumbrar un futuro digno. Ahora las quieren echar, separarlas. Lo sienten como un robo, un expolio a su derecho a construir un proyecto vital, a soñar un devenir con derechos y deberes de acuerdo a la condición de humanos expresada en la Declaración de Derechos Humanos de Naciones Unidas.
Individualmente se sienten vulnerables, juntas se cruzan con fuerzas suficientes para progresar. Y lo hacen compartiendo el dinero, generando nueva economía expresada en el intercambio desinteresado dentro y con los de fuera, asumiendo nuevos papeles en los que las mujeres son el eje central de la sostenibilidad y del desarrollo del proyecto. ¿Por qué pues quieren separarlas si el objetivo de los gobiernos debería ser dar satisfacción a los derechos inalienables de la ciudadanía? ¿Qué cargas conlleva para el Govern, para el Gobierno, que estas familias continúen viviendo en el Bloque? ¿O es que les da miedo que otros ciudadanos reclamen aquello a lo que tienen derecho, una vivienda y un proyecto de vida digno y viable?

28/11/13

Una semilla que está empezando a brotar es la denominada "economía consciente"

EL AMANECER DE OTRA ECONOMÍA 

"No hay nada más poderoso que una idea a la que le ha llegado su momento" (Víctor Hugo)

Todo lo que ha sucedido a lo largo de este año no ha sido bueno ni malo. Simplemente ha sido necesario.

Al tomar un poco de perspectiva, concluimos que las crisis no son más que puntos de inflexión en nuestra larga historia de transformaciones sociales y económicas. En realidad, son el puente entre lo que somos y lo que estamos destinados a ser.
Esta última crisis, por ejemplo, nos ha servido para darnos cuenta de que estamos evolucionando de forma inconsciente. A grandes rasgos, hemos creado un sistema que nos obliga a trabajar en proyectos en los que no creemos para poder comprar cosas que no necesitamos. Y encima pagando un precio muy alto: la progresiva deshumanización de nuestra sociedad, así como la contaminación del medio ambiente, del que ya casi no formamos parte.

Lo sucedido este año también ha puesto de manifiesto que como sociedad y sistema todavía no sabemos quiénes somos ni hacia dónde vamos. Además, esta falta de propósito y de sentido nos genera un gran vacío en nuestro interior. Y por más que triunfe la cultura de la evasión y el entretenimiento, no logramos llenarlo con nada del exterior. El problema es que hemos comenzado la casa por el tejado. Nos falta lo más esencial: los pilares sobre los que sostenerla. Y la solución pasa por aprender lo que la crisis nos ha venido a enseñar.

27/11/13

Necesitamos la sublimación del enfado y la transformación de la rabia para convertirla en motor de cambio

TÚNELES CON LUZ Y CASAS A OSCURAS

Cuando el sol se pone cada día, hay gente que se enfunda dos pijamas, apaga las luces y se mete en la cama. No lo hacen porque les guste irse a dormir a las siete de la tarde, sino porque no tienen cómo afrontar el pago de la luz, ese bien que las eléctricas distribuyen cada vez más a precio de oro. No lo hacen porque sean frioleros, sino porque no disponen de recursos para poder pagar el precio cada vez más prohibitivo de la calefacción. 

No es una anécdota aislada. Es un relato habitual ya no solo de trabajadores sociales, que mantienen contacto directo con las personas más necesitadas, sino de gente cercana, de integrantes de movimientos sociales, de asistentes a asambleas de barrio, de familias aparentemente normales que coinciden contigo a las puertas del colegio esperando a los niños.
 

En 2012
 1,4 millones de viviendas sufrieron cortes de luz en España por impago. En los últimos seis años la factura eléctrica se ha disparado un 60% y la renta media de los hogares ha descendido al menos un 8,5%. Hagan los cálculos... 

El objetivo debe ser el bien común, y el capital, el dinero y el beneficio deben ser el medio para conseguirlo.

LA ECONOMÍA DEL BIEN COMÚN

"Hay que limitar el poder económico de las empresas"

Christian Felber es el impulsor de la economía del bien común, una corriente que propone poner la economía al servicio de la ciudadanía, potenciar las empresas y productos éticos y medir el bienestar de las personas
"La característica más destacada de la construcción de la unión monetaria es la falta de democracia"
"Es un éxito ideológico el que el mercado aparezca como natural, cuando es en su totalidad creación del Estado"
Christian Felber no es economista pero su propuesta, la llamada economía del bien común, tiene cada vez más adeptos. Sus ideas son sencillas y con un parecido razonable a las que desde otras corrientes de pensamiento heterodoxo han cobrado fuerza aupadas por la crisis y la búsqueda de alternativas: economía al servicio de la ciudadanía, medir el bienestar más allá de datos económicos, potenciar el comercio justo...
Este pensador austriaco propone, por ejemplo, un semáforo del bien común que sirva para identificar rápidamente cómo de ético es un producto o empresa. En Austria, están también poniendo las bases de un futuro banco del bien común, con las mismas funciones de una entidad financiera habitual pero guiado no sólo por la viabilidad económica, sino por su aportación a la sociedad. Y donde la palabra especular, claro está, estaría prohibida.